/ viernes 21 de febrero de 2020

Las últimas horas del alcalde Gurría

La muerte de Óscar Gurría fue confirmada por la parte médica aproximadamente a las 22:30 horas. Pasados algunos minutos de las 23:00, la noticia trascendía en forma de pregunta: ¿murió el presidente?


Tapachula.- Óscar Gurría se encontraba en la capital del estado, Tuxtla Gutiérrez, atendiendo compromisos de la agenda municipal y un juicio político del cual aún se desconoce la temática.

Tuvo un día atareado y no pensaba hacer el viaje de entrada por salida, al menos no en esta ocasión que permanecería más tiempo en la ciudad.

Fumaba mucho, el cigarro estaba adherido a sus dedos, no en los espacios donde tenía que guardar la compostura por su figura de alcalde, pero sí lo hacía de forma insistente a solas, en casa o cuando no estaba a la luz pública.

Pese a no padecer de presión alta, su corazón se detuvo la noche del jueves, no latió más. Al parecer, fue una muerte rápida.

Horas antes de su deceso, el doctor Gurría saldría a tomar un café en uno de los establecimientos céntricos de la capital chiapaneca, pero por contratiempos de él y su familiar con el que se encontraría, la charla se retrasó y se pospuso.

Así fue como se dirigió hacia su departamento ubicado en Las Palmas, un conjunto habitacional localizado al nor oriente de la localidad, en el que también vive el alcalde de Tuxtla Gutiérrez.

En su estancia, a eso de las 21:50 horas, Gurría Penagos le pidió a su secretario particular identificado como Cristian, que le fuera a comprar unos tacos cerca del domicilio.

Cristian salió del departamento, compró la cena y al regresar percibió un extraño aire. El presidente de Tapachula estaba tirado en el suelo de una de las habitaciones.

Como pudo, intentó reanimarlo, pero al no obtener reacción de inmediato lo subió al automóvil y lo trasladó a la clínica Moreno, localizada cerca del parque 5 de Mayo, donde recibió atención pero el esfuerzo fue inútil.

Lee también: Realizan en el Ayuntamiento de Tapachula homenaje póstumo al edil Óscar Gurría Penagos

La muerte de Óscar Gurría fue confirmada por la parte médica aproximadamente a las 22:30 horas. Pasados algunos minutos de las 23:00, la noticia trascendía en forma de pregunta: ¿murió el presidente?

Las redes sociales se inundaron de la noticia sorpresa, algunos incluso creyeron en la posibilidad de una Fake News, pero era verídico, el presidente de Tapachula pereció con apenas un año y cuatro meses de mandato al frente de la alcaldía.

Sus restos han sido trasladados a la ciudad que gobernó por poco período, después visitaría también el IMSS de la localidad para otro homenaje fúnebre.

Descanse en paz.

/BJ


Tapachula.- Óscar Gurría se encontraba en la capital del estado, Tuxtla Gutiérrez, atendiendo compromisos de la agenda municipal y un juicio político del cual aún se desconoce la temática.

Tuvo un día atareado y no pensaba hacer el viaje de entrada por salida, al menos no en esta ocasión que permanecería más tiempo en la ciudad.

Fumaba mucho, el cigarro estaba adherido a sus dedos, no en los espacios donde tenía que guardar la compostura por su figura de alcalde, pero sí lo hacía de forma insistente a solas, en casa o cuando no estaba a la luz pública.

Pese a no padecer de presión alta, su corazón se detuvo la noche del jueves, no latió más. Al parecer, fue una muerte rápida.

Horas antes de su deceso, el doctor Gurría saldría a tomar un café en uno de los establecimientos céntricos de la capital chiapaneca, pero por contratiempos de él y su familiar con el que se encontraría, la charla se retrasó y se pospuso.

Así fue como se dirigió hacia su departamento ubicado en Las Palmas, un conjunto habitacional localizado al nor oriente de la localidad, en el que también vive el alcalde de Tuxtla Gutiérrez.

En su estancia, a eso de las 21:50 horas, Gurría Penagos le pidió a su secretario particular identificado como Cristian, que le fuera a comprar unos tacos cerca del domicilio.

Cristian salió del departamento, compró la cena y al regresar percibió un extraño aire. El presidente de Tapachula estaba tirado en el suelo de una de las habitaciones.

Como pudo, intentó reanimarlo, pero al no obtener reacción de inmediato lo subió al automóvil y lo trasladó a la clínica Moreno, localizada cerca del parque 5 de Mayo, donde recibió atención pero el esfuerzo fue inútil.

Lee también: Realizan en el Ayuntamiento de Tapachula homenaje póstumo al edil Óscar Gurría Penagos

La muerte de Óscar Gurría fue confirmada por la parte médica aproximadamente a las 22:30 horas. Pasados algunos minutos de las 23:00, la noticia trascendía en forma de pregunta: ¿murió el presidente?

Las redes sociales se inundaron de la noticia sorpresa, algunos incluso creyeron en la posibilidad de una Fake News, pero era verídico, el presidente de Tapachula pereció con apenas un año y cuatro meses de mandato al frente de la alcaldía.

Sus restos han sido trasladados a la ciudad que gobernó por poco período, después visitaría también el IMSS de la localidad para otro homenaje fúnebre.

Descanse en paz.

/BJ