/ lunes 17 de diciembre de 2018

Hondureño ultraja a niña

Una menor de escasos 5 años la víctima


Un grupo de pobladores de más de 200 personas arribó en horas de la mañana al palacio municipal de Acapetahua con el fin de exigir justicia en contra de un presunto violador que se identificó con el nombre de nombre Marco Antonio “N”, quien dijo ser de origen hondureño, y que fue acusado por presunto abuso de una niña de escasos cinco años de edad.

Los hechos se registraron en el municipio de Acapetahua donde el centroamericano es sindicado por los pobladores de ser el actor intelectual de este hecho indignante y que causó un gran malestar en los pobladores.

Al arribar a la presidencia municipal donde se encontraba el presunto violador, los pobladores gritaban consignas de justicia mientras otros pedían que fuera quemado vivo, por el cual el edil Javier Nieves Cruz salió a atender a la gente de manera directa para escuchar sus peticiones entre las que pedían atención para la menor Arlet “N”, y que el sujeto no fuera dejado libre por las autoridades de justicia.

Ante el caldeo de los ánimos el edil se comprometió primero en brindar atención a la menor y posteriormente a dar todo el apoyo a la familia para la respectiva denuncia ante las autoridades correspondientes, asegurando que habría apoyo para los familiares de la menor en estos trámites.

Cabe hacer mención, que según las versiones de los pobladores este sujeto sustrajo a la menor de su domicilio y se la llevó a la orilla de un río muy cercano a su domicilio donde presuntamente cometió el aberrante acto, sin embargo las autoridades ministeriales están investigando al presunto violador que señalan para determinar su situación legal y cumplir la demanda de la gente que exige sea procesado y no dejado en libertad.

A la presidencia municipal también acudieron elementos de la Policía Estatal para resguardar el orden y evitar así otro hecho lamentable como el linchamiento del presunto violador el cual era una constante petición de los pobladores ante el coraje e impotencia para castigar al presunto culpable.


Un grupo de pobladores de más de 200 personas arribó en horas de la mañana al palacio municipal de Acapetahua con el fin de exigir justicia en contra de un presunto violador que se identificó con el nombre de nombre Marco Antonio “N”, quien dijo ser de origen hondureño, y que fue acusado por presunto abuso de una niña de escasos cinco años de edad.

Los hechos se registraron en el municipio de Acapetahua donde el centroamericano es sindicado por los pobladores de ser el actor intelectual de este hecho indignante y que causó un gran malestar en los pobladores.

Al arribar a la presidencia municipal donde se encontraba el presunto violador, los pobladores gritaban consignas de justicia mientras otros pedían que fuera quemado vivo, por el cual el edil Javier Nieves Cruz salió a atender a la gente de manera directa para escuchar sus peticiones entre las que pedían atención para la menor Arlet “N”, y que el sujeto no fuera dejado libre por las autoridades de justicia.

Ante el caldeo de los ánimos el edil se comprometió primero en brindar atención a la menor y posteriormente a dar todo el apoyo a la familia para la respectiva denuncia ante las autoridades correspondientes, asegurando que habría apoyo para los familiares de la menor en estos trámites.

Cabe hacer mención, que según las versiones de los pobladores este sujeto sustrajo a la menor de su domicilio y se la llevó a la orilla de un río muy cercano a su domicilio donde presuntamente cometió el aberrante acto, sin embargo las autoridades ministeriales están investigando al presunto violador que señalan para determinar su situación legal y cumplir la demanda de la gente que exige sea procesado y no dejado en libertad.

A la presidencia municipal también acudieron elementos de la Policía Estatal para resguardar el orden y evitar así otro hecho lamentable como el linchamiento del presunto violador el cual era una constante petición de los pobladores ante el coraje e impotencia para castigar al presunto culpable.