/ martes 7 de julio de 2020

Emilio Lozoya llega a México esta semana

Asociación delictuosa, operaciones con recursos de procedencia ilícita y defraudación fiscal, las acusaciones

Tras más de un año prófugo de la justicia mexicana, el exdirector de Pemex Emilio Lozoya Austin finalmente llegará a nuestro país antes del próximo viernes extraditado desde España para ser enjuiciado por delitos de asociación ilícita, cohecho y blanqueo de capitales.

La Audiencia Nacional Española informó ayer al Gobierno de México que la extradición de Lozoya procedía, tal como lo consideraron magistrados de la Sección Segunda de la Sala de lo Penal tras examinar el procedimiento indicado que nuestro país cumplió con los requisitos establecidos en la legislación.

Quien fuera parte del equipo de campaña y gabinete del expresidente Enrique Peña Nieto, regresará a México para colaborar con la Fiscalía General de la República en la investigación del Caso Odebrecht. Cuando aterrice en México proveniente de Europa, Lozoya podría ser presentado ante un juez del Reclusorio Norte para que responda por delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita, defraudación fiscal, cohecho y asociación delictuosa que le imputa la FGR.

Desde la semana pasada, el fiscal general, Alejandro Gertz Manero, dijo que Lozoya regresará a México en una aeronave mexicana con el objeto de cumplir con todas las previsiones de seguridad de salud y de control en la internación a nuestro país. Ayer, el presidente Andres Manuel López Obrador aseguró que Lozoya viene con la garantía de que va a decir todo lo que sabe de Odebrecht.

“Lo más importante es el que se sepa la verdad para poner al descubierto estos actos de corrupción, esto que coloquialmente se conoce como transa. Cuando dije de transa, me acorde de lo que decíamos antes: el pueblo se cansa de tanta pinche transa”, dijo durante la mañanera.

Me acordé de lo que decíamos antes: el pueblo se cansa de tanta pinche transaAndrés Manuel López Obrador

“En todo este asunto está, por ejemplo, la (planta de) fertilizantes que se compró durante las negociaciones de la llamada reforma energética, de acuerdo a avalúos, en 200 millones de dólares más de su valor que tienen que regresar”.

El pasado 29 de junio, Lozoya aceptó ser extraditado a su país y renunció al principio de especialidad (la prohibición de ser perseguido por hechos distintos de los que motivaron la solicitud de extradición).

En la explicación del caso, la autoridad española agrega que Lozoya antes de ocupar el cargo de director general de Pemex, se comprometió con la empresa Altos Hornos de México (AHMSA) “a conseguir que la entidad paraestatal le otorgase ilícitamente contratos de obra en el país, a cambio de una cantidad de dinero, que posteriormente el reclamado utilizó para la compra de un inmueble”.

Entre junio y noviembre de 2012, AHMSA realizó cinco transferencias por importe de 3,4 millones de dólares a una cuenta bancaria en Suiza, a nombre de la mercantil Tochos Holding Limited, cuyo beneficiario era Lozoya.

Las investigaciones de la FGR y que fueron compartidas con el gobierno de España, señalan que en diciembre de 2013, Lozoya Austin propuso al Consejo de Administración que la empresa Pro Agroindustria SA, filial de Pemex, comprara los activos de la planta de fertilizantes Agro Nitrogenados, representada por Alonso Ancira, “pese a que los diversos informes desaconsejaban la operación, dado que la planta había permanecido inactiva durante 14 años”.

La segunda causa por la que Lozoya Austin está reclamado, es porque en 2009 siendo director del Foro Económico Mundial de América Latina, se reunió con Luis Alberto D.M., director superintendente de la empresa constructora Norberto Odebrecht en México, donde presuntamente comenzó una relación que concluyó en sobornos.

Tras más de un año prófugo de la justicia mexicana, el exdirector de Pemex Emilio Lozoya Austin finalmente llegará a nuestro país antes del próximo viernes extraditado desde España para ser enjuiciado por delitos de asociación ilícita, cohecho y blanqueo de capitales.

La Audiencia Nacional Española informó ayer al Gobierno de México que la extradición de Lozoya procedía, tal como lo consideraron magistrados de la Sección Segunda de la Sala de lo Penal tras examinar el procedimiento indicado que nuestro país cumplió con los requisitos establecidos en la legislación.

Quien fuera parte del equipo de campaña y gabinete del expresidente Enrique Peña Nieto, regresará a México para colaborar con la Fiscalía General de la República en la investigación del Caso Odebrecht. Cuando aterrice en México proveniente de Europa, Lozoya podría ser presentado ante un juez del Reclusorio Norte para que responda por delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita, defraudación fiscal, cohecho y asociación delictuosa que le imputa la FGR.

Desde la semana pasada, el fiscal general, Alejandro Gertz Manero, dijo que Lozoya regresará a México en una aeronave mexicana con el objeto de cumplir con todas las previsiones de seguridad de salud y de control en la internación a nuestro país. Ayer, el presidente Andres Manuel López Obrador aseguró que Lozoya viene con la garantía de que va a decir todo lo que sabe de Odebrecht.

“Lo más importante es el que se sepa la verdad para poner al descubierto estos actos de corrupción, esto que coloquialmente se conoce como transa. Cuando dije de transa, me acorde de lo que decíamos antes: el pueblo se cansa de tanta pinche transa”, dijo durante la mañanera.

Me acordé de lo que decíamos antes: el pueblo se cansa de tanta pinche transaAndrés Manuel López Obrador

“En todo este asunto está, por ejemplo, la (planta de) fertilizantes que se compró durante las negociaciones de la llamada reforma energética, de acuerdo a avalúos, en 200 millones de dólares más de su valor que tienen que regresar”.

El pasado 29 de junio, Lozoya aceptó ser extraditado a su país y renunció al principio de especialidad (la prohibición de ser perseguido por hechos distintos de los que motivaron la solicitud de extradición).

En la explicación del caso, la autoridad española agrega que Lozoya antes de ocupar el cargo de director general de Pemex, se comprometió con la empresa Altos Hornos de México (AHMSA) “a conseguir que la entidad paraestatal le otorgase ilícitamente contratos de obra en el país, a cambio de una cantidad de dinero, que posteriormente el reclamado utilizó para la compra de un inmueble”.

Entre junio y noviembre de 2012, AHMSA realizó cinco transferencias por importe de 3,4 millones de dólares a una cuenta bancaria en Suiza, a nombre de la mercantil Tochos Holding Limited, cuyo beneficiario era Lozoya.

Las investigaciones de la FGR y que fueron compartidas con el gobierno de España, señalan que en diciembre de 2013, Lozoya Austin propuso al Consejo de Administración que la empresa Pro Agroindustria SA, filial de Pemex, comprara los activos de la planta de fertilizantes Agro Nitrogenados, representada por Alonso Ancira, “pese a que los diversos informes desaconsejaban la operación, dado que la planta había permanecido inactiva durante 14 años”.

La segunda causa por la que Lozoya Austin está reclamado, es porque en 2009 siendo director del Foro Económico Mundial de América Latina, se reunió con Luis Alberto D.M., director superintendente de la empresa constructora Norberto Odebrecht en México, donde presuntamente comenzó una relación que concluyó en sobornos.

Local

Piden que se respete el edificio de la Estación Cultural

Buscan que sean tomados en cuenta en el proyecto de renovación

Local

Sin tapas de registro alcantarillas de Villa Comaltitán 

Ayuntamiento municipal no atiende demandas de la población