/ jueves 28 de enero de 2021

A sus 90 años, don Roberto dice que el Covid "es un asunto del gobierno"

El nonagenario, asegura que no tiene miedo de contagiarse de este virus que resulta altamente mortal para personas ancianas


Para cientos de personas que se dedican a las labores agrícolas en Tapachula, el tema de la pandemia del Covid-19, lo toman con cierto escepticismo, ya que se sienten seguros porque según ellos, la buena alimentación y el constante trabajo al aire libre los hace inmunes a la enfermedad.

Es el caso de Don Roberto Pérez López de 90 años de edad, quién tiene su domicilio al sur de la ciudad y dice que no cree en el coronavirus ni en el alcance de la pandemia que tiene ya registra casi 150 mil muertes en el país. Asegura que "es un asunto del gobierno para tenernos manipulados", por eso desde que comenzó la pandemia, no usa el cubrebocas, únicamente cuando tiene que trasladarse al centro de Tapachula porque el transporte público se lo exige.



Desde hace décadas se dedica a la siembra de diferentes cultivos como la yuca, el maíz, ajonjolí y variedades de flores, cuya venta le permiten vivir y cubrir sus gastos básicos; orgulloso, don Roberto argumenta que, a sus 90 años, tiene la fuerza y la viveza suficiente para seguir trabajando en lo que más le gusta, que es labrar la tierra y estar en contacto directo con la naturaleza, tal vez eso es lo que le mantiene fuerte, sano e independiente a sólo unos cuantos años de cumplir un siglo de vida.

Este recio campesino, cuanta que desde 1930, año en que nació, a la fecha, ha habido muchas pandemias, pero gracias a que se mantiene sano por la alimentación y su actividad física, no ha tenido complicaciones en la salud nunca en su vida, por lo que dijo, seguirá como hasta ahora, y no permitirá que lo vacunen contra el Covid-19.

El terreno labrado por don Roberto, es de las pocas superficies para siembra que quedan en el Camino a La Pita, ahí habita este nonagenario acompañado de su esposa Paula De la Cruz quien cuenta 77 años de edad, y nos comparte que en este pequeño terrenito encuentra la paz y tranquilidad, puesto que viven de lo que ellos producen, agrega orgullosa que ni ella ni su esposo reciben apoyo del gobierno a pesar de su edad y viven enteramente de lo que sus tierras les proporcionan.


Don Roberto y su esposa, doña Paula cultivan juntos sus tierras, ajenos a la pandemia del Covid-19. Foto: Marvin Bautista | Diario del Sur


Según las autoridades de salud, los adultos mayores son el sector de la población con más alta vulnerabilidad al contagiarse de coronavirus, debido a la lógica de que sus defensas inmunológicas se encuentran bajas, sin embargo, la pareja de esposos formada por Don Roberto y Doña Paula, son en realidad un caso aparte a considerar en las estadísticas pues ambos gozan de cabal salud.

Por su parte, los hijos de la pareja dicen que admiran la buena salud de sus padres, y respetan su decisión de no creer en el coronavirus, a pesar de ello, hijos y nietos cuidan en guardar la distancia debida, para evitar cualquier riesgo, debido a que la pandemia no ha perdonado ninguna condición de población, por lo que, a final de cuentas ellos dicen que están conscientes de que el riesgo es igual para todos aunque su padre y madre elijan no creer en el Covid-19.





Para cientos de personas que se dedican a las labores agrícolas en Tapachula, el tema de la pandemia del Covid-19, lo toman con cierto escepticismo, ya que se sienten seguros porque según ellos, la buena alimentación y el constante trabajo al aire libre los hace inmunes a la enfermedad.

Es el caso de Don Roberto Pérez López de 90 años de edad, quién tiene su domicilio al sur de la ciudad y dice que no cree en el coronavirus ni en el alcance de la pandemia que tiene ya registra casi 150 mil muertes en el país. Asegura que "es un asunto del gobierno para tenernos manipulados", por eso desde que comenzó la pandemia, no usa el cubrebocas, únicamente cuando tiene que trasladarse al centro de Tapachula porque el transporte público se lo exige.



Desde hace décadas se dedica a la siembra de diferentes cultivos como la yuca, el maíz, ajonjolí y variedades de flores, cuya venta le permiten vivir y cubrir sus gastos básicos; orgulloso, don Roberto argumenta que, a sus 90 años, tiene la fuerza y la viveza suficiente para seguir trabajando en lo que más le gusta, que es labrar la tierra y estar en contacto directo con la naturaleza, tal vez eso es lo que le mantiene fuerte, sano e independiente a sólo unos cuantos años de cumplir un siglo de vida.

Este recio campesino, cuanta que desde 1930, año en que nació, a la fecha, ha habido muchas pandemias, pero gracias a que se mantiene sano por la alimentación y su actividad física, no ha tenido complicaciones en la salud nunca en su vida, por lo que dijo, seguirá como hasta ahora, y no permitirá que lo vacunen contra el Covid-19.

El terreno labrado por don Roberto, es de las pocas superficies para siembra que quedan en el Camino a La Pita, ahí habita este nonagenario acompañado de su esposa Paula De la Cruz quien cuenta 77 años de edad, y nos comparte que en este pequeño terrenito encuentra la paz y tranquilidad, puesto que viven de lo que ellos producen, agrega orgullosa que ni ella ni su esposo reciben apoyo del gobierno a pesar de su edad y viven enteramente de lo que sus tierras les proporcionan.


Don Roberto y su esposa, doña Paula cultivan juntos sus tierras, ajenos a la pandemia del Covid-19. Foto: Marvin Bautista | Diario del Sur


Según las autoridades de salud, los adultos mayores son el sector de la población con más alta vulnerabilidad al contagiarse de coronavirus, debido a la lógica de que sus defensas inmunológicas se encuentran bajas, sin embargo, la pareja de esposos formada por Don Roberto y Doña Paula, son en realidad un caso aparte a considerar en las estadísticas pues ambos gozan de cabal salud.

Por su parte, los hijos de la pareja dicen que admiran la buena salud de sus padres, y respetan su decisión de no creer en el coronavirus, a pesar de ello, hijos y nietos cuidan en guardar la distancia debida, para evitar cualquier riesgo, debido a que la pandemia no ha perdonado ninguna condición de población, por lo que, a final de cuentas ellos dicen que están conscientes de que el riesgo es igual para todos aunque su padre y madre elijan no creer en el Covid-19.




Policiaca

Fallece regidora de Suchiate presuntamente de un paro cardiaco

Los restos de Esther Ramírez fueron velados en su domicilio

Policiaca

Joven aproximadamente de 30 año se quita la vida

Al lugar de los hechos arribaron las diferentes corporaciones policiacas, donde localizaron a una persona en el interior de una humilde vivienda

Policiaca

Pierde la vida un adulto mayor al parecer de un paro cardiaco

paramédicos de la Cruz Roja mexicana arribaron al lugar que me revisaron el cuerpo e informaron que ya nada se podía hacer

Policiaca

Joven aproximadamente de 30 año se quita la vida

Al lugar de los hechos arribaron las diferentes corporaciones policiacas, donde localizaron a una persona en el interior de una humilde vivienda

Policiaca

Fallece regidora de Suchiate presuntamente de un paro cardiaco

Los restos de Esther Ramírez fueron velados en su domicilio

Policiaca

Pierde la vida un adulto mayor al parecer de un paro cardiaco

paramédicos de la Cruz Roja mexicana arribaron al lugar que me revisaron el cuerpo e informaron que ya nada se podía hacer

Policiaca

Detienen a sujeto con enervate y documentos apócrifos

El sujeto fue entregado ante el ministerio público

Local

Organización busca aceptación de vacunas en pueblos indígenas

Ricardo Girón Girón, señaló que en los últimos días ha sostenido reuniones con diferentes comunidades de habla tzotzil a quienes se les ha explicado sobre la vacuna

Local

Coparmex urge mayor control en el ingreso de migrantes

Dentro de los grupos de centroamericanos que han ingresado al país, vienen líderes de pandillas o miembros de estás