/ jueves 14 de julio de 2022

#SOY Hombre actual: Sin corbata, pero empoderado

El especialista en imagen pública Álvaro Gordoa dice que el estilo masculino actual ya no depende de las tendencias, sino de la inmediatez de las redes sociales

Las tendencias en la moda ya no existen. La inmediatez de las redes sociales ha logrado que un día estén de moda los sacos rosas, pero que de inmediato, cuando alguno de los llamados influencers postee un look totalmente en negro, la situación cambie. Definir el estilo del hombre de hoy puede ser muy relativo. Bajo esta perspectiva, Álvaro Gordoa, rector del Colegio de Imagen Pública, describe la evolución de los estilos de vida de una sociedad dominada por la era tecnológica.

El doctor en imagen pública, quien ha sido asesor de imagen de destacados personajes de la política y el espectáculo y autor de los libros El Método P.O.R.T.E y el Método H.A.B.L.A, afirma que el aspecto personal masculino actualmente va más allá de lo que dictan las modas.

“Hablando de temas de imagen física masculina integral, tenemos que saber que el vestuario, los accesorios y la forma en la que diseñamos nuestro aspecto, es el claro reflejo de la sociedad, de nuestros contextos, avances históricos y de lo que queremos comunicar, que es lo más importante y la consecución de nuestros objetivos; de cómo estos van cambiando y de la manera en que nos comunicamos y socializamos.

“Si nos vamos a la historia, algunos hombres usaban faldas y el vello facial era abundante (pero) lo que nos ha tocado vivir en estos momentos no es lo mismo, ni la imagen ejecutiva antes de la pandemia, como tampoco es lo que eran los años noventa o los setenta… Podemos ver cómo cambia la imagen porque es un reflejo de nuestro contexto y de nuestro tiempo”.

Te puede interesar: Ellos también se cuidan

Los tiempos actuales, cuando el millennial y el centennial entran al campo laboral, se integran a nuevos negocios enfocados a la tecnología, la comunicación y el trabajo realizado de manera remota.

“Son épocas más fáciles para emprender, existe el deseo social de tener negocios propios y de no trabajar en una empresa tradicional, esto hace que cambie la forma en la que nos vestimos. Empresas como Facebook y Google han logrado que sus trabajadores también puedan expresar su aspecto físico de una manera más casual, pero no podemos generalizar porque siguen existiendo empresas de abogados o financieras que aunque digan que la ropa ejecutiva es más casual, pues no te vas a presentar con jeans y sudadera, porque ahí sí sería incoherente”.

¿Y dónde quedó la corbata?

Según datos históricos, esta prenda surgió en la Croacia del siglo XVII, durante la llamada “Guerra de los Treinta Años”, cuando las mujeres anudaban al cuello de los soldados un pañuelo rojo símbolo de amor y fidelidad, a la hora de partir al campo de batalla.

“El tema de la corbata se convierte en un accesorio simbólico de autoridad. Viene la pandemia, el encierro, el home office y por higiene ya no hay que utilizarla. Al regresar a los espacios laborales tradicionales nos dimos cuenta de que este símbolo muere, de que ya no le vamos a dar tanta importancia a ese abogado o a ese empresario sólo por el hecho de portar una corbata, regresamos a la oficina sin este valor simbólico. Por otro lado, regresa para el evento de real importancia, si te la pones es porque tienes un evento de corte formal, regresamos a darle el verdadero poder de autoridad, pero ya es más importante la comodidad”.

El experto afirma que la imagen es relativa y que ya no podemos decir qué es bueno o malo, ni que haya una regla que se deba respetar:

“Depende de tres cuestiones: La esencia de tu persona, tus objetivos y las necesidades de tu audiencia. No es lo mismo ser joven que una persona más madura, ni ser contador público que líder de una banda de punk, tienes que tener muy claro cuál es tu objetivo: Si es conseguir empleo, ligar o relajarte. No podemos ser radicales al describir cómo es el hombre contemporáneo, porque tan coherente puede ser vestirte de pants, que ponerse un smoking”, dice Gordoa.

Te puede interesar: SCAPE, a domicilio es mejor

Lo que está en boga

Si bien en el diccionario el significado de moda -que proviene del francés mode- se define como el uso o costumbre que está en boga en determinada región durante un cierto periodo y una tendencia adoptada por una gran parte de la sociedad, generalmente asociada a la vestimenta, Álvaro añade:

“Hablar de tendencia y moda es hablar de patrones que repiten los seres humanos. Las mujeres desde que nacen se perforan las orejas, y el hombre ya no es igual de disruptivo que hace 40 años, son patrones que hacen que nos pongamos de acuerdo como sociedad en cuestión de usos costumbres y convencionalismos, pero cuando alguien empieza a hacer cosas disruptivas que llaman la atención, se convierte en una tendencia.

“Vemos que los hombres se ponen falda, lo que se convierte en una tendencia más arriesgada; la moda es lo que está pasando, puede ser la corbata de moño, los pantalones skinny, los lentes, entre otras. Cada etapa y generación ha tenido su moda representativa. Cuando se convierte en algo masivo se convierte en demodé, que significa pasado de moda.

“En un mundo tan globalizado podemos enterarnos de diferentes roles y estilos, ves en las redes a Bad Bunny y por el otro lado a Guillermo de Inglaterra o Elon Musk con looks totalmente diferentes. No podemos cortar al hombre de hoy con una sola tijera porque hay una gran diversidad de ideas, de tipos, de esencia y objetivos.

“Esto nos haría pensar que cada vez estamos siendo más libres y disruptivos, pero la verdad es que no, lo que pasa es que cada vez estamos más enterados de lo que está pasando. El mundo es muy cambiante, se crean nuevos trends, pero ante todo, lo que debe existir es la coherencia y el saber utilizar los accesorios y prendas para pararte en un espejo y ver qué mensaje estás enviando y si ese mensaje es coherente con lo que quieres lograr en la vida. Ahora vemos a hombres con tatuajes en la cara, pero no es una regla, no es lo mismo ser un cantante que ser el representante de una institución financiera”.

¿Y el saco?

Acompañado con jeans, ceñido al cuerpo, acinturado y corto, el saco desde sus orígenes en Inglaterra, en el siglo XVII, ha tenido una importante evolución, y en los últimos años la pandemia ha tenido mucho que ver en ese tema.

“Ahora lo primero es que se buscan telas más cómodas y más resistentes. Antes se buscaba la calidad y el lujo, que las lanas fueran de muchos hilos; hoy se buscan telas strech, con las que te sientas cómodo. La mayoría de las casas de moda son las que están mezclando licras o fibras sintéticas con algodón y que resalten la parte de resistencia. Se trata de acabados como de teflón para evitar el uso de lavandería y tintorería la gente piensa más en la durabilidad y son un elemento de autoridad.

En cuestión de accesorios dice que “como la corbata viene de salida, se suplanta con mancuernillas y relojes o una pluma elegante. El traje hecho a la medida es una inversión poco rentable, pues la gente prefiere algo más fast fashion, trajes que se puedan comprar y marcas más casuales.

Te puede interesar: Saint Laurent y Dior destacan en Semana de la Moda

Afirma que el buen gusto no tiene qué ver con lo que se usa sino con la personalidad de cada persona.

“Hay diferentes estilos de personas: tradicionales, elegantes, románticas, creativas y dramáticas, estas últimas apuestan por trajes de tres piezas con un chaleco o que menos es más. Y las más creativas van por los contrastes, pero sin duda, esto tiene qué ver con la persona”.

Tips para lograr el empoderamiento

Las cosas cambian, porque lo que antes se consideraba normal ahora pasa de moda. “La gente ya no espera reunirse en persona, sino por videoconferencia y piensa: ¿En qué momento me conecto?, ¿cómo estoy vestido? Surgen nuevas etiquetas.

“Si lo que buscamos es empoderamiento, nos vamos hacia los símbolos de autoridad. Lo primero que diría es: No te vistas para lo demás, vístete para ti, si te vistes con ropa de poder, te sentirás empoderado, de ahí se desprende la frase de ‘vístete para el puesto que quieres y no para el que tienes’ y ‘vístete de negocios para hacer negocios’, la ropa te empodera.

“Por tradición, el traje va a hacer que te sientas más poderoso es el mejor aliado del empoderamiento. Usa colores oscuros, camisa con mancuernillas. Telas más delgadas y lisas para sentirte más cómodo y por lo tanto más seguro. Y lo más importante, cuando termines de vestirte, vete al espejo y no preguntes cómo te ves, sino cuál es el mensaje que estás enviando”, concluye.

Lee también otros contenidos de #Soy ⬇️

Las tendencias en la moda ya no existen. La inmediatez de las redes sociales ha logrado que un día estén de moda los sacos rosas, pero que de inmediato, cuando alguno de los llamados influencers postee un look totalmente en negro, la situación cambie. Definir el estilo del hombre de hoy puede ser muy relativo. Bajo esta perspectiva, Álvaro Gordoa, rector del Colegio de Imagen Pública, describe la evolución de los estilos de vida de una sociedad dominada por la era tecnológica.

El doctor en imagen pública, quien ha sido asesor de imagen de destacados personajes de la política y el espectáculo y autor de los libros El Método P.O.R.T.E y el Método H.A.B.L.A, afirma que el aspecto personal masculino actualmente va más allá de lo que dictan las modas.

“Hablando de temas de imagen física masculina integral, tenemos que saber que el vestuario, los accesorios y la forma en la que diseñamos nuestro aspecto, es el claro reflejo de la sociedad, de nuestros contextos, avances históricos y de lo que queremos comunicar, que es lo más importante y la consecución de nuestros objetivos; de cómo estos van cambiando y de la manera en que nos comunicamos y socializamos.

“Si nos vamos a la historia, algunos hombres usaban faldas y el vello facial era abundante (pero) lo que nos ha tocado vivir en estos momentos no es lo mismo, ni la imagen ejecutiva antes de la pandemia, como tampoco es lo que eran los años noventa o los setenta… Podemos ver cómo cambia la imagen porque es un reflejo de nuestro contexto y de nuestro tiempo”.

Te puede interesar: Ellos también se cuidan

Los tiempos actuales, cuando el millennial y el centennial entran al campo laboral, se integran a nuevos negocios enfocados a la tecnología, la comunicación y el trabajo realizado de manera remota.

“Son épocas más fáciles para emprender, existe el deseo social de tener negocios propios y de no trabajar en una empresa tradicional, esto hace que cambie la forma en la que nos vestimos. Empresas como Facebook y Google han logrado que sus trabajadores también puedan expresar su aspecto físico de una manera más casual, pero no podemos generalizar porque siguen existiendo empresas de abogados o financieras que aunque digan que la ropa ejecutiva es más casual, pues no te vas a presentar con jeans y sudadera, porque ahí sí sería incoherente”.

¿Y dónde quedó la corbata?

Según datos históricos, esta prenda surgió en la Croacia del siglo XVII, durante la llamada “Guerra de los Treinta Años”, cuando las mujeres anudaban al cuello de los soldados un pañuelo rojo símbolo de amor y fidelidad, a la hora de partir al campo de batalla.

“El tema de la corbata se convierte en un accesorio simbólico de autoridad. Viene la pandemia, el encierro, el home office y por higiene ya no hay que utilizarla. Al regresar a los espacios laborales tradicionales nos dimos cuenta de que este símbolo muere, de que ya no le vamos a dar tanta importancia a ese abogado o a ese empresario sólo por el hecho de portar una corbata, regresamos a la oficina sin este valor simbólico. Por otro lado, regresa para el evento de real importancia, si te la pones es porque tienes un evento de corte formal, regresamos a darle el verdadero poder de autoridad, pero ya es más importante la comodidad”.

El experto afirma que la imagen es relativa y que ya no podemos decir qué es bueno o malo, ni que haya una regla que se deba respetar:

“Depende de tres cuestiones: La esencia de tu persona, tus objetivos y las necesidades de tu audiencia. No es lo mismo ser joven que una persona más madura, ni ser contador público que líder de una banda de punk, tienes que tener muy claro cuál es tu objetivo: Si es conseguir empleo, ligar o relajarte. No podemos ser radicales al describir cómo es el hombre contemporáneo, porque tan coherente puede ser vestirte de pants, que ponerse un smoking”, dice Gordoa.

Te puede interesar: SCAPE, a domicilio es mejor

Lo que está en boga

Si bien en el diccionario el significado de moda -que proviene del francés mode- se define como el uso o costumbre que está en boga en determinada región durante un cierto periodo y una tendencia adoptada por una gran parte de la sociedad, generalmente asociada a la vestimenta, Álvaro añade:

“Hablar de tendencia y moda es hablar de patrones que repiten los seres humanos. Las mujeres desde que nacen se perforan las orejas, y el hombre ya no es igual de disruptivo que hace 40 años, son patrones que hacen que nos pongamos de acuerdo como sociedad en cuestión de usos costumbres y convencionalismos, pero cuando alguien empieza a hacer cosas disruptivas que llaman la atención, se convierte en una tendencia.

“Vemos que los hombres se ponen falda, lo que se convierte en una tendencia más arriesgada; la moda es lo que está pasando, puede ser la corbata de moño, los pantalones skinny, los lentes, entre otras. Cada etapa y generación ha tenido su moda representativa. Cuando se convierte en algo masivo se convierte en demodé, que significa pasado de moda.

“En un mundo tan globalizado podemos enterarnos de diferentes roles y estilos, ves en las redes a Bad Bunny y por el otro lado a Guillermo de Inglaterra o Elon Musk con looks totalmente diferentes. No podemos cortar al hombre de hoy con una sola tijera porque hay una gran diversidad de ideas, de tipos, de esencia y objetivos.

“Esto nos haría pensar que cada vez estamos siendo más libres y disruptivos, pero la verdad es que no, lo que pasa es que cada vez estamos más enterados de lo que está pasando. El mundo es muy cambiante, se crean nuevos trends, pero ante todo, lo que debe existir es la coherencia y el saber utilizar los accesorios y prendas para pararte en un espejo y ver qué mensaje estás enviando y si ese mensaje es coherente con lo que quieres lograr en la vida. Ahora vemos a hombres con tatuajes en la cara, pero no es una regla, no es lo mismo ser un cantante que ser el representante de una institución financiera”.

¿Y el saco?

Acompañado con jeans, ceñido al cuerpo, acinturado y corto, el saco desde sus orígenes en Inglaterra, en el siglo XVII, ha tenido una importante evolución, y en los últimos años la pandemia ha tenido mucho que ver en ese tema.

“Ahora lo primero es que se buscan telas más cómodas y más resistentes. Antes se buscaba la calidad y el lujo, que las lanas fueran de muchos hilos; hoy se buscan telas strech, con las que te sientas cómodo. La mayoría de las casas de moda son las que están mezclando licras o fibras sintéticas con algodón y que resalten la parte de resistencia. Se trata de acabados como de teflón para evitar el uso de lavandería y tintorería la gente piensa más en la durabilidad y son un elemento de autoridad.

En cuestión de accesorios dice que “como la corbata viene de salida, se suplanta con mancuernillas y relojes o una pluma elegante. El traje hecho a la medida es una inversión poco rentable, pues la gente prefiere algo más fast fashion, trajes que se puedan comprar y marcas más casuales.

Te puede interesar: Saint Laurent y Dior destacan en Semana de la Moda

Afirma que el buen gusto no tiene qué ver con lo que se usa sino con la personalidad de cada persona.

“Hay diferentes estilos de personas: tradicionales, elegantes, románticas, creativas y dramáticas, estas últimas apuestan por trajes de tres piezas con un chaleco o que menos es más. Y las más creativas van por los contrastes, pero sin duda, esto tiene qué ver con la persona”.

Tips para lograr el empoderamiento

Las cosas cambian, porque lo que antes se consideraba normal ahora pasa de moda. “La gente ya no espera reunirse en persona, sino por videoconferencia y piensa: ¿En qué momento me conecto?, ¿cómo estoy vestido? Surgen nuevas etiquetas.

“Si lo que buscamos es empoderamiento, nos vamos hacia los símbolos de autoridad. Lo primero que diría es: No te vistas para lo demás, vístete para ti, si te vistes con ropa de poder, te sentirás empoderado, de ahí se desprende la frase de ‘vístete para el puesto que quieres y no para el que tienes’ y ‘vístete de negocios para hacer negocios’, la ropa te empodera.

“Por tradición, el traje va a hacer que te sientas más poderoso es el mejor aliado del empoderamiento. Usa colores oscuros, camisa con mancuernillas. Telas más delgadas y lisas para sentirte más cómodo y por lo tanto más seguro. Y lo más importante, cuando termines de vestirte, vete al espejo y no preguntes cómo te ves, sino cuál es el mensaje que estás enviando”, concluye.

Lee también otros contenidos de #Soy ⬇️

Local

Comerciantes exigen que se extienda horario de ventas en mercado de Tuzantán

Las seis horas que únicamente abre no les son suficientes para obtener buenas ventas

Local

Basura en Villa Comaltitlán, el cáncer con el que no pueden gobernadores del municipio

La basura ha ocasionado un desorden, por la falta de camión recolector

Local

Sin atención a migrantes, el 90 por ciento mujeres extranjeras no son atendidas

Fabiola Díaz, Presidenta de la Fundación Chimumi dijo que normalmente las mujeres que migran de países centroamericanos llegan a México con muchos problemas de salu

Sociedad

Gastan 11 mdp en seguridad privada para Corredor Interoceánico

Hay retrasos en obras por amenazas, levantamiento de personas y robo de materiales por el CJNG

Finanzas

Inseguridad detiene inversiones a México: José Medina Mora

El presidente de la Coparmex destaca que no existe un estimado del costo que representa la delincuencia, pero afirma que hay inversiones detenidas que no llegan a México por la inseguridad

Local

Fallece el presidente del Poder Judicial del Estado, este fue el motivo

Su familia ya estaba enterada y que serían ellos quienes realizarían la cristiana sepultura

Mundo

Por brote de Covid, más de 80 mil turistas están varados en el "Hawái chino"

Para poder salir de la isla, los turistas deberán presentar cinco pruebas de covid-19 realizadas en un período de siete días

Sociedad

En plenas vacaciones, turistas en Acapulco pasean entre aguas negras

El drenaje sanitario de la zona de Caleta está colapsado; en la Costera, porteños y visitantes se quejan de fétidos olores

Mundo

Cuba, aún sin controlar el incendio en tanques petroleros de Matanzas

El presidente llegó el domingo al hotel Velasco, en el centro de Matanzas, donde madres, padres y otros familiares aguardan en el lobby noticias de sus seres queridos.