imagotipo

Clase Política

  • Antonio Zavaleta

 

Arrancan encuestas “patito” en la Costa

En Cacahoatán, Tuxtla Chico, Suchiate, Mazatán y Tapachula

 

Luego de la vapuleada que le propinaron al Movimiento Regeneración Nacional en Cacahoatán, han surgido los movimientos electrónicos para posicionar encuestas de salida.

En ellas se rescatan varios nombres de suspirantes alegres, mientras que los resultados de medición son prematuros y acéfalos. En la lista de pretensos por la alcaldía en el periodo 2018-2021 se encuentra Carlos Enrique Álvarez Morales, Ediel Gálvez, Julio Calderón Sen, Jesús Arnulfo Castillo Milla, Arturo el “Azabache” y quien sea designado en el Morena.

A estas alturas de la calentura electorera, no hay un método legible que permita anunciar un triunfador. Lo que sí podemos apreciar es el posicionamiento legal de los pretensos que gozan de estructura territorial, pues tienen los pelos de la burra en la mano.

En Tapachula, es muy común la preocupación de algunos pretensos que han sufrido del rechazo social, producto de su ineptitud en el marco de sus representaciones legislativas.

Ayer filtraron por ejemplo, una encuesta incompleta inclinada por el más despreciable de los aspirantes Rubén Peñaloza González. Y todavía los promotores Peñalozistas le echan tierra a Ezequiel Orduña Morga, tras una presunta fiscalización de último momento, como si supieran en la cueva de alacranes de sus acciones perversas.

Otros agregados a la lista de pretensos son Viridiana Figueroa, quien igual pasó de noche su labor como legisladora; además, de sufrir el estigma corrupto de Samuel Chacón. Asimismo, Rosario Vázquez, actual síndico municipal y finalmente Enrique Zamora Morlet, quien trae padrino en las altas esferas; además, de mantener una labor social permanente. Dicha encuesta fue dirigida exclusivamente para militantes del Partido Verde Ecologista de México.

En Tuxtla Chico, igualmente trascendió encuesta que clarifican nombres posicionados entre la población como Juan Carlos Orellana García, Milo Ortiz, César Moisés Galán, Miguel Muñoz, Edgar Galán, Julio Gamboa y finalmente, Esaú Guzmán.

En Mazatán, encabeza “Chucho” el huesero del pueblo, seguido de nadie. Si mucho lanzó intención de participar el hermano del actual alcalde alias “El Primito”, pero por la negligencia desmedida no parece que levante. En Huixtla, Jairo Méndez, Olvita Palomeque, José Luis Laparra, Carlos Martínez, Margarito Palomeque y unos 15 más que andan queriendo buscar espacio en Morena.

 

Nexos y Contextos

“NO LEVANTA EL MOVIMIENTO INDIGNO DE ERA”: COMITECOS

Desde las entrañas de la meseta comiteca en Chiapas, causó extrañeza que el denominado diputado rebelde, Eduardo Ramírez Aguilar, se haya convertido en un enemigo público para la población oriunda de su pueblo a raíz de sus incontenibles excesos.

Es originario de las tierras cositías. Ya fue edil interino por el Sol Azteca (PRD) durante el sexenio de Pablo Salazar. Más tarde se involucró por conveniencia en las filas del PVEM ante el arrastre que logró encauzar Manuel Velasco, a quien no le ha hecho ningún favor y por el contrario, ha vivido cómodamente de las mieles del poder que se riegan del Jardín de Babilonia.

Por circunstancias políticas y la moda, el Tucán en el año 2012, ERA quien nadie lo conocía llegó a la cúspide. Sin embargo, poco duró el gusto, porque más tarde que perezoso destruyeron por ambición, al Tucán en dicha región fronteriza. Fue aquella elección de la vergüenza donde Mario Guillén, perdió por una paliza. Desde entonces se convirtieron en el aborto electoral y el proyecto fallido que nada podrían negociar en el 2017, pues la principal prueba de fuego en las elecciones del 2015 crudamente no la aprobaron.

Hoy persiste en Comitán un marcado repudio ciudadano.  El efecto “Jaguar Negro”, se ha convertido en una imparable mala vibra para los propios comitecos que destruyeron la cuna del verde en las elecciones del 2015. El efecto, ERA se convirtió en una enfermedad que pudre lo que manosea a su paso y se ve reflejado en movimientos de reproche y capricho que simplemente no levantan ante los ojos de una ciudadanía que ni lo conoce.

El principal problema del “Jaguar Negro” proviene de la improvisación política. “Se cree lo que no es y se siente lo que no ha logrado”. (Sic). Eso genera que esté rodeado de parásitos y simuladores del intelecto que no saben resolver ni una multiplicación. Lejos de ayudarle y abonar al proyecto fallido que hoy representa, lo han orillado al atolladero y al rastro político con vacas flacas.

Sus eventos pichurrientos donde propicia acarreos pagados con gastos estratosféricos por logística, se han convertido de la noche a la mañana en una burla multifactorial. Basta analizar las fotografías manipuladas mediante programas de diseño para tratar de llenar huecos y perímetros vacíos donde no se paran ni las moscas.

Solamente en la Costa de Chiapas, al menos cuatro eventos organizados por sus operadores políticos resultaron un fracaso y hoy, pese a ser repudiado incluso por varios partidos políticos, quiere asustar con el petate del muerto. La cruda realidad sin pelos en la lengua, sin mitos ni leyendas es, que aparte de generarse su propia adversidad, también se sigue llenando y minando el camino de piedritas.

 

SE CALIENTA LA GALLERA EN EL FRENTE AMPLIO PAN, PRD Y MC

Tras el registro de precandidatos en el Frente Amplio integrado por el PAN, PRD y Movimiento Ciudadano, los aspirantes José Antonio Aguilar Bodegas y María Elena Orantes, alcanzaron la cúspide donde esperan la definición de quien abandere la candidatura a la gubernatura para apoyar a Ricardo Anaya Cortez.

En la gayola quedaron atrapados Diego Valera y Rubén Velázquez López, tras probables ofrecimientos de cargos legislativos que aún están por resolverles en las listas partidistas. En Acción Nacional, trascienden los nombres de Janeth Ovando Reazola, Carlos Palomeque Archila, Francisco Rojas Toledo y hasta Roberto Gil Zuarth.

Pese a las contradicciones de César Espinoza Morales, dirigente del PRD, de buscar mecanismos legales para la inscripción extemporánea de su cuñado neo verde, jurídicos del Comité Ejecutivo Nacional, reiteraron que la inscripción de Eduardo Ramírez sigue improcedente, tras no renunciar a su partido político donde incluso, firmó a regañadientes el convenio de Gran Alianza.

Entre el embrollo, María Elena Orantes y Aguilar Bodegas, éste último ya con la tramitación de un amparo, buscaría los vínculos, padrinazgos y métodos monetarios para alcanzar la candidatura. Agitarían el proceso electoral al imponer competitividad y factor unidad de los partidos en competencia de la gran coalición que definirán a su candidato mediante convención de delegados el próximo 16 de febrero, siendo un primer paso la aprobación de la consulta abierta del órgano de gobierno estipulado en dicho convenio.

 

ACERTIJO PÚBLICO

*¿La toma de protesta de Rubén Zuarth al Senado de la República en sustitución de Roberto Albores Gleason, viene a legitimar aún más la gran coalición de partidos y el abanderamiento de la misma por el precandidato tricolor rumbo a la gubernatura de Chiapas? Faltará esperar quién sale del Frente Amplio (PAN, PRD y MC); asimismo, será su ratificación de Rutilio Escandón, tras tener como rémora o cuchillito de palo al otro precandidato de Morena, Kanter Culebro.

*En medio de la efervescencia electorera al interior del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), varios inscritos como precandidatos a la alcaldía de Tapachula han iniciado su labor de convencimiento en diversos sectores rurales desprotegidos. Uno de ellos, es la regidora, Rosy Urbina, quien no escatima riquezas ni salarios para echar toda la carne al asador. Ayer por ejemplo, se esmeró en otorgar apenas una bolsa de cemento en conocida comunidad tapachulteca como si la necesidad de la población se regateara con simples dádivas y promesas.

*Tras analizar las mejores rutas en la vida política, Carlos Penagos Vargas, ratificó su compromiso moral con sus preferencias políticas al dejar la coordinación del Partido Verde Ecologista en el trastabillado Congreso Local. La gran duda es, ¿se suma directamente a la campaña de Fernando Castellanos o hará el esfuerzo por coadyuvar con el proyecto de unidad de Albores Gleason? O finalmente, ¿regresará a sus vertientes políticas donde deberá disimular la indignación con todo y los desquites que de ahí provengan?

*La falsa ruptura del Partido Nueva Alianza (PANAL) con la gran coalición de partidos, ¿es obra de Eduardo Ramírez Aguilar o de plano se trata de las iniciativas descocadas de sus ayudantes quienes lejos de abonar a su remo contra corriente le complican la existencia? Trascendió desde la oficina del PANAL en Tuxtla Gutiérrez, una leve carcajada de Rosendo Galíndez, tras la broma de mal gusto. Por cierto, el Mover a Chiapas y Chiapas Unido, lograron consolidar su participación favorablemente sin que sus partidos otorguen un peso en los gastos de campaña rumbo a la gubernatura. Según el IEPC, el PRI aportará el 50 por ciento, el PVEM el 49 por ciento y el PANAL el uno por ciento.

Comentarios antoniozavaletah@gmail.com