/ lunes 8 de julio de 2024

Tras Bambalinas / ¡El titular de la CEDH ya debe irse!

Con la llegada del próximo gobernador, es decir, el inicio de un nuevo sexenio estatal, será determinante que se realicen cambios oportunos en los puestos claves de diversas secretarías así también en los organismos públicos descentralizados.

En este tenor, me refiero a lo que muchos chiapanecos estáb deseosos que ocurra en la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH), a cargo de Juan José Zepeda Bermúdez a quien el encargo le ha quedado grande, así como a quienes designa visitadores regionales, tal es el caso de Tapachula en donde pareciera que están más preocupados por incrustarse en la nómina de los ayuntamientos para hacerse de la vista gorda cuando los lleguen a denunciar.

El colega periodista Vinicio Pórtela, recientemente evidenció que don Juan José Zepeda Bermúdez indicando que únicamente se hace “pato”, y que su presupuesto anual de unos 10 millones de pesos se gasta entre otras cosas en sus gustitos de oficina, como tomar café con galletas, pues lo que queda claro es que ese dinero no se usa a cabalidad para promover sociedades pacíficas e inclusivas para el desarrollo sostenible , así también como facilitar el acceso a la justicia para todos y crear instituciones eficaces, responsables e inclusivas en todos los niveles.

“De lo anterior, qué hace Juan José Zepeda Bermúdez, para lograr sus metas, nada. Porque su labor como Ombudsperson solo se limita a darle succionados genitales a la autoridad, en su administración no existe una recomendación ejemplar, no hay una atención verdadera a los quejosos y menos existe una real defensa a los Derechos Humanos. Así que, a dónde van a parar los 10 millones de pesos de su "pichurrienta" oficina, qué hace con todos esos recursos, porque tal parece que el Honorable Congreso del Estado de Chiapas no le pide cuentas al "Jota-Jota", que solo se erosiona las manos de tanto aplaudir”, citó en su reciente publicación.

Este antecedente sustentado, tan solo es parte de una de tantas situaciones negativas que se cometen al interior de la CEDH, sin embargo, se espera que Eduardo Ramírez Aguilar tome cartas en el asunto, y como ya bien lo ha dicho que no va tolerar funcionarios que no caminen a su paso, pero sobre todo, que lleguen únicamente con el deseo de servirse y no servir al pueblo de Chiapas.

REFLECTORES

En los últimos días, negocios locales de Tapachula, en donde por cierto se pagan impuestos, generan empleos formales y las ganancias se quedan también aquí, han sucedido situaciones negativas consideradas quizá como competencia desleal.

Personajes malintencionados que seguramente jamás han consumido en esos establecimientos llegan a buscar el mínimo error para evidenciar de inmediato en redes sociales, lo peor de todo es que siempre lo hacen de forma cobarde y mezquina, utilizando perfiles falsos.

A esos mismos, les han llegado a cambiar el producto o servicio, en otros casos no les cobran un solo peso como una admisión del error y como una forma de externar la disculpa.

A la Cafetería Ángeles, con cuatro sucursales en Tapachula y generadora de empleos formales, le tocó ganarse una campaña mediática negativa que lejos de tener mucho eco, únicamente dejó entrever que quienes han comentado o criticado, jamás se han llegado a parar a estos establecimientos, que por cierto seguidamente son supervisados por personal sanitario, debido a que este giro de negocio se basa en la elaboración de alimentos.

Si bien es cierto, un cliente siempre debe exigir alimentos de calidad, así como un buen trato pues para eso se paga, sin embargo, es común observar que estamos acostumbrados a pagar muy caro el consumo en franquicias internacionales donde pocas veces conocemos la procedencia y buen estado de los alimentos que nos preparan y ahí nadie dice nada.

Deberíamos ser empáticos con los negocios de bienes y servicios de Tapachula, especialmente administrados por la misma gente oriunda de esta ciudad, quienes han decidido invertir y generar empleos, así como mover la economía de la localidad.

A título personal, he tenido la oportunidad de visitar cada una de las sucursales de la Cafetería Ángeles, y la verdad siempre están llenas, el servicio y calidad de lo que venden siempre logra convencer mi paladar exigente.

Si usted puede, amigo o amiga, visite los negocios locales, de verdad que será siempre la mejor elección, sin embargo, si alguno de éstos lugares no cumple con sus exigencias, ya no acuda y no lo recomiende.

Nos leemos en la próxima…

Contacto: checha.informa@gmail.com


Con la llegada del próximo gobernador, es decir, el inicio de un nuevo sexenio estatal, será determinante que se realicen cambios oportunos en los puestos claves de diversas secretarías así también en los organismos públicos descentralizados.

En este tenor, me refiero a lo que muchos chiapanecos estáb deseosos que ocurra en la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH), a cargo de Juan José Zepeda Bermúdez a quien el encargo le ha quedado grande, así como a quienes designa visitadores regionales, tal es el caso de Tapachula en donde pareciera que están más preocupados por incrustarse en la nómina de los ayuntamientos para hacerse de la vista gorda cuando los lleguen a denunciar.

El colega periodista Vinicio Pórtela, recientemente evidenció que don Juan José Zepeda Bermúdez indicando que únicamente se hace “pato”, y que su presupuesto anual de unos 10 millones de pesos se gasta entre otras cosas en sus gustitos de oficina, como tomar café con galletas, pues lo que queda claro es que ese dinero no se usa a cabalidad para promover sociedades pacíficas e inclusivas para el desarrollo sostenible , así también como facilitar el acceso a la justicia para todos y crear instituciones eficaces, responsables e inclusivas en todos los niveles.

“De lo anterior, qué hace Juan José Zepeda Bermúdez, para lograr sus metas, nada. Porque su labor como Ombudsperson solo se limita a darle succionados genitales a la autoridad, en su administración no existe una recomendación ejemplar, no hay una atención verdadera a los quejosos y menos existe una real defensa a los Derechos Humanos. Así que, a dónde van a parar los 10 millones de pesos de su "pichurrienta" oficina, qué hace con todos esos recursos, porque tal parece que el Honorable Congreso del Estado de Chiapas no le pide cuentas al "Jota-Jota", que solo se erosiona las manos de tanto aplaudir”, citó en su reciente publicación.

Este antecedente sustentado, tan solo es parte de una de tantas situaciones negativas que se cometen al interior de la CEDH, sin embargo, se espera que Eduardo Ramírez Aguilar tome cartas en el asunto, y como ya bien lo ha dicho que no va tolerar funcionarios que no caminen a su paso, pero sobre todo, que lleguen únicamente con el deseo de servirse y no servir al pueblo de Chiapas.

REFLECTORES

En los últimos días, negocios locales de Tapachula, en donde por cierto se pagan impuestos, generan empleos formales y las ganancias se quedan también aquí, han sucedido situaciones negativas consideradas quizá como competencia desleal.

Personajes malintencionados que seguramente jamás han consumido en esos establecimientos llegan a buscar el mínimo error para evidenciar de inmediato en redes sociales, lo peor de todo es que siempre lo hacen de forma cobarde y mezquina, utilizando perfiles falsos.

A esos mismos, les han llegado a cambiar el producto o servicio, en otros casos no les cobran un solo peso como una admisión del error y como una forma de externar la disculpa.

A la Cafetería Ángeles, con cuatro sucursales en Tapachula y generadora de empleos formales, le tocó ganarse una campaña mediática negativa que lejos de tener mucho eco, únicamente dejó entrever que quienes han comentado o criticado, jamás se han llegado a parar a estos establecimientos, que por cierto seguidamente son supervisados por personal sanitario, debido a que este giro de negocio se basa en la elaboración de alimentos.

Si bien es cierto, un cliente siempre debe exigir alimentos de calidad, así como un buen trato pues para eso se paga, sin embargo, es común observar que estamos acostumbrados a pagar muy caro el consumo en franquicias internacionales donde pocas veces conocemos la procedencia y buen estado de los alimentos que nos preparan y ahí nadie dice nada.

Deberíamos ser empáticos con los negocios de bienes y servicios de Tapachula, especialmente administrados por la misma gente oriunda de esta ciudad, quienes han decidido invertir y generar empleos, así como mover la economía de la localidad.

A título personal, he tenido la oportunidad de visitar cada una de las sucursales de la Cafetería Ángeles, y la verdad siempre están llenas, el servicio y calidad de lo que venden siempre logra convencer mi paladar exigente.

Si usted puede, amigo o amiga, visite los negocios locales, de verdad que será siempre la mejor elección, sin embargo, si alguno de éstos lugares no cumple con sus exigencias, ya no acuda y no lo recomiende.

Nos leemos en la próxima…

Contacto: checha.informa@gmail.com