/ sábado 9 de mayo de 2020

En plena pandemia despiden a trabajadores de la planta Yazaki en Tapachula

Decenas de familias se quedaron sin su única fuente de ingresos y sin posibilidades para enfrentar la emergencia sanitaria


Decenas de familias del Soconusco se quedaron sin su única fuente de ingresos para poder enfrentar los daños económicos ocasionados por la pandemia del Coronavirus, ya que fueron de despedidos de la centro laboral.

El vocero de la empresa Yazaki, Jorge Ramírez, afirmó que al menos el 20 por ciento de los empleados de la fábrica de componentes de automóviles Yazaki de la planta Tapachula Libramiento Sur, fueron despedidos, según por la baja demanda en la producción debido a la recesión económica que han tenido en los últimos meses, así como a una restructuración laboral dentro de la empresa.

Los empleados fueron citados el pasado lunes por el departamento de Recursos Humanos y en grupos de 20 personas pasaron a las oficinas administrativas en donde les informaron que ya no requerían de sus servicios, y aunque no se tiene el dato preciso se supo que son alrededor de 300 personas entre hombres y mujeres que fueron despedidas.


Lee también: Desempleados por pandemia piden ayuda a autoridades


Dijo, que el problema de la producción de autopartes no es específica para la empresa Yazaki, sino la recesión sucede a nivel mundial, por lo que la planta en Tapachula tuvo que hacer una reestructuración y reducir su plantilla laboral, porque la producción ha disminuido considerablemente.

Reiteró, que aunque el despido masivo de trabajadores se dio en el marco de la crisis económica que ha dejado la pandemia mundial por el Covid-19, la contingencia sanitaria no es el motivo por el cual se están haciendo estos despidos, sino que ha sido un proceso de planeación de hace unos meses, ya que la recesión de la industria automotriz se dio antes de que se diera a conocer la pandemia en México.





Los ahora ex empleados fueron liquidados al 100 por ciento por parte de la empresa, por lo que los trabajadores, no se vieron en la necesidad de acudir a las oficinas de Conciliación y Arbitraje.

Uno de los afectados, Noé "N", indicó que le preocupa la situación, ya que el recurso que recibió por su liquidación es muy poco y solo le servirá para comprar productos básicos para enfrentar la pandemia por el Coronavirus por algunos días, sin embargo, con la estimación de que la emergencia sanitaria seguirá por otras semanas teme de que si familia pueda pasar hambre.



Es triste haber sido despedido en medio de la pandemia por el Covid-19, ya que en estos momentos será muy complicado volver a encontrar trabajo en la ciudad, no sé como le voy hacer para llevar el sustento a mi familia, solo Dios sabe que será de nosostros porque no tendremos recursos para atender nuestras necesidades en lo que resta de la emergencia sanitaria, abundó.



La planta de manufactura de autopartes de la compañía Yazaki en el Libramiento Sur de Tapachula, inició operaciones el pasado 8 de febrero de 2018, con una inversión de 350 millones de pesos en su construcción y equipamiento; en ese momento se dijo que sería la séptima empresa en Chiapas que produciría arneses para diferentes empresas automotrices que operan en México y generaría mil 500 empleos directos.

Yazaki opera en 140 países del mundo, suministra arneses eléctricos, sistemas de distribución de energía, conectores, componentes, servicios de ensamble, así como distintos productos para el sector automotor.

/TG


Decenas de familias del Soconusco se quedaron sin su única fuente de ingresos para poder enfrentar los daños económicos ocasionados por la pandemia del Coronavirus, ya que fueron de despedidos de la centro laboral.

El vocero de la empresa Yazaki, Jorge Ramírez, afirmó que al menos el 20 por ciento de los empleados de la fábrica de componentes de automóviles Yazaki de la planta Tapachula Libramiento Sur, fueron despedidos, según por la baja demanda en la producción debido a la recesión económica que han tenido en los últimos meses, así como a una restructuración laboral dentro de la empresa.

Los empleados fueron citados el pasado lunes por el departamento de Recursos Humanos y en grupos de 20 personas pasaron a las oficinas administrativas en donde les informaron que ya no requerían de sus servicios, y aunque no se tiene el dato preciso se supo que son alrededor de 300 personas entre hombres y mujeres que fueron despedidas.


Lee también: Desempleados por pandemia piden ayuda a autoridades


Dijo, que el problema de la producción de autopartes no es específica para la empresa Yazaki, sino la recesión sucede a nivel mundial, por lo que la planta en Tapachula tuvo que hacer una reestructuración y reducir su plantilla laboral, porque la producción ha disminuido considerablemente.

Reiteró, que aunque el despido masivo de trabajadores se dio en el marco de la crisis económica que ha dejado la pandemia mundial por el Covid-19, la contingencia sanitaria no es el motivo por el cual se están haciendo estos despidos, sino que ha sido un proceso de planeación de hace unos meses, ya que la recesión de la industria automotriz se dio antes de que se diera a conocer la pandemia en México.





Los ahora ex empleados fueron liquidados al 100 por ciento por parte de la empresa, por lo que los trabajadores, no se vieron en la necesidad de acudir a las oficinas de Conciliación y Arbitraje.

Uno de los afectados, Noé "N", indicó que le preocupa la situación, ya que el recurso que recibió por su liquidación es muy poco y solo le servirá para comprar productos básicos para enfrentar la pandemia por el Coronavirus por algunos días, sin embargo, con la estimación de que la emergencia sanitaria seguirá por otras semanas teme de que si familia pueda pasar hambre.



Es triste haber sido despedido en medio de la pandemia por el Covid-19, ya que en estos momentos será muy complicado volver a encontrar trabajo en la ciudad, no sé como le voy hacer para llevar el sustento a mi familia, solo Dios sabe que será de nosostros porque no tendremos recursos para atender nuestras necesidades en lo que resta de la emergencia sanitaria, abundó.



La planta de manufactura de autopartes de la compañía Yazaki en el Libramiento Sur de Tapachula, inició operaciones el pasado 8 de febrero de 2018, con una inversión de 350 millones de pesos en su construcción y equipamiento; en ese momento se dijo que sería la séptima empresa en Chiapas que produciría arneses para diferentes empresas automotrices que operan en México y generaría mil 500 empleos directos.

Yazaki opera en 140 países del mundo, suministra arneses eléctricos, sistemas de distribución de energía, conectores, componentes, servicios de ensamble, así como distintos productos para el sector automotor.

/TG

Local

Pobreza y desempleo, lo que ha dejado la pandemia: banco de alimentos

Brindan paquetes alimentarios a más de 14 beneficiarios de 8 municipios, 2 mil 500 beneficiarios habían antes de la pandemia

Local

Aumentan ventas en comercios tras disminución de migrantes

En la última semana las ventas han alcanzado el 80%

Local

Chiapas, único estado con QR para donadores voluntarios de órganos

En Chiapas únicamente se realizan trasplantes renales y de córneas debido a la infraestructura de los hospitales

Local

Pobreza y desempleo, lo que ha dejado la pandemia: banco de alimentos

Brindan paquetes alimentarios a más de 14 beneficiarios de 8 municipios, 2 mil 500 beneficiarios habían antes de la pandemia

Local

Cientos de haitianos se encaminan hacia Tapachula

Este martes la Comar comenzará a atender los trámites pendientes en el sur de México

Local

Aumentan ventas en comercios tras disminución de migrantes

En la última semana las ventas han alcanzado el 80%

Local

Chiapas, único estado con QR para donadores voluntarios de órganos

En Chiapas únicamente se realizan trasplantes renales y de córneas debido a la infraestructura de los hospitales

Local

Falta inclusión laboral para discapacitados en Chiapas: SNE

Solo 218 discapacitados han sido contratados por empresas en Chiapas

Local

Llama Iglesia católica a derribar la discriminación hacia la comunidad migrante

La Iglesia católica realizó diversos eventos en el marco de la celebración de la Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado