imagotipo

Abandonado desde el sexenio pasado museo arqueológico del Soconusco

  • Diario del Sur
  • en Local

CÉSAR SOLÍS

TAPACHULA, CHIS.(OEM-Informex).-El Museo Arqueológico del Soconusco establecido en el corazón de Tapachula permanece abandonado y cerrado por razones desconocidas desde el sexenio pasado, a la fecha sólo se sabe de la buena intención de las autoridades estatales para rescatarlo pero no ha pasado de ahí, mientras que el turismo lamenta que este espacio con una gran riqueza cultural este sin funcionar.
De acuerdo al Instituto nacional de antropología e historia (INAH), el museo ocupa parte de un inmueble contemporáneo, con una fuerte influencia del estilo art decó, construido entre los años 1925 a 1926, para funcionar como presidencia municipal de Tapachula. El área que ocupa el museo, dentro del inmueble, era la que estaba destinada para la penitenciaria.
En el museo existe una muestra de los aspectos de la historia prehispánica de la región. Se muestran monolitos y estelas del sitio arqueológico de Izapa. Los Primeros pobladores o Mokayas (época de los grupos cazadores-recolectores). Los Olmecas, Soconusco fue conquistado por los Olmecas hace más de dos mil años, y a ellos se deben las grandes ciudades cuyas señales aparecen en lo que hoy son zonas arqueológicas. Izapa, importante centro cívico y religioso, construido alrededor del 1500 a.C. Los Mexicas logran conquistar la costa de Chiapas y con ello quedan sujetos a tributo los pueblos del Soconusco, controlando además las rutas de comercio a Centroamérica.
Turistas provenientes de Centroamérica que buscan conocer acerca de la cultura de esta región lamentan que este inmueble permanezca cerrado y abandonado desde mediados del sexenio de Juan Sabines.
“Qué pena en verdad que no pueda uno entrar a apreciar la riqueza cultura que antes ahí estaba, uno trae a la familia para ver pero está cerrado”, lamentó Marvin Rodríguez visitante del departamento de San Marcos Guatemala.
Los empresarios prestadores de servicios turísticos también lamentan el desinterés de las autoridades locales como de los propios legisladores entre ellos la diputada Isabel Villers quien antes del cargo que hoy ocupa exigía a las autoridades estatales mayor apoyo en la materia, sin embargo hoy permanece callada.