imagotipo

María García “La Migrante”

  • Hernán Becerra

 

Federico Campbell Peña me presentó a María. Me dijo que era una activista social importante en la Ciudad de México y Chicago. Maneja la Coalición Binacional Vs Donald Trump. Así es que después de hablarle por teléfono la fui a ver. Me pareció una mujer inteligente, pero sobre todo, consecuente consigo misma. La honestidad es lo que sale de su alma. Fue en su sencilla oficina donde ayuda al migrante en la colonia Los Doctores en donde platiqué largo y tendido con ella.

María me platica que sus orígenes están en Guanajuato. Su abuela hacendada, una niña rubia y con bucles, con mucho dinero. Al paso del tiempo crece y se va con el peón. Huyen y ella pierde todo. Su familia la desconoce. La pareja amorosa se vienen a radicar a la Ciudad de México. Aquí nace su madre y ella misma. Con el paso del tiempo se enamora de un soldado y se casan. Tiene tres hijos. Ella decide irse a trabajar a los Estados Unidos. Dos se los deja al militar y una se la lleva a los Estados Unidos. Ella primero se va y cuando consigue trabajo viene por su hija y se van en la busca del sueño americano, el famoso American Dreams.

María se instala en Chicago y busca trabajo como obrera. Lucha a brazo partido en el país de la esperanza para tantos migrantes. Ella con el tiempo se da cuenta de la gran explotación en que caen los indocumentados y decide dar la cara por ellos. Se vuelve una lideresa nacional o mundial, si lo queremos ver así. Hace grandes piñatas con enormes cabezas de Donald Trump y las quema enfrente de la Casa Blanca, Washington, D. C. Qué tal.

Desde ese momento está en la mira del presidente de los Estados Unidos. Ella sabe que corre peligro pero no se raja. Me confiesa:

-Mira Hernán. Sé que corro riesgos, pero yo no me puedo quedar callada. Mira, cuando llegan los migrantes latinoamericanos con sus hijos y la migra los atrapa, son separados los padres de sus hijos. Y me pregunto, ¿esos hijos dónde están?… ¿Son mandados a la guerra o son dados en adopción y luego abusados de ellos? Conocí muchos casos en los muchos años que estuve viviendo en Chicago. Y sigo viviendo porque voy y vengo. Pensé que por todo lo que he hecho ya no me dejarían pasar a los Estados Unidos, ahora ya con papeles. Pero no ha sido así, los Estados Unidos me ha dejado pasar. En ese aspecto sí reconozco una democracia americana.

La otra cuestión es que a los militares norteamericanos los entrenan para matar, pero una vez terminada la guerra ya no los desentrenan. Ese es el gran inconveniente. Y esos soldados después cometen crímenes hasta en su propio país. Esto que te platico es sólo para empezar. Hay muchos aspectos más muy delicados. Pero eso te lo voy a ir diciendo con el tiempo -y con esto guarda María silencio- y sus ojos quieren soltar el llanto. Pero no lo hace. Ella también me contó de los duros inviernos de Chicago, los peores de todo ese subcontinente que son los Estados Unidos. Y de cómo la nieve si no la quitas con palas se vuelve hielo. Y se te hiela el alma.

Yo me quedo con la boca abierta por tantas revelaciones. María es una mujer fuerte y valiente. Ojalá hubiera más Marías así. Se le otorgó la “Medalla María Antonieta Alvarado Coello” en esta entrega del Pakal 2018. La misma doña Toñita -se descolgó de Comitán a sus 91 años- y se la entregó.

Les pido a quienes me leen manden cartas de historia de vida a mi correo becerra_hernan@yahoo.com.mx para irlas publicando. Sobre todo las más estrujadoras. Regala tu experiencia a los demás.

Marimba: Desde el día 21 de junio y hasta el 28 estaré en Tapachula. Ese día salgo a ofrecer ayuda a los damnificados por el volcán de Fuego a la Antigua Guatemala. Espero me ayuden ayudar.