/ sábado 2 de diciembre de 2023

Unai Elorriaga vuelve a la FIL para presentar “Nosotros no ahorcamos a nadie”

Unai Elorriaga presenta en la FIL Nosotros no ahorcamos a nadie, protagonizada por dos excéntricos ancianos

Después de 14 años de ausencia en México el escritor de origen vasco Unai Elorriaga López volverá a presentar una publicación en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara. Se trata de su más reciente novela Nosotros no ahorcamos a nadie, la cual habla, desde el humor y el goce, de dos temas en apariencia los más serios a discutir: la vejez y la muerte, a través de la historia de dos ancianos que viajan por Europa en busca de un compañero suyo que ha escrito maravillosos cuentos.

“Muchas veces la vejez se toma como un paso, el último, del que ya no se puede avanzar más; pero yo siempre me he rebelado contra esa percepción de la vida porque yo he visto a mi alrededor gente anciana muy activa y que propone cosas. Yo creo que esa es la actitud que todos deberíamos tomar, si el cuerpo y la mente nos aguanta.

“Es una cosa que, considero, hay que tener siempre presente, porque, cuando uno es joven y tiene 20 años, no piensa en la vejez, pero todos vamos a ser como nuestros abuelos, así que sería bueno saber qué es lo que quieren, lo que les apetece y hacia donde quieren ir”, afirma Unai Elorriaga, en entrevista con El Sol de México.

Unai comenta que esta inquietud tuvo su origen al ver a los diferentes integrantes de su familia, la cual cuando él nació ya era muy longeva, con algunos miembros que vivieron incluso el ocaso del siglo XIX y todos los sucesos que marcaron el XX, pero que persistían en la búsqueda de seguir el camino de la vida con la frente en alto.

Sobre los dos protagonistas de esta novela Soro Barturen —quien padece una enfermedad terminal— y Erroman, comenta que se trata de hasta cierto un punto de “un tópico como el de el Quijote y Sancho Panza, pero también como el de Holmes y Watson. Siempre debe de haber un personaje que es el loco y el otro que es una contra partida que, cuando se le va la cabeza lo lleva, más o menos por el buen camino”.

VIAJES LITERARIOS

Al ser una historia en la que se emprende un viaje, el autor reconoce que “el viaje es importante para la vida”, pero irónicamente lo que a él le gusta más es realizar “viajes literarios”, razón por la que el libro está pensado como una serie de cuentos, en la que a pesar de que los protagonistas visitan varias ciudades, apenas las miran, pues también están en su propia búsqueda entre letras.

“Yo diría que esta es una novela, sino más bien un libro de relatos con un hilo narrativo. Para mí es difícil poder describir este libro en su totalidad porque está compuesto de varias historias muy distintas entre sí a propósito, para que pareciera obra de un autor diferente. Tal vez el hilo conductor de todas estas historias, es como me han dicho varias de las personas que me han leído, es la muerte, el final de una vida, pero en absoluto se trata de un libro triste o depresivo”, agrega el filólogo.

LENGUA NATURAL

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Conocido también por ser su propio traductor de lengua eusquera a español, Unai Elorriaga explica que el hecho de que escriba originalmente en eusquera es algo natural. Aunque reconoce que hay en ello un profundo orgullo por su lengua, de la cual él fue la primera generación en poder recibir una educación en su propia lengua y no en un español que quería ser impuesto por la dictadura de Franco.

“Mi lengua estuvo apunto de morir por circunstancias políticas y militares; y claro que ese orgullo lo hemos recibido de nuestros abuelos y nuestros padres. Cuando existe la posibilidad de que tu lengua sea exterminada, es obvio que uno hace un esfuerzo para que no suceda, porque es la lengua con la que uno piensa y sueña; pero eso no quiere decir que yo esté en contra del castellano, es una lengua de una gran cultura y tradición”, finaliza.

Después de 14 años de ausencia en México el escritor de origen vasco Unai Elorriaga López volverá a presentar una publicación en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara. Se trata de su más reciente novela Nosotros no ahorcamos a nadie, la cual habla, desde el humor y el goce, de dos temas en apariencia los más serios a discutir: la vejez y la muerte, a través de la historia de dos ancianos que viajan por Europa en busca de un compañero suyo que ha escrito maravillosos cuentos.

“Muchas veces la vejez se toma como un paso, el último, del que ya no se puede avanzar más; pero yo siempre me he rebelado contra esa percepción de la vida porque yo he visto a mi alrededor gente anciana muy activa y que propone cosas. Yo creo que esa es la actitud que todos deberíamos tomar, si el cuerpo y la mente nos aguanta.

“Es una cosa que, considero, hay que tener siempre presente, porque, cuando uno es joven y tiene 20 años, no piensa en la vejez, pero todos vamos a ser como nuestros abuelos, así que sería bueno saber qué es lo que quieren, lo que les apetece y hacia donde quieren ir”, afirma Unai Elorriaga, en entrevista con El Sol de México.

Unai comenta que esta inquietud tuvo su origen al ver a los diferentes integrantes de su familia, la cual cuando él nació ya era muy longeva, con algunos miembros que vivieron incluso el ocaso del siglo XIX y todos los sucesos que marcaron el XX, pero que persistían en la búsqueda de seguir el camino de la vida con la frente en alto.

Sobre los dos protagonistas de esta novela Soro Barturen —quien padece una enfermedad terminal— y Erroman, comenta que se trata de hasta cierto un punto de “un tópico como el de el Quijote y Sancho Panza, pero también como el de Holmes y Watson. Siempre debe de haber un personaje que es el loco y el otro que es una contra partida que, cuando se le va la cabeza lo lleva, más o menos por el buen camino”.

VIAJES LITERARIOS

Al ser una historia en la que se emprende un viaje, el autor reconoce que “el viaje es importante para la vida”, pero irónicamente lo que a él le gusta más es realizar “viajes literarios”, razón por la que el libro está pensado como una serie de cuentos, en la que a pesar de que los protagonistas visitan varias ciudades, apenas las miran, pues también están en su propia búsqueda entre letras.

“Yo diría que esta es una novela, sino más bien un libro de relatos con un hilo narrativo. Para mí es difícil poder describir este libro en su totalidad porque está compuesto de varias historias muy distintas entre sí a propósito, para que pareciera obra de un autor diferente. Tal vez el hilo conductor de todas estas historias, es como me han dicho varias de las personas que me han leído, es la muerte, el final de una vida, pero en absoluto se trata de un libro triste o depresivo”, agrega el filólogo.

LENGUA NATURAL

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Conocido también por ser su propio traductor de lengua eusquera a español, Unai Elorriaga explica que el hecho de que escriba originalmente en eusquera es algo natural. Aunque reconoce que hay en ello un profundo orgullo por su lengua, de la cual él fue la primera generación en poder recibir una educación en su propia lengua y no en un español que quería ser impuesto por la dictadura de Franco.

“Mi lengua estuvo apunto de morir por circunstancias políticas y militares; y claro que ese orgullo lo hemos recibido de nuestros abuelos y nuestros padres. Cuando existe la posibilidad de que tu lengua sea exterminada, es obvio que uno hace un esfuerzo para que no suceda, porque es la lengua con la que uno piensa y sueña; pero eso no quiere decir que yo esté en contra del castellano, es una lengua de una gran cultura y tradición”, finaliza.

Local

Mercados de Tapachula, una bomba de tiempo por falta de mantenimiento eléctrico

Según especialistas las instalaciones eléctricas deben tener como mínimo un mantenimiento al año, pero en los mercados de Tapachula eso no se implementa

Policiaca

Incendio deja a mujer de 80 años sin hogar en Mapastepec

El siniestro afectó gravemente la vivienda de la señora Herlinda Espinosa, de 80 años de edad

Local

Semáforo de la 20ª calle Poniente y 4ª Sur sin funcionar más de 72 hrs

Los semáforos que operan a través de señales luminosas de colores rojo, amarillo y verde son esenciales para mantener el orden vial y la seguridad en las calles

Local

Precariedad laboral y bajos sueldos en policías y paramédicos de Tapachula

Sin duda la situación de los agentes policiacos y paramédicos en Tapachula refleja una realidad de precariedad económica y condiciones laborales difíciles

Local

¡En Palenque! Conoce el primer hospedaje en la ruta del Tren Maya

El primer hospedaje en la ruta del Tren Maya en Palenque representa una fusión perfecta entre modernidad y tradición

Local

Cierre fronterizo en Panamá triplicará el costo de la migración

Las estadísticas del INM indica que solo en los primeros cinco meses del año se han identificado en el país a un millón 393 mil 683 personas extranjeras