/ martes 13 de agosto de 2019

Discutían que tenían luz verde


Un aparatoso accidente se registró la noche del pasado lunes en la Central Sur y Central Oriente, entre un taxi local y una lujosa camioneta que dejo como resultado una persona de la tercera edad lesionada, además de daños materiales por miles de pesos.

Los hechos se suscitaron alrededor de las 21:00 horas, cuando el señor Emilio “N” de 60 años conducía un taxi Nissan Tsuru con número económico 1338, que se desplazaba de poniente a oriente sobre la Central Poniente y al llegar a la altura del semáforo en el cruce de centrales, se impactó en el costado derecho de una camioneta Mazda en color guinda con placas del estado de Chiapas, que venía de norte a sur.

Tras el choque, el taxista salió lesionado y fue necesario que policías municipales solicitaron vía radio el apoyo de los paramédicos del grupo SAE, quienes lo valoraron ya que tenía golpes en la espalda y raspaduras en el brazo izquierdo, al no ser de gravedad no quiso ser trasladado a un hospital.

Sin embargo, el perito de Tránsito del Estado Martín Santiago, fue el encargado de revisar que la documentación estuviera en regla y sobre todo les explicó a ambas partes que era muy difícil saber quién era el culpable, que si les parecía podían manejarlo todo con la aseguradora para que cada uno pagara su golpe o de lo contrario el caso sería turnado ante el ministerio público junto con los vehículos.


Un aparatoso accidente se registró la noche del pasado lunes en la Central Sur y Central Oriente, entre un taxi local y una lujosa camioneta que dejo como resultado una persona de la tercera edad lesionada, además de daños materiales por miles de pesos.

Los hechos se suscitaron alrededor de las 21:00 horas, cuando el señor Emilio “N” de 60 años conducía un taxi Nissan Tsuru con número económico 1338, que se desplazaba de poniente a oriente sobre la Central Poniente y al llegar a la altura del semáforo en el cruce de centrales, se impactó en el costado derecho de una camioneta Mazda en color guinda con placas del estado de Chiapas, que venía de norte a sur.

Tras el choque, el taxista salió lesionado y fue necesario que policías municipales solicitaron vía radio el apoyo de los paramédicos del grupo SAE, quienes lo valoraron ya que tenía golpes en la espalda y raspaduras en el brazo izquierdo, al no ser de gravedad no quiso ser trasladado a un hospital.

Sin embargo, el perito de Tránsito del Estado Martín Santiago, fue el encargado de revisar que la documentación estuviera en regla y sobre todo les explicó a ambas partes que era muy difícil saber quién era el culpable, que si les parecía podían manejarlo todo con la aseguradora para que cada uno pagara su golpe o de lo contrario el caso sería turnado ante el ministerio público junto con los vehículos.