imagotipo

CARREREANDO LA CHULETA

  • Ronay González

 

 

Y SIN COMPRAR BOLETO

Van a pasar algunos días antes de que el titipuchal de candidatos ganadores, ahora electos, tomen posesión de sus cargos, ya sea en las administraciones municipales, en el legislativo.

Gracias a las bondades de nuestra Constitución, cualquiera, quien sea, usted, yo, sin tener ni la más remota idea de lo que es la administración pública o cuál es el proceso legislativo podría en unos días ocupar la gran silla o bien una cómoda curul (lo importante siempre es que los traseros estén a gusto), pero ¿ya saben qué van a hacer en ella? Porque pareciera como lo de menos, cuando definitivamente es lo de más.

No tengo el registro de la trayectoria académica de todos los ganadores, pero aunque resulte que tengan maestría o doctorados (si es que hay alguno con esas características), seguro estoy que hay algo que puedan o deban aprender para el mejor cumplimiento de la función para la cual fueron electos.

Y si no tiene título o preparación académica alguna con mucha más razón, porque no se vale que les vayamos a estar pagando por aprender, intentar o echar a perder.

Ojalá los partidos tomen en cuenta su responsabilidad por primera vez, que los manden a capacitarse, en lo que más urja, que sigan con los estudios que hayan dejado pendientes, desde la primaria, hasta que hagan una especialidad, un doctorado, nada estará de más.

Insisto, no es menor lo que van a tener en las manos, es nomás el destino del municipio, de la región, del Estado y por lo tanto, su futuro y el mío querido lector.

Si hasta para entrar a la universidad hay cursos propedéuticos, no entiendo bien por qué cuando se trata de cargos públicos pareciera que con el puesto vienen las instrucciones y los conocimientos, nada más alejado de la realidad, porque contrario a eso y dependiendo de qué tan mala leche sean los que salen, lo más seguro es que lleguen a encontrarse un verdadero caos, si no directamente producto del jefe que se va, producto de los subordinados que ya no se quedan, lo que importa es jorobar al que llega.

Por favor queridos electos, a partir de este momento ya no sirven las promesas fáciles, los discursos coloridos, los apretones de mano, ahora viene lo bueno, las acciones, los resultados. Ya no están en campaña, ya son aquello que tanto anhelaban o que les cayó del Cielo y de milagro lo pescaron, en el caso de muchos.

Cada uno desde su trinchera en campaña criticó montones de cosas respecto de otros políticos, sobre todo, de los que en esos momentos ostentaban los cargos que ahora han de ocupar ustedes, así que ahora es el momento de no caer en todo eso contra lo que vociferaron, es tiempo de hacer todas las “diferentes” cosas que dijeron iban a hacer, espero entonces no sufran de una oportuna amnesia y demuestren lo que todos estamos esperando.

No la van a tener fácil, hace algunos años probablemente nadie les hubiera cuestionado lo que hicieran o dejaran de hacer, ahora, para bien creo yo, es muy diferente, todos tenemos memoria y cada movimiento en falso les será restregado en su carita, hay cámaras fiscalizando por todos lados, redes sociales que difunden lo que sea, así que en tono de recomendación, esperanza y exigencia, ojalá lleguen a sus cargos, estudiados, preparados, con objetivos bien claritos, con acciones perfectamente delimitadas y con las ganas que decían tener.

Mis felicitaciones a todos, son el perfecto ejemplo de la rifa del tigre.

Cambiando de chuleta, le comento que la Secretaría de Seguridad Pública Municipal en coordinación con el Grupo Interinstitucional, implementó operativo denominado “Volanta” en el libramiento sur del municipio de Tapachula para garantizar la seguridad a los hermanos de Centroamérica.

El comisario Julio Enrique Balbuena Ruiz, secretario de Seguridad Pública Municipal de Tapachula, en entrevista con los medios de comunicación dijo, que este operativo se realiza las 24 horas del día, ya que la presencia de los hermanos de Guatemala es constante porque viene a realizar actividades económicas y algunos de ellos vienen en forma de turista a visitar parte de nuestro Estado.

Participan diferentes corporaciones policíacas como la Policía Fronteriza, Policía Estatal Preventiva, Policía Estatal de Caminos, Tránsito del Estado y el Municipal, como también la Policía Municipal de Tapachula, esto para garantizar el libre tránsito, la seguridad de los hermanos guatemaltecos y así prevenir que sean asaltados.

Gracias a estos operativos se ha podido detener a personas que traen sustancias ilícitas, armas, se han podido recuperar motocicletas y vehículos robados.

A través de éste y otros operativos como el “Barrido Inter” que abarca mercados, parques, las principales calles de Tapachula, como también colonias con índice delictivos se salvaguarda también la seguridad de los tapachultecos.

Ahí les dejo a la mano los teléfonos para denuncias, más vale tenerlos y no ocuparlos: 911, 089 y 62 65538.