/ miércoles 21 de abril de 2021

No hay cercos sanitarios ni migratorios en la Frontera Sur

El discurso de Estados Unidos en torno al reforzamiento de la seguridad en la frontera sur sigue siendo contradictorio


La frontera sur sigue siendo un discurso de la clase política mexicana. Nada cambia, todo permanece intacto como desde hace años, mientras que en la frontera norte, la presión de Estados Unidos ha obligado a estos mismos políticos a actuar de inmediato y endurecer el “muro” contra el letal virus y la migración.

En las “aceras” del Suchiate, hombres, la mayoría jovencitos, preparan las cámaras que sirven como balsas y medio de transporte de personas y mercancías por el río para llegar hasta caminos de extravío que permiten ingresar a México.



Pese a la presencia de militares guatemaltecos y el anuncio del gobierno mexicano del freno al flujo terrestre, nada cambia en la frontera que comparten estos dos países.

La antesala de una pequeña choza que opera como “caseta de cobro” para quienes van a cruzar, es un taller mecánico abierto a las “mulas humanas” que van con mercancía. También para aquellos migrantes que buscan llegar hasta el lejano Estados Unidos.

Las balsas van atestadas de personas sin documentos. También cargan con legumbres y alimentos que seguramente llegarán hasta su destino: centros de abasto o caminos recónditos para avanzar a paso sigiloso en busca del “sueño americano”.

Para poder ser transportado por el río Suchiate, los operadores de esas tablas colocadas sobre neumáticos de tráiler o tractocamiones cobran hasta 50 pesos, dependiendo la carga o el volumen de lo que se vaya a trasladar.


Los caminos están libres para el tránsito de inmigrantes que aprovechan a internarse a México por esta vía. / Foto: Eduardo Torres | Diario del Sur


Mientras tanto, arriba del puente la gente camina con normalidad, los cambiadores de moneda seducen al turista para que sean ellos los que operen como sucursal bancaria móvil. El trasiego de drogas y mercancías ilícitas será un cáncer social y de salud que nunca se acabará, incluso para los ajenos a esta región de México y Guatemala, es un espectáculo observar a esto hombres que luchan contra la agresividad del río Suchiate.

Bajo el puente fronterizo Talismán – El Carmen se fraguan delitos ante la mirada ciega de elementos de Instituto Nacional de Migración (INM) y policías de Aduanas de México.

El sol que cae a quemarropa y temperaturas que alcanzan 35 grados centígrados, son las condiciones idóneas para que el Río Suchiate que divide a tierras mexicanas y guatemaltecas sirva como instrumento de transporte de mercancías, que en las normas mexicanas están prohibidas para que ingresen a territorio nacional.


Pasan normal por la vía legal

Puente arriba, en el marco de la legalidad, automovilistas provenientes de Guatemala pasan sin ningún problema. Nada ni nadie los detiene, sólo se sujetan a una fumigación del vehículo y después a una revisión por parte de agentes aduanales, que es más el protocolo que llevan a cabo que las ganas de la inspección.


Lee también: San Cristóbal sin condiciones para niños migrantes retenidos


En la garita migratoria, algunos temen no llevar puesto el cubrebocas, entonces se detienen a medio andador antes de llegar hasta los agentes del INM, pero vaya sorpresa se llevan al notar que sólo les revisan papeles y documentos que les permitan su legal estancia en el país.

En cuanto al Covid 19, nadie los cuestiona o solicita alguna prueba de antígeno o PCR que los certifique como libre del virus.

Uno de los padres que viaja junto a su familia señala que la cepa en Guatemala debió de haber endurecido las medidas de ambos países, pero nada de esto ocurre.


El ingreso por la vía legal tampoco tiene grandes complicaciones. / Foto: Eduardo Torres | Diario del Sur


“Nosotros venimos a Chiapas porque tenemos que acudir a una consulta médica de uno de mis hijos, en realidad lo hacemos por eso, pero pensábamos que sería más complicado pasar, de hecho traemos nuestras pruebas que hicimos hace poquito en Guatemala”, señala.

Pero nadie los detuvo ni interrogó, incluso esboza una sonrisa al percatarse que ni siquiera un bote de gel antibacterial hay al momento de cruzar y pisar territorio mexicano.

El discurso de Estados Unidos en torno al reforzamiento de la seguridad en la frontera sur sigue siendo contradictorio, al menos eso ha demostrado el gobierno mexicano en su franja con Guatemala.





La frontera sur sigue siendo un discurso de la clase política mexicana. Nada cambia, todo permanece intacto como desde hace años, mientras que en la frontera norte, la presión de Estados Unidos ha obligado a estos mismos políticos a actuar de inmediato y endurecer el “muro” contra el letal virus y la migración.

En las “aceras” del Suchiate, hombres, la mayoría jovencitos, preparan las cámaras que sirven como balsas y medio de transporte de personas y mercancías por el río para llegar hasta caminos de extravío que permiten ingresar a México.



Pese a la presencia de militares guatemaltecos y el anuncio del gobierno mexicano del freno al flujo terrestre, nada cambia en la frontera que comparten estos dos países.

La antesala de una pequeña choza que opera como “caseta de cobro” para quienes van a cruzar, es un taller mecánico abierto a las “mulas humanas” que van con mercancía. También para aquellos migrantes que buscan llegar hasta el lejano Estados Unidos.

Las balsas van atestadas de personas sin documentos. También cargan con legumbres y alimentos que seguramente llegarán hasta su destino: centros de abasto o caminos recónditos para avanzar a paso sigiloso en busca del “sueño americano”.

Para poder ser transportado por el río Suchiate, los operadores de esas tablas colocadas sobre neumáticos de tráiler o tractocamiones cobran hasta 50 pesos, dependiendo la carga o el volumen de lo que se vaya a trasladar.


Los caminos están libres para el tránsito de inmigrantes que aprovechan a internarse a México por esta vía. / Foto: Eduardo Torres | Diario del Sur


Mientras tanto, arriba del puente la gente camina con normalidad, los cambiadores de moneda seducen al turista para que sean ellos los que operen como sucursal bancaria móvil. El trasiego de drogas y mercancías ilícitas será un cáncer social y de salud que nunca se acabará, incluso para los ajenos a esta región de México y Guatemala, es un espectáculo observar a esto hombres que luchan contra la agresividad del río Suchiate.

Bajo el puente fronterizo Talismán – El Carmen se fraguan delitos ante la mirada ciega de elementos de Instituto Nacional de Migración (INM) y policías de Aduanas de México.

El sol que cae a quemarropa y temperaturas que alcanzan 35 grados centígrados, son las condiciones idóneas para que el Río Suchiate que divide a tierras mexicanas y guatemaltecas sirva como instrumento de transporte de mercancías, que en las normas mexicanas están prohibidas para que ingresen a territorio nacional.


Pasan normal por la vía legal

Puente arriba, en el marco de la legalidad, automovilistas provenientes de Guatemala pasan sin ningún problema. Nada ni nadie los detiene, sólo se sujetan a una fumigación del vehículo y después a una revisión por parte de agentes aduanales, que es más el protocolo que llevan a cabo que las ganas de la inspección.


Lee también: San Cristóbal sin condiciones para niños migrantes retenidos


En la garita migratoria, algunos temen no llevar puesto el cubrebocas, entonces se detienen a medio andador antes de llegar hasta los agentes del INM, pero vaya sorpresa se llevan al notar que sólo les revisan papeles y documentos que les permitan su legal estancia en el país.

En cuanto al Covid 19, nadie los cuestiona o solicita alguna prueba de antígeno o PCR que los certifique como libre del virus.

Uno de los padres que viaja junto a su familia señala que la cepa en Guatemala debió de haber endurecido las medidas de ambos países, pero nada de esto ocurre.


El ingreso por la vía legal tampoco tiene grandes complicaciones. / Foto: Eduardo Torres | Diario del Sur


“Nosotros venimos a Chiapas porque tenemos que acudir a una consulta médica de uno de mis hijos, en realidad lo hacemos por eso, pero pensábamos que sería más complicado pasar, de hecho traemos nuestras pruebas que hicimos hace poquito en Guatemala”, señala.

Pero nadie los detuvo ni interrogó, incluso esboza una sonrisa al percatarse que ni siquiera un bote de gel antibacterial hay al momento de cruzar y pisar territorio mexicano.

El discurso de Estados Unidos en torno al reforzamiento de la seguridad en la frontera sur sigue siendo contradictorio, al menos eso ha demostrado el gobierno mexicano en su franja con Guatemala.




Local

Mercados de Tapachula son un caos, aseguran empresarios

Piden a las autoridades poner orden en los centros de abasto y sus alrededores pues las calles aledañas son casi intransitables

Local

Regreso a clases, una incógnita para padres de familia

Aunque hay rumores de que el ciclo presencial podría retomarse el lunes 17 de mayo, padres y madres de familia dicen desconocer sobre el tema

Local

Ley contra outsourcing beneficia a miles de trabajadores: Experto

El auditor explica que con esta nueva ley se busca que empresas no evadan impuestos y que den a sus trabajadores las prestaciones de ley

Local

Seguridad en elecciones es un trabajo interinstitucional: IEPC

IEPC destacó la colaboración de todas las Fuerzas de Seguridad, así como de las y los ciudadanos que laboran en la organización y realización de las elecciones

Local

Ley contra outsourcing beneficia a miles de trabajadores: Experto

El auditor explica que con esta nueva ley se busca que empresas no evadan impuestos y que den a sus trabajadores las prestaciones de ley

Local

Regreso a clases, una incógnita para padres de familia

Aunque hay rumores de que el ciclo presencial podría retomarse el lunes 17 de mayo, padres y madres de familia dicen desconocer sobre el tema

Local

Crisis humanitaria en la estación migratoria S.XXI del INM

Acusan activistas que la oficina de regularización promueve la contención de migrantes con la evasión de las solicitudes

Local

Mercados de Tapachula son un caos, aseguran empresarios

Piden a las autoridades poner orden en los centros de abasto y sus alrededores pues las calles aledañas son casi intransitables

Finanzas

Congreso de EU llama a cuentas a GM por México

Acusan que hubo presión durante la votación de los trabajadores de la planta de Silao para legitimar el CCT