/ viernes 23 de agosto de 2019

Migrantes comen huesos y se bañan en la lluvia

Elisa, migrante africana que tiene siete meses de embarazo, aún tiene sangrado luego de haber recibido una patada en el vientre y su almuerzo fue paupérrimo


Elisa, la mujer africana de siete meses de embarazo y que le fue propinado un golpe en el estómago por parte de la policías federales y agentes del Instituto Nacional de Migración (INM), informó que aún tiene dolor en el vientre, además, hasta ahora no ha recibido atención médica.

La mujer oriunda de Angola dio a conocer que su único alimento será huesos de res hervidos, los cuales preparó en su cocina improvisada hecha de piedras y palos. Ese será su único alimento para poder mantenerse en las afueras del INM Chiapas.

Yo llevo aquí afuera dos semanas porque no tengo la plata para pagar la renta de una casa, aquí estamos cocinando hueso, no carne, esos vamos a comer porque no tenemos dinero.

Expuso que tuvieron que salir a mendigar para comprar los huesos de res para comer, porque no reciben ningún tipo de ayuda, mientras que el INM solo les dice que se salgan de allí. “Los de Migración son racistas, no queremos violencia, nosotros solo queremos llegar a la frontera” norte, dijo.

Además, mencionó que para hacer sus necesidades fisiológicas deben acudir a la maleza que existe en las afueras del INM. “Cuando quiero tomar un baño espero la lluvia y si le digo a Migración que me da agua, ellos no quieren ayudar”, relató.

Te puede interesar: Niega INM ayuda a mujeres embarazadas

Cuestionada sobre la mujer embarazada Dina o Diana, mencionó que “está más o menos, la presión de ella subió mucho, así que perdió el bebé, estaba embarazada, no tiene ayuda médica, ella ha estado llorando”.

Por último, reiteró que el INM es racista, además, aunque les dijeron que los atenderían para obtener el documento de oficio de salida, esto nunca sucedió y por eso se mantiene en las afueras del INM.


Elisa, la mujer africana de siete meses de embarazo y que le fue propinado un golpe en el estómago por parte de la policías federales y agentes del Instituto Nacional de Migración (INM), informó que aún tiene dolor en el vientre, además, hasta ahora no ha recibido atención médica.

La mujer oriunda de Angola dio a conocer que su único alimento será huesos de res hervidos, los cuales preparó en su cocina improvisada hecha de piedras y palos. Ese será su único alimento para poder mantenerse en las afueras del INM Chiapas.

Yo llevo aquí afuera dos semanas porque no tengo la plata para pagar la renta de una casa, aquí estamos cocinando hueso, no carne, esos vamos a comer porque no tenemos dinero.

Expuso que tuvieron que salir a mendigar para comprar los huesos de res para comer, porque no reciben ningún tipo de ayuda, mientras que el INM solo les dice que se salgan de allí. “Los de Migración son racistas, no queremos violencia, nosotros solo queremos llegar a la frontera” norte, dijo.

Además, mencionó que para hacer sus necesidades fisiológicas deben acudir a la maleza que existe en las afueras del INM. “Cuando quiero tomar un baño espero la lluvia y si le digo a Migración que me da agua, ellos no quieren ayudar”, relató.

Te puede interesar: Niega INM ayuda a mujeres embarazadas

Cuestionada sobre la mujer embarazada Dina o Diana, mencionó que “está más o menos, la presión de ella subió mucho, así que perdió el bebé, estaba embarazada, no tiene ayuda médica, ella ha estado llorando”.

Por último, reiteró que el INM es racista, además, aunque les dijeron que los atenderían para obtener el documento de oficio de salida, esto nunca sucedió y por eso se mantiene en las afueras del INM.

Policiaca

¡Duelo de titanes!

Frente a la facultad de idiomas de la UNACH

Policiaca

¡Duelo de titanes!

Frente a la facultad de idiomas de la UNACH

Finanzas

Trump levanta aranceles sobre cientos de bienes chinos

La decisión de Trump marca la tercera vez desde agosto que Estados Unidos retrasa o elimina aranceles a las importaciones chinas

Sociedad

Se cancelan 46 vuelos en el aeropuerto de Los Cabos

Autoridades llaman a seguir recomendaciones, ya que dos extranjeros fueron arrastradas por el mar