/ lunes 6 de mayo de 2019

En penumbras la cuarta sur prolongación

Las luminarias no funcionan desde hace un mes, exponen lugareños

Varias luminarias que se encuentran en el camellón de la cuarta sur prolongación, y bulevar del Internado número 11, se encuentran completamente inservibles reportaron vecinos de ese lugar.Las lámparas no solo permiten el tránsito de estudiantes universitarios, sino también, de comercios que se encuentra en la zona, entre ellos una tienda especializada en artículos para oficina, una pizzería y un restaurante de comida sudamericana, además, de vecinos que viven sobre esa arteria vial.

El desperfecto pone en riesgo a los transeúntes, estudiantes y vecinos, quienes por la falta de iluminación, han sido víctimas de los amantes de lo ajeno.Relataron que aunque existe a pocos metros una caseta de vigilancia, los pillos cometen algunas de sus fechorías, además, que personas desconocidas aprovecha la oscuridad para grafitear las paredes de los negocios y de la institución de educación media superior.

Así también, se puede apreciar las penumbras que se abarcan gran parte de la calle, y solo gracias a las luces de los automóviles se puede contar con algo de iluminación.

Hasta ahora, la arteria vial, una de las más importante al sur de Tapachula, se mantiene en total oscuridad, sin que hasta ahora las autoridades municipales y estatales reparen el desperfecto que ahí se encuentra.


Varias luminarias que se encuentran en el camellón de la cuarta sur prolongación, y bulevar del Internado número 11, se encuentran completamente inservibles reportaron vecinos de ese lugar.Las lámparas no solo permiten el tránsito de estudiantes universitarios, sino también, de comercios que se encuentra en la zona, entre ellos una tienda especializada en artículos para oficina, una pizzería y un restaurante de comida sudamericana, además, de vecinos que viven sobre esa arteria vial.

El desperfecto pone en riesgo a los transeúntes, estudiantes y vecinos, quienes por la falta de iluminación, han sido víctimas de los amantes de lo ajeno.Relataron que aunque existe a pocos metros una caseta de vigilancia, los pillos cometen algunas de sus fechorías, además, que personas desconocidas aprovecha la oscuridad para grafitear las paredes de los negocios y de la institución de educación media superior.

Así también, se puede apreciar las penumbras que se abarcan gran parte de la calle, y solo gracias a las luces de los automóviles se puede contar con algo de iluminación.

Hasta ahora, la arteria vial, una de las más importante al sur de Tapachula, se mantiene en total oscuridad, sin que hasta ahora las autoridades municipales y estatales reparen el desperfecto que ahí se encuentra.