/ martes 12 de marzo de 2019

Dan miedo las mujeres empoderadas

Títeres y cabezas



Una mujer iba abriendo la boca, mirando las nubes a través de la ventana del avión cuando se acuerda de repente que dejó a su hijo en la sala de espera del aeropuerto. De inmediato se armó el escándalo y el avión se regresó al aeropuerto a recuperar al niño. Todo se normalizó. De seguro la señora sentía que algo le faltaba pero no se acodaba qué. El avión iba de Yeda a Kuala Lumpur. Yo creo que las mujeres tienen tanto en qué pensar que por eso les pasan cosas como esa.


Otra


Una muchacha le dio de puñaladas en la panza a su novio, que quedó tirado como en el programa Grey’s Anatomy, con las tripas de fuera y luego le pidió perdón con los brazos abiertos en cruz. Pero el pobre novio, inocente, nomás pujaba y se dolía. Llegaron los paramédicos, le acomodaron el menudo y la tripa y se los llevaron al hospital. La mujer quedó detenida para saber por qué tomó tan drástica decisión. Lo normal sería que lo hubiera bloqueado del Feis y del guatsap, pero ella quiso ir más allá y le dijo: “ai te encargo el cebollero”. Está grave el inocente novio. Cada vez dan más miedo las mujeres empoderadas. Sobre todo si traen el cebollero en la mano.


En Irán es distinto


Allá todavía no están empoderadas y una jueza que defendió a unas mujeres fue sentenciada a cinco años de prisión. En Irán no hay movimientos feministas y la que se atreva a levantarle la mano a un hombre, sabe que puede ser lapidada, es decir, agarrada a pedradas hasta matarla, lo cual no deja de ser un acto más que salvaje. La abogada es Nasrin Sotoudeh, quien ahora sabe que estudió Derecho nada más para defender hombres, porque las mujeres siguen en estado de indefensión en aquellas latitudes. Sufren mucho, pero no andan agarrando cuchillos cebolleros, de una vez se alistan en las fuerzas antiyanquis y cargan su cuerno de chivo, pero no la usan contra sus compatriotas.


Gripe


Viene una pandemia de gripe. Será inevitable, según la Organización Mundial de la Salud. Aunque no saben exactamente dónde se dará el primer brote, ni cuándo, saben que sucederá porque el virus ya está vivo y libre. Cuando una enfermedad afecta a pocos, se llama “brote”; cuando afecta a un pueblo, se llama “epidemia”, de epi=sobre y demos=pueblo; cuando afecta a todos se llama “pandemia”, de pan=todos y demos =pueblo. Pues se va a desarrollar una pandemia como el sida y muchos van a ir cayendo como fichas de dominó. Esperan encontrar la vacuna en cuanto se dé el primer brote. Ya no sabe uno de qué va a morir, si de tanto ver tele, celular o computadora o de un virus maldito que ni se mira a simple vista, nomás se respira y uno ni cuenta se da.


Aeroméxico


Mientras que China y otros países decidieron dejar en tierra los aviones Boeing 737 MAX 8, Aeroméxico decidió seguir usándolos para no perder dinero. Dice que “lo está pensando”, pero la verdad es que debería dejarlos en paz luego del accidente de Etiopía, donde todo apunta a una falla sistemática en esos aparatos. Por eso varios países decidieron dejar de usarlos. A Tuxtla, por fortuna, llegan unos aviones Embraer brasileños que no se han caído, excepto el que se fue para afuera de la pista por culpa del bocabierta del piloto, allá en Durango, pero eso no es culpa de los fabricantes. Aeroméxico corrió al piloto y asunto arreglado. El caso de estos Boeing, sí parece ser que traen un defecto de fábrica.


“El marro”


¿No ha visto usted por ahí a “El Marro” es el líder del Cártel de Santa Rosa de Lima, dedicado al huachicoleo en cantidades industriales. Las autoridades no lo hallan, aunque decían que ya “lo tenían ubicado”. Fue nomás para asustarlo, porque ahora andan difundiendo fotos de este señor, con la esperanza de que alguien lo reconozca y le pregunte: —Oiga, ¿es usted el señor al que le dicen “El Marro”? Si el señor sale corriendo o le da un balazo al preguntón, sí era “El Marro”, pero ya no lo verán de vuelta por esos rumbos. Lo más probable es que si alguien lo ve, se quede calladito y más bonito, porque no es para andar señalando a un tipo tan peligroso y con apodo tan contundente. Yo creo que don Marro no se asustó, por el contrario, sigue dándoles dolores de cabeza a los policías.


Tesla


Ya llegó a México y lo andaban probando tres jóvenes mexicanos. Un automóvil computarizado y eléctrico. Absolutamente silencioso. Iban admirados probándolo un abogado, un contador y un ingeniero en sistemas. Repentinamente, el coche Tesla, recién llegado a México, se detuvo y no pudieron avanzar nuevamente, aunque le movieron cuanto botón le encontraron. El abogado dijo: —Debes demandar a la compañía, pues el auto no cuesta tres pesos; es carísimo. El contador dijo que se esperara al final del ejercicio fiscal para deducirlo y luego demandara, así mataba dos pájaros de un tiro. El tercero, ingeniero en sistemas, simplemente dijo: “—Apágalo y vuélvelo a prender; se va a resetear”. Y así sucedió. Se acabaron los problemas del Tesla. No habrá agencias ni vendedores. Se venderá en línea y costará como 36 mil dólares. Unos 725 mil pesos. Si se toma en cuenta que hay camionetas Mercedes de dos millones de pesos, el Tesla va a tener clientes suficientes que lo pidan en línea y lo reciban por DHL. Espero que no venga para ser armado por el cliente, porque, aunque carece de alambrado, ha de ser delicado armarlo en la casa con un desarmador y una llave perica.


Ya acabó ya


Se nos acabó el espacio y solamente me queda desearle un buen martes, segundo día de la semana, cuyo nombre está dedicado a Marte, el dios de la guerra. Ni te cases ni te embarques, dice el dicho nada más por rimar, porque no tiene nada de malo viajar ni casarse cualquier día de la semana. Claro, si se casa en martes, va a tener pocos asistentes a su boda. Nos vemos. Hasta mañana.

Títeres y cabezas



Una mujer iba abriendo la boca, mirando las nubes a través de la ventana del avión cuando se acuerda de repente que dejó a su hijo en la sala de espera del aeropuerto. De inmediato se armó el escándalo y el avión se regresó al aeropuerto a recuperar al niño. Todo se normalizó. De seguro la señora sentía que algo le faltaba pero no se acodaba qué. El avión iba de Yeda a Kuala Lumpur. Yo creo que las mujeres tienen tanto en qué pensar que por eso les pasan cosas como esa.


Otra


Una muchacha le dio de puñaladas en la panza a su novio, que quedó tirado como en el programa Grey’s Anatomy, con las tripas de fuera y luego le pidió perdón con los brazos abiertos en cruz. Pero el pobre novio, inocente, nomás pujaba y se dolía. Llegaron los paramédicos, le acomodaron el menudo y la tripa y se los llevaron al hospital. La mujer quedó detenida para saber por qué tomó tan drástica decisión. Lo normal sería que lo hubiera bloqueado del Feis y del guatsap, pero ella quiso ir más allá y le dijo: “ai te encargo el cebollero”. Está grave el inocente novio. Cada vez dan más miedo las mujeres empoderadas. Sobre todo si traen el cebollero en la mano.


En Irán es distinto


Allá todavía no están empoderadas y una jueza que defendió a unas mujeres fue sentenciada a cinco años de prisión. En Irán no hay movimientos feministas y la que se atreva a levantarle la mano a un hombre, sabe que puede ser lapidada, es decir, agarrada a pedradas hasta matarla, lo cual no deja de ser un acto más que salvaje. La abogada es Nasrin Sotoudeh, quien ahora sabe que estudió Derecho nada más para defender hombres, porque las mujeres siguen en estado de indefensión en aquellas latitudes. Sufren mucho, pero no andan agarrando cuchillos cebolleros, de una vez se alistan en las fuerzas antiyanquis y cargan su cuerno de chivo, pero no la usan contra sus compatriotas.


Gripe


Viene una pandemia de gripe. Será inevitable, según la Organización Mundial de la Salud. Aunque no saben exactamente dónde se dará el primer brote, ni cuándo, saben que sucederá porque el virus ya está vivo y libre. Cuando una enfermedad afecta a pocos, se llama “brote”; cuando afecta a un pueblo, se llama “epidemia”, de epi=sobre y demos=pueblo; cuando afecta a todos se llama “pandemia”, de pan=todos y demos =pueblo. Pues se va a desarrollar una pandemia como el sida y muchos van a ir cayendo como fichas de dominó. Esperan encontrar la vacuna en cuanto se dé el primer brote. Ya no sabe uno de qué va a morir, si de tanto ver tele, celular o computadora o de un virus maldito que ni se mira a simple vista, nomás se respira y uno ni cuenta se da.


Aeroméxico


Mientras que China y otros países decidieron dejar en tierra los aviones Boeing 737 MAX 8, Aeroméxico decidió seguir usándolos para no perder dinero. Dice que “lo está pensando”, pero la verdad es que debería dejarlos en paz luego del accidente de Etiopía, donde todo apunta a una falla sistemática en esos aparatos. Por eso varios países decidieron dejar de usarlos. A Tuxtla, por fortuna, llegan unos aviones Embraer brasileños que no se han caído, excepto el que se fue para afuera de la pista por culpa del bocabierta del piloto, allá en Durango, pero eso no es culpa de los fabricantes. Aeroméxico corrió al piloto y asunto arreglado. El caso de estos Boeing, sí parece ser que traen un defecto de fábrica.


“El marro”


¿No ha visto usted por ahí a “El Marro” es el líder del Cártel de Santa Rosa de Lima, dedicado al huachicoleo en cantidades industriales. Las autoridades no lo hallan, aunque decían que ya “lo tenían ubicado”. Fue nomás para asustarlo, porque ahora andan difundiendo fotos de este señor, con la esperanza de que alguien lo reconozca y le pregunte: —Oiga, ¿es usted el señor al que le dicen “El Marro”? Si el señor sale corriendo o le da un balazo al preguntón, sí era “El Marro”, pero ya no lo verán de vuelta por esos rumbos. Lo más probable es que si alguien lo ve, se quede calladito y más bonito, porque no es para andar señalando a un tipo tan peligroso y con apodo tan contundente. Yo creo que don Marro no se asustó, por el contrario, sigue dándoles dolores de cabeza a los policías.


Tesla


Ya llegó a México y lo andaban probando tres jóvenes mexicanos. Un automóvil computarizado y eléctrico. Absolutamente silencioso. Iban admirados probándolo un abogado, un contador y un ingeniero en sistemas. Repentinamente, el coche Tesla, recién llegado a México, se detuvo y no pudieron avanzar nuevamente, aunque le movieron cuanto botón le encontraron. El abogado dijo: —Debes demandar a la compañía, pues el auto no cuesta tres pesos; es carísimo. El contador dijo que se esperara al final del ejercicio fiscal para deducirlo y luego demandara, así mataba dos pájaros de un tiro. El tercero, ingeniero en sistemas, simplemente dijo: “—Apágalo y vuélvelo a prender; se va a resetear”. Y así sucedió. Se acabaron los problemas del Tesla. No habrá agencias ni vendedores. Se venderá en línea y costará como 36 mil dólares. Unos 725 mil pesos. Si se toma en cuenta que hay camionetas Mercedes de dos millones de pesos, el Tesla va a tener clientes suficientes que lo pidan en línea y lo reciban por DHL. Espero que no venga para ser armado por el cliente, porque, aunque carece de alambrado, ha de ser delicado armarlo en la casa con un desarmador y una llave perica.


Ya acabó ya


Se nos acabó el espacio y solamente me queda desearle un buen martes, segundo día de la semana, cuyo nombre está dedicado a Marte, el dios de la guerra. Ni te cases ni te embarques, dice el dicho nada más por rimar, porque no tiene nada de malo viajar ni casarse cualquier día de la semana. Claro, si se casa en martes, va a tener pocos asistentes a su boda. Nos vemos. Hasta mañana.

viernes 15 de marzo de 2019

Error corregido

jueves 14 de marzo de 2019

Preocupante incendios en Chiapas

miércoles 13 de marzo de 2019

Boeing en tierra

martes 12 de marzo de 2019

Dan miedo las mujeres empoderadas

jueves 07 de marzo de 2019

Títeres y Cabezas

miércoles 06 de marzo de 2019

Títeres y Cabezas

lunes 04 de marzo de 2019

Títeres y cabezas

jueves 28 de febrero de 2019

Alza de gasolina

Cargar Más