/ lunes 5 de noviembre de 2018

El arte no se digitaliza: Julius Wiedemann

El editor de diseño de Taschen habla del declive del libro electrónico

XALAPA, Ver.- La digitalización no ha superado a los libros impresos, sobre todo en el tema del arte y la creatividad. Así lo afirmó Julius Wiedemann, editor ejecutivo de diseño de la editorial Taschen, en entrevista para El Sol de México durante el segundo día de actividades del Congreso Internacional de Diseño 2018 celebrado el pasado fin de semana en la ciudad de Xalapa.

El editor de origen brasileño, define la demanda del libro electrónico como un declive, sin embargo, este tema continúa siendo un reto.

“La digitalización de libros continúa siendo un desafío. Sabíamos que el libro impreso tenía su espacio y el digital estaba estable. En poco tiempo el mercado cambió mucho, después de 2016 hemos tenido tiempo para pensar en el digital pero ya no se está consumiendo tanto como hace 10 años.

“Después de 2016, cambió mucho el mercado, hay una corrección entre el consumo de lo digital y lo impreso. En Taschen nos concentramos sólo en lo impreso, pensamos que el digital tiene un montón de ventajas pero los libros de arte y el tema de áreas creativas no están preparados para lo digital; tener un libro de fotografía en digital es muy diferente a tener uno en impreso el cual ofrece una portada que es linda con una gran resolución”, expresa Wiedemann.

Julius defiende su trabajo y se describe a sí mismo con un curador de libros, que así como en el montaje de una exposición de arte, él rinde homenaje a su contenido en una sola imagen plasmada en su portada, la cual, debe atraer la mirada de las personas. “Como editor y curador de libros tengo la función de mirar el producto, el contenido y lograr que la gente se interese en él”. Con más de 20 años dentro del medio editorial, Wiedemann encontró en el diseño diferentes aspectos que se identificaban con su personalidad.

“Después de revistas y periódicos empecé a trabajar con los libros desde hace 17 años, es un producto interesante es un proceso que se puede refinar. Los libros te dan mucho más libertad, te dan la posibilidad de hacerlo cada vez mejor. En 2001 entré a Taschen y tengo 80 libros editados. El libro tiene que ver con mi personalidad, me encanta tener cosas nuevas, soy curioso te da la oportunidad de hablar y descubrir”.

El proceso de edición comienza desde la lectura del contenido para después generar la ideas que logren que la gente compre el libro. “Hay muchos tipos de libros donde existe una línea que comunica con el lector. Hay que tener reglas, patrones, colores… Se usan tipos de iconografías de acuerdo a la edad y género, tenemos que elegir la foto adecuada, es un trabajo bastante grande”.

El contenido muchas veces no tiene que ver con la portada, “los libros de ficción son más libres, hay una imagen que comunica algo, Jurassic Park ya sabes de qué trata hay imágenes que son distintas, algunas son más conceptuales”.

Para el creativo hacer un libro es como hacer publicidad porque “hacer una publicidad buena es muy fácil, hacer una publicidad muy buena es muy difícil”.

Cuando está listo el libro continúa el siguiente proceso que es ponerlo a la venta lo cual implica toda una estrategia.

“Al ofrecerlo, el proceso inicia desde pensar en crear una zona de curiosidad, la invitación es para que toda la gente utilice su tiempo para leer y pedirle tiempo a la gente hoy es un ejercicio duro.

Por eso hay que darle innovación, una mirada que no exista en su mente al ver una portada, la ejecución, calidad en el color que está en el texto, buena calidad de papel. Finalmente es hacer algo que dure que se quede ahí por mucho tiempo que lo tengas por 30 años o más”, concluye Wiedemann.

XALAPA, Ver.- La digitalización no ha superado a los libros impresos, sobre todo en el tema del arte y la creatividad. Así lo afirmó Julius Wiedemann, editor ejecutivo de diseño de la editorial Taschen, en entrevista para El Sol de México durante el segundo día de actividades del Congreso Internacional de Diseño 2018 celebrado el pasado fin de semana en la ciudad de Xalapa.

El editor de origen brasileño, define la demanda del libro electrónico como un declive, sin embargo, este tema continúa siendo un reto.

“La digitalización de libros continúa siendo un desafío. Sabíamos que el libro impreso tenía su espacio y el digital estaba estable. En poco tiempo el mercado cambió mucho, después de 2016 hemos tenido tiempo para pensar en el digital pero ya no se está consumiendo tanto como hace 10 años.

“Después de 2016, cambió mucho el mercado, hay una corrección entre el consumo de lo digital y lo impreso. En Taschen nos concentramos sólo en lo impreso, pensamos que el digital tiene un montón de ventajas pero los libros de arte y el tema de áreas creativas no están preparados para lo digital; tener un libro de fotografía en digital es muy diferente a tener uno en impreso el cual ofrece una portada que es linda con una gran resolución”, expresa Wiedemann.

Julius defiende su trabajo y se describe a sí mismo con un curador de libros, que así como en el montaje de una exposición de arte, él rinde homenaje a su contenido en una sola imagen plasmada en su portada, la cual, debe atraer la mirada de las personas. “Como editor y curador de libros tengo la función de mirar el producto, el contenido y lograr que la gente se interese en él”. Con más de 20 años dentro del medio editorial, Wiedemann encontró en el diseño diferentes aspectos que se identificaban con su personalidad.

“Después de revistas y periódicos empecé a trabajar con los libros desde hace 17 años, es un producto interesante es un proceso que se puede refinar. Los libros te dan mucho más libertad, te dan la posibilidad de hacerlo cada vez mejor. En 2001 entré a Taschen y tengo 80 libros editados. El libro tiene que ver con mi personalidad, me encanta tener cosas nuevas, soy curioso te da la oportunidad de hablar y descubrir”.

El proceso de edición comienza desde la lectura del contenido para después generar la ideas que logren que la gente compre el libro. “Hay muchos tipos de libros donde existe una línea que comunica con el lector. Hay que tener reglas, patrones, colores… Se usan tipos de iconografías de acuerdo a la edad y género, tenemos que elegir la foto adecuada, es un trabajo bastante grande”.

El contenido muchas veces no tiene que ver con la portada, “los libros de ficción son más libres, hay una imagen que comunica algo, Jurassic Park ya sabes de qué trata hay imágenes que son distintas, algunas son más conceptuales”.

Para el creativo hacer un libro es como hacer publicidad porque “hacer una publicidad buena es muy fácil, hacer una publicidad muy buena es muy difícil”.

Cuando está listo el libro continúa el siguiente proceso que es ponerlo a la venta lo cual implica toda una estrategia.

“Al ofrecerlo, el proceso inicia desde pensar en crear una zona de curiosidad, la invitación es para que toda la gente utilice su tiempo para leer y pedirle tiempo a la gente hoy es un ejercicio duro.

Por eso hay que darle innovación, una mirada que no exista en su mente al ver una portada, la ejecución, calidad en el color que está en el texto, buena calidad de papel. Finalmente es hacer algo que dure que se quede ahí por mucho tiempo que lo tengas por 30 años o más”, concluye Wiedemann.

Local

Cierre del parque central Miguel Hidalgo deja sin ingresos a familias de aseadores de calzado

Piden a la autoridad municipal ayuda para llevar sustento a sus familias durante la contingencia por el Covid-19

Local

Por emergencia nacional, negocios comienzan a cerrar temporalmente en el centro de Tapachula

Pide Acepitap aterrizar prestamos para que comercios no se van afectados

Local

Garantiza gobierno del estado seguridad a trabajadores de la salud

Seguimos en diálogo con las autoridades que han estado en la mejor disposición de apoyar con diversas acciones

Policiaca

Chofer pensó que le daría tiempo de invadir carril y sólo logró chocar

Presuntamente conducía a exceso de velocidad por lo que no pudo maniobrar adecuadamente

Mundo

OMS reitera que el coronavirus también ataca a jóvenes

En Europa, la víctima más joven reportada es una niña de 12 años en Bélgica. En Estados Unidos falleció un bebé de seis semanas que dio positivo al virus

Local

Cierre del parque central Miguel Hidalgo deja sin ingresos a familias de aseadores de calzado

Piden a la autoridad municipal ayuda para llevar sustento a sus familias durante la contingencia por el Covid-19

Futbol

Atlético Madrid recorta 70% salario de futbolistas

El club informó que recortó temporalmente el salario de los futbolistas y cuerpo técnico en un 70% para hacer frente al impacto financiero de la pandemia

Mundo

Sin bajar del auto, en Italia realizan pruebas de Covid-19

Se trata de un sistema probado con éxito en Corea del Sur y que se inspira en los establecimientos de comida rápida para automóviles

Mundo

Pentágono, en busca de 100 mil bolsas para cadáveres ante avance de Covid-19

EU se ha convertido en uno de los focos de la pandemia con más de 217 mil personas contagiadas y 5 mil 150 fallecidos