/ lunes 29 de octubre de 2018

CARREREANDO LA CHULETA

CAFÉ DE MIS AMORES

La filósofa de Xochiltepec solía decir: mal si tienes peor si no, algo que claramente se aprecia en estas tierras, tenemos tantas riquezas que a veces ya no sabemos ni qué atender, a cuál darle prioridad, que si la selva, las reservas, los ríos, que si el plátano, el café…

Y no sé usted pero yo inicio mis días dos veces, la primera en piloto automático cuando suena el despertador y la segunda, que es cuando ya más o menos carburo, pienso, cuando puedo tomar decisiones y empezar a molestar a la gente: después de mi café.

Es por esto que celebré que el gobernador electo de Chiapas, Rutilio Escandón Cadenas, ante lo que llamó la peor crisis de la historia del café, dijera que su gobierno establecerá una política de Estado para rescatar esta actividad productiva, una de las más importantes incluso para el país; el objetivo es que “prevalezca el principio de subsidiariedad directo para incentivar a los productores y erradicar el coyotaje y los moches que tanto han dañado la economía de casi 200 mil caficultores chiapanecos”.

La idea no es mala, con el café pasa lo que con la mayoría de los productos, el consumidor final acaba pagando una millonada (seguro alguna vez ya le tocó pagar un café de casi cien pesos) y al productor le compran a precios de miseria ¿dónde se queda el dinero? Pues precisamente en los coyotes, en los múltiples intermediarios.

Nuestro Estado ya no es el productor estrella, por lo que se buscará recuperar los niveles históricos de producción que se ubicaban en 1.5 millones de sacos anuales, mismo que en el periodo del 2015 al 2016 se desplomó a menos de un millón de sacos principalmente por el hongo de la roya.

Así como nos pasa con el cacao y nuestro chocolate que es el mejor a nivel internacional, pues también aquí en Chiapas se produce el mejor café del mundo (arábiga 85 por ciento, natural y robusta), por su altitud y humedad, circunstancias ambientales que deben ser bien aprovechadas por el sector. Hay casi 176 mil productores distribuidos en 88 municipios principalmente: Ángel Albino Corzo, Tumbalá, Yajalón, Copainalá, Ocozocoautla, San Cristóbal, Comitán, Bochil, Pichucalco, Ocosingo, Palenque, Motozintla, Tapachula, Unión Juárez y Mapastepec, muchos de ellos ubicados en nuestra adorada región Costa-Soconusco.

Pero no es todo, Escandón Cadenas anunció la creación del Instituto del Café Mexicano -cuya sede esperamos la pongan por acá- y que se enfocará a la investigación, al fomento integral y tendrá a su cargo la coordinación de la caficultura mexicana, según las líneas de acción del Proyecto de Nación 2018-2024.

Además, se establecerá un programa presupuestal multianual para el periodo 2019-2024 destinado al rescate del sector cafetalero y recuperar la producción con la renovación de cafetales con plantas resistentes a la roya, un programa multianual de fomento productivo integral diferenciado por región y tipo de productor y con un sistema de asistencia técnica a través de los productores.

Algunos de los asuntos en los que se va a trabajar una vez que el gobierno de Rutilio Escandón entre en funciones serán: poner orden y dar certeza con precios de garantía, organizar el mercado, otorgar seguridad en la producción, un esquema especial de garantías e incentivos
para el financiamiento del programa de renovación de cafetales, con la participación de la Secretaría del Campo, Sagarpa y la Banca de Desarrollo; el diseño de programas para el control de la roya, otro para la producción de semilla y planta certificada de las variedades de más calidad, uno más de productividad y otro de hibridación y mejoramiento genético.

Se buscará además junto con el gobierno Federal “controlar las importaciones a fin de impedir la entrada de cafés de mala calidad y de contrabando, principalmente de Centroamérica”, cosa que por cierto, bien podría hacerse con varios productos y no por proteccionismo, simplemente porque es la mejor manera de reactivar nuestra economía, aún no me cabe en la cabeza cómo es que teniendo el mejor café, aún en esta zona haya negocios que ofrezcan café soluble de ese que procesan quien sabe dónde y que como sabemos es mitad garbanzo molido, en el mejor de los casos.

Para variar, las zonas productoras de café no están en la abundancia económica que deberían (ni las bananeras, ni las petroleras), muchas de ellas en realidad, tal como lo refirió el gobernador electo, son indígenas y se encuentra en condiciones de marginación y pobreza como resultado del abandono del sector, la degradación ambiental y la falta de una política cafetalera.

Nos está ya haciendo falta explotar adecuadamente todo lo que tenemos aún y si no comenzamos ya, al rato no va a quedar ni el recuerdo. Como lo habrá notado vienen buenas noticias para el sector, gran falta nos estaba haciendo por cierto, así que apoyemos para empezar, consuma café chiapaneco y no sólo va a tener días maravillosos, lúcidos y creativos, además en una de esa le salen hermosos colochos como los míos.

Cambiando de chuleta pero continuando con las buenas noticias, quiero mandarle una gran felicitación al amigo Andrés Sánchez, quien no sabe quedarse en paz y ahora anduvo hasta el norte del país, en donde el Colegio Civil Centro Cultural Universitario de la Universidad Autónoma de Nuevo León, le otorgó el grado de Doctor Honoris Causa, mismo que como sabe, otorgan los centros de enseñanza superior a aquellos profesionales destacados en mérito a su gran labor, buena reputación, virtud y acciones de servicio. ¡Enhorabuena! Más que merecido.

CAFÉ DE MIS AMORES

La filósofa de Xochiltepec solía decir: mal si tienes peor si no, algo que claramente se aprecia en estas tierras, tenemos tantas riquezas que a veces ya no sabemos ni qué atender, a cuál darle prioridad, que si la selva, las reservas, los ríos, que si el plátano, el café…

Y no sé usted pero yo inicio mis días dos veces, la primera en piloto automático cuando suena el despertador y la segunda, que es cuando ya más o menos carburo, pienso, cuando puedo tomar decisiones y empezar a molestar a la gente: después de mi café.

Es por esto que celebré que el gobernador electo de Chiapas, Rutilio Escandón Cadenas, ante lo que llamó la peor crisis de la historia del café, dijera que su gobierno establecerá una política de Estado para rescatar esta actividad productiva, una de las más importantes incluso para el país; el objetivo es que “prevalezca el principio de subsidiariedad directo para incentivar a los productores y erradicar el coyotaje y los moches que tanto han dañado la economía de casi 200 mil caficultores chiapanecos”.

La idea no es mala, con el café pasa lo que con la mayoría de los productos, el consumidor final acaba pagando una millonada (seguro alguna vez ya le tocó pagar un café de casi cien pesos) y al productor le compran a precios de miseria ¿dónde se queda el dinero? Pues precisamente en los coyotes, en los múltiples intermediarios.

Nuestro Estado ya no es el productor estrella, por lo que se buscará recuperar los niveles históricos de producción que se ubicaban en 1.5 millones de sacos anuales, mismo que en el periodo del 2015 al 2016 se desplomó a menos de un millón de sacos principalmente por el hongo de la roya.

Así como nos pasa con el cacao y nuestro chocolate que es el mejor a nivel internacional, pues también aquí en Chiapas se produce el mejor café del mundo (arábiga 85 por ciento, natural y robusta), por su altitud y humedad, circunstancias ambientales que deben ser bien aprovechadas por el sector. Hay casi 176 mil productores distribuidos en 88 municipios principalmente: Ángel Albino Corzo, Tumbalá, Yajalón, Copainalá, Ocozocoautla, San Cristóbal, Comitán, Bochil, Pichucalco, Ocosingo, Palenque, Motozintla, Tapachula, Unión Juárez y Mapastepec, muchos de ellos ubicados en nuestra adorada región Costa-Soconusco.

Pero no es todo, Escandón Cadenas anunció la creación del Instituto del Café Mexicano -cuya sede esperamos la pongan por acá- y que se enfocará a la investigación, al fomento integral y tendrá a su cargo la coordinación de la caficultura mexicana, según las líneas de acción del Proyecto de Nación 2018-2024.

Además, se establecerá un programa presupuestal multianual para el periodo 2019-2024 destinado al rescate del sector cafetalero y recuperar la producción con la renovación de cafetales con plantas resistentes a la roya, un programa multianual de fomento productivo integral diferenciado por región y tipo de productor y con un sistema de asistencia técnica a través de los productores.

Algunos de los asuntos en los que se va a trabajar una vez que el gobierno de Rutilio Escandón entre en funciones serán: poner orden y dar certeza con precios de garantía, organizar el mercado, otorgar seguridad en la producción, un esquema especial de garantías e incentivos
para el financiamiento del programa de renovación de cafetales, con la participación de la Secretaría del Campo, Sagarpa y la Banca de Desarrollo; el diseño de programas para el control de la roya, otro para la producción de semilla y planta certificada de las variedades de más calidad, uno más de productividad y otro de hibridación y mejoramiento genético.

Se buscará además junto con el gobierno Federal “controlar las importaciones a fin de impedir la entrada de cafés de mala calidad y de contrabando, principalmente de Centroamérica”, cosa que por cierto, bien podría hacerse con varios productos y no por proteccionismo, simplemente porque es la mejor manera de reactivar nuestra economía, aún no me cabe en la cabeza cómo es que teniendo el mejor café, aún en esta zona haya negocios que ofrezcan café soluble de ese que procesan quien sabe dónde y que como sabemos es mitad garbanzo molido, en el mejor de los casos.

Para variar, las zonas productoras de café no están en la abundancia económica que deberían (ni las bananeras, ni las petroleras), muchas de ellas en realidad, tal como lo refirió el gobernador electo, son indígenas y se encuentra en condiciones de marginación y pobreza como resultado del abandono del sector, la degradación ambiental y la falta de una política cafetalera.

Nos está ya haciendo falta explotar adecuadamente todo lo que tenemos aún y si no comenzamos ya, al rato no va a quedar ni el recuerdo. Como lo habrá notado vienen buenas noticias para el sector, gran falta nos estaba haciendo por cierto, así que apoyemos para empezar, consuma café chiapaneco y no sólo va a tener días maravillosos, lúcidos y creativos, además en una de esa le salen hermosos colochos como los míos.

Cambiando de chuleta pero continuando con las buenas noticias, quiero mandarle una gran felicitación al amigo Andrés Sánchez, quien no sabe quedarse en paz y ahora anduvo hasta el norte del país, en donde el Colegio Civil Centro Cultural Universitario de la Universidad Autónoma de Nuevo León, le otorgó el grado de Doctor Honoris Causa, mismo que como sabe, otorgan los centros de enseñanza superior a aquellos profesionales destacados en mérito a su gran labor, buena reputación, virtud y acciones de servicio. ¡Enhorabuena! Más que merecido.

martes 11 de diciembre de 2018

DE SU PROPIO CHOCOLATE

jueves 06 de diciembre de 2018

MUCHO QUÉ FESTEJAR

martes 04 de diciembre de 2018

¡TANTO QUÉ APRENDER!

martes 27 de noviembre de 2018

SOY FELIZ, LUEGO EXISTO

viernes 23 de noviembre de 2018

“QUE SE REPITA, QUE SE REPITA”

martes 13 de noviembre de 2018

HOY ES DÍA DEL ABRAZO

miércoles 07 de noviembre de 2018

Carrereando la chuleta

miércoles 31 de octubre de 2018

CARREREANDO LA CHULETA

lunes 29 de octubre de 2018

CARREREANDO LA CHULETA

viernes 26 de octubre de 2018

CARREREANDO LA CHULETA

Cargar Más