/ viernes 31 de julio de 2020

Ahuyenta pandemia inversión industrial en Chiapas


Entre las graves afectaciones económicas que ha traído la pandemia Covid-19 a Chiapas está la pérdida de inversiones como la que traería la empresa procesadora de alimentos de Guatemala Idealsa, que el 18 de octubre de 2018 anunciaba cumplían ya con los requisitos y procedimientos legales para convertirse en “empresa ancla” de la Zona Económica Especial (ZEE) de Puerto Chiapas, y que contribuiría con una inversión de 324 millones de dólares (mdd) así como la creación de 300 empleos.

Hoy los pocos interesados ya no vendrán y se irán a otras partes porque no les conviene inyectar recursos a donde no habrá productividad, señaló María Eugenia Moreno Mendoza, presidenta la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra).


Lee también: Frontera Sur quedó fuera de proyecto para disminuir IVA: Coparmex



Puntualizó que en la localidad no hay industrias y la poca que ha apostado por esta región del país hoy está en la “cuerda floja” e incluso podría marcharse del Soconusco, luego que la promesa de la ZEE se cayó y la pandemia prácticamente sepultó esta zona.

Desafortunadamente esta no es la única empresa afectada. La fábrica de Cafés de Especialidad de Chiapas (Cafesca) es otra que titubea en irse de la región, a causa de la actividad que está detenida en todo este sector, donde también están instaladas desde hace años una empacadora de Herdez y la de Procesa.

Según empresarios de la frontera sur, la productora y procesadora de café estaría a punto de llegar a su final en Tapachula, lo que conllevaría a que se perdieran más de 150 empleos de manera directa.


Podrían perderse más de 150 empleos en la región con el cierre de fábricas


Esto también representaría que la inversión que hicieron hace más de una década Japón, España, Alemania y México, cercana a los 40 millones de dólares, dejara un enorme hueco económico en esta región.

El principal freno que llevaría a Cafesca a marcharse, radicaría en que el café chiapaneco liofilizado, que salía de manera rápida hacia Europa Oriental y Asia, ahora está varado a consecuencia de los canales cerrados por la pandemia de Covid-19 y el cierre de fronteras con América Latina por parte de muchos países europeos y asiáticos.


Rechazo oficial a inversionistas

De acuerdo a Moreno Mendoza en la delegación sur de Canacintra que abarca Veracruz, Oaxaca, Tehuacán y Chiapas, varios empresarios han intentado recurrir a recursos gubernamentales para sortear la crisis, pero han sido rechazados pese a cumplir con los estatutos.

Apuntó que la situación es grave tanto para los empresarios como para las grandes industrias, pero esto podría comenzar a solventarse si a los gobernantes les importara la región, ya que podrían generarse empleos y circulante.



Foto: Eduardo Torres | Diario del Sur



´A nosotros los pronunciamientos del gobierno no nos benefician en nada, porque el asunto fiscal y del Impuesto al Valor Agregado (IVA) es para la península de Yucatán y apenas alcanza a llegar a Palenque con el tema del Tren Maya, para acá, a la frontera sur, no voltean a ver para nada. La situación es grave, porque no hay apoyos y los gobiernos federal y estatal no toman en cuenta a la frontera sur. El ‘estado de salud’ de la región ahora es de pronóstico grave y reservado, pero aún se puede salvar si se interesan por esta parte del país´, finalizó.




Entre las graves afectaciones económicas que ha traído la pandemia Covid-19 a Chiapas está la pérdida de inversiones como la que traería la empresa procesadora de alimentos de Guatemala Idealsa, que el 18 de octubre de 2018 anunciaba cumplían ya con los requisitos y procedimientos legales para convertirse en “empresa ancla” de la Zona Económica Especial (ZEE) de Puerto Chiapas, y que contribuiría con una inversión de 324 millones de dólares (mdd) así como la creación de 300 empleos.

Hoy los pocos interesados ya no vendrán y se irán a otras partes porque no les conviene inyectar recursos a donde no habrá productividad, señaló María Eugenia Moreno Mendoza, presidenta la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra).


Lee también: Frontera Sur quedó fuera de proyecto para disminuir IVA: Coparmex



Puntualizó que en la localidad no hay industrias y la poca que ha apostado por esta región del país hoy está en la “cuerda floja” e incluso podría marcharse del Soconusco, luego que la promesa de la ZEE se cayó y la pandemia prácticamente sepultó esta zona.

Desafortunadamente esta no es la única empresa afectada. La fábrica de Cafés de Especialidad de Chiapas (Cafesca) es otra que titubea en irse de la región, a causa de la actividad que está detenida en todo este sector, donde también están instaladas desde hace años una empacadora de Herdez y la de Procesa.

Según empresarios de la frontera sur, la productora y procesadora de café estaría a punto de llegar a su final en Tapachula, lo que conllevaría a que se perdieran más de 150 empleos de manera directa.


Podrían perderse más de 150 empleos en la región con el cierre de fábricas


Esto también representaría que la inversión que hicieron hace más de una década Japón, España, Alemania y México, cercana a los 40 millones de dólares, dejara un enorme hueco económico en esta región.

El principal freno que llevaría a Cafesca a marcharse, radicaría en que el café chiapaneco liofilizado, que salía de manera rápida hacia Europa Oriental y Asia, ahora está varado a consecuencia de los canales cerrados por la pandemia de Covid-19 y el cierre de fronteras con América Latina por parte de muchos países europeos y asiáticos.


Rechazo oficial a inversionistas

De acuerdo a Moreno Mendoza en la delegación sur de Canacintra que abarca Veracruz, Oaxaca, Tehuacán y Chiapas, varios empresarios han intentado recurrir a recursos gubernamentales para sortear la crisis, pero han sido rechazados pese a cumplir con los estatutos.

Apuntó que la situación es grave tanto para los empresarios como para las grandes industrias, pero esto podría comenzar a solventarse si a los gobernantes les importara la región, ya que podrían generarse empleos y circulante.



Foto: Eduardo Torres | Diario del Sur



´A nosotros los pronunciamientos del gobierno no nos benefician en nada, porque el asunto fiscal y del Impuesto al Valor Agregado (IVA) es para la península de Yucatán y apenas alcanza a llegar a Palenque con el tema del Tren Maya, para acá, a la frontera sur, no voltean a ver para nada. La situación es grave, porque no hay apoyos y los gobiernos federal y estatal no toman en cuenta a la frontera sur. El ‘estado de salud’ de la región ahora es de pronóstico grave y reservado, pero aún se puede salvar si se interesan por esta parte del país´, finalizó.