/ jueves 7 de marzo de 2019

Continúan denuncias de abusos en Walmart; reiteran llamado a huelga

De acuerdo con los trabajadores la empresa estadounidense no respeta la jornada máxima de ocho horas de trabajo

La Asociación Nacional del Trabajador del Comercio y Oficinas Particulares confió que la empresa Walmart en México sea sensible y atienda las demandas de un incremento salarial de 20 por ciento y cuatro por ciento sobre venta, a fin de evitar una huelga emplazada para el próximo 20 de marzo.

Así lo afirmó René Sasores Barea, secretario general de dicha asociación afiliada a la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC), quien en entrevista con Notimex expuso que se tienen que respetar los derechos de la clase trabajadora, plasmados en la Ley Federal del Trabajo.

De acuerdo con esta asociación, la empresa estadounidense no respeta la jornada máxima de ocho horas de trabajo, no paga horas extra conforme a la ley, además de que incurre en despidos injustificados, discriminación a embarazadas, acoso y hostigamiento tanto laboral como sexual.

Además de que supuestamente, los empleados, la mayoría mujeres, carecen de Seguro Social, Infonavit, gana entre 14 y 150 pesos diarios y no perciben el pago de utilidades, razones por las que más ocho mil 500 trabajadores emplazaron a huelga al consorcio comercial para el miércoles 20 marzo.

Sansores Barea aseveró que en caso de no llegar a un acuerdo el paro de labores estallaría en 121 establecimientos de Walmart ubicados en 10 estados de la República mexicana, además de que se extendería a los 52 de Sam*Club y de Bodega Aurrera.

Mencionó que tras el emplazamiento a huelga no hay marcha atrás, y que incluso, "en algunas entidades contamos con el apoyo de los gobernadores, pues al conocer los atropellos que sufren nuestros agremiados nos dan de inmediato la razón”.

Estamos exigiendo que respete el contrato colectivo de trabajo y llegar a un acuerdo salarial, pero sobre todo cumplan con sus obligaciones de carácter social.

Aunque reconoció que las autoridades laborales han sido respetuosas de la vida sindical de la organización, Sansores acusó que la empresa no les permite organizarse como lo señalan la Ley federal del Trabajo y el convenio 89 de la Organización Internacional del Trabajo sobre la libre sindicalización, recientemente ratificado por México.

En ese sentido aseveró que también los consumidores, así como gerentes y personal operativo de Walmart apoyan a los trabajadores, "ya que es una lucha que va a beneficiar a todos, incluido al consumidor".

El dirigente sindical aseveró que esta empresa obtiene enormes ganancias y por lo tanto puede ofrecer un incremento salarial justo a sus trabajadores así como un bono, incorporarlos a los institutos Mexicano del Seguro Social (IMSS) y del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores así como a una Afore.

Sostuvo que en el país "están soplando vientos de cambio y eso lo deben entender este tipo de patrones", además de que "los trabajadores ya no están dispuestos a sufrir más abusos".

La Asociación Nacional del Trabajador del Comercio y Oficinas Particulares confió que la empresa Walmart en México sea sensible y atienda las demandas de un incremento salarial de 20 por ciento y cuatro por ciento sobre venta, a fin de evitar una huelga emplazada para el próximo 20 de marzo.

Así lo afirmó René Sasores Barea, secretario general de dicha asociación afiliada a la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC), quien en entrevista con Notimex expuso que se tienen que respetar los derechos de la clase trabajadora, plasmados en la Ley Federal del Trabajo.

De acuerdo con esta asociación, la empresa estadounidense no respeta la jornada máxima de ocho horas de trabajo, no paga horas extra conforme a la ley, además de que incurre en despidos injustificados, discriminación a embarazadas, acoso y hostigamiento tanto laboral como sexual.

Además de que supuestamente, los empleados, la mayoría mujeres, carecen de Seguro Social, Infonavit, gana entre 14 y 150 pesos diarios y no perciben el pago de utilidades, razones por las que más ocho mil 500 trabajadores emplazaron a huelga al consorcio comercial para el miércoles 20 marzo.

Sansores Barea aseveró que en caso de no llegar a un acuerdo el paro de labores estallaría en 121 establecimientos de Walmart ubicados en 10 estados de la República mexicana, además de que se extendería a los 52 de Sam*Club y de Bodega Aurrera.

Mencionó que tras el emplazamiento a huelga no hay marcha atrás, y que incluso, "en algunas entidades contamos con el apoyo de los gobernadores, pues al conocer los atropellos que sufren nuestros agremiados nos dan de inmediato la razón”.

Estamos exigiendo que respete el contrato colectivo de trabajo y llegar a un acuerdo salarial, pero sobre todo cumplan con sus obligaciones de carácter social.

Aunque reconoció que las autoridades laborales han sido respetuosas de la vida sindical de la organización, Sansores acusó que la empresa no les permite organizarse como lo señalan la Ley federal del Trabajo y el convenio 89 de la Organización Internacional del Trabajo sobre la libre sindicalización, recientemente ratificado por México.

En ese sentido aseveró que también los consumidores, así como gerentes y personal operativo de Walmart apoyan a los trabajadores, "ya que es una lucha que va a beneficiar a todos, incluido al consumidor".

El dirigente sindical aseveró que esta empresa obtiene enormes ganancias y por lo tanto puede ofrecer un incremento salarial justo a sus trabajadores así como un bono, incorporarlos a los institutos Mexicano del Seguro Social (IMSS) y del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores así como a una Afore.

Sostuvo que en el país "están soplando vientos de cambio y eso lo deben entender este tipo de patrones", además de que "los trabajadores ya no están dispuestos a sufrir más abusos".

Policiaca

¡Semaforazo!

Afortunadamente sólo hubo daños materiales