/ miércoles 5 de diciembre de 2018

Monterrey recibe al Cruz Azul en la ida de de semifinales del torneo apertura 2018

Aún sigue fresco el recuerdo de cuando los jugadores azules levantaron el trofeo de la Copa MX en la Sultana del Norte

En la Sultana del Norte no existe el perdón ni el olvido. A los regios les llegó más rápido de lo pensado el duelo contra Cruz Azul y ya saborean una posible venganza deportiva. Y es que aún sigue fresco el recuerdo de cuando los jugadores azules levantaron el trofeo de la Copa MX en su propia casa. El Gigante de Acero lloró y fue testigo de una derrota dolorosa, mas de la cual aún no se reponen del todo.

Los regiomontanos tienen el ánimo por los cielos y quieren arruinar la fiesta capitalina. Le quitaron el sueño a Santos de ser el tercer bicampeón en la historia de los torneos cortos y ahora van por los anhelos de los cementeros que buscan romper con tantos años sin título de Liga. Hoy tienen la posibilidad de borrar ese estigma y mejor escenario no puede existir para ellos.

La Máquina no se queda atrás y con su regreso a semifinales, después de cinco años, no quieren desaprovecharlo. Con tres victorias consecutivas fuera del estadio Azteca, buscarán que Rayados sea una nueva víctima en su inmejorable momento de máximo candidato para ser campeón.

En enfrentamientos de fase final, los norteños llevan la ventaja. Será la cuarta serie que disputan entre ambos y el saldo es de dos llaves ganadas por La Pandilla y solo una por los celestes. Cabe recalcar que los de La Noria no han podido ganar ni un solo encuentro de los seis posibles.

La primera vez fue precisamente en la época dorada de Cruz Azul. En la temporada 1975-76, llegaban como favoritos y fueron vencidos por el poderío del norte con un marcador holgado de 7-2. El delantero uruguayo Rubén Corbo fue el verdugo en el duelo de ida al despacharse con tres anotaciones. Así dejó un 5-1 lapidario. Para el de vuelta, el cruzazulino Eladio Vera anotó en los primeros minutos y dio ligera esperanza, pero un autogol del histórico “Nacho” Flores y otro tanto de Luis Montoya dejó la eliminatoria con sabor a machaca. La siguiente fue en el Clausura 2005. Los pupilos de Rubén Omar Romano se impusieron por mejor posición en la tabla a pesar del empate global (3-3). Fue una igualada sin goles en el antiguo Tec. En el segundo encuentro, Miguel Zepeda, “Kikin” Fonseca y Chelito Delgado fueron los héroes en el estadio Azul La más reciente ocasión ninguno la deja de lado. Fue en la final del Apertura 2009 y nuevamente fueron los norteños quienes salieron avante. Monterrey se llevó la ventaja 4-3 con Humberto Suazo como máxima figura con doblete incluido. Los celestes quieren acabar con los fantasmas.


En la Sultana del Norte no existe el perdón ni el olvido. A los regios les llegó más rápido de lo pensado el duelo contra Cruz Azul y ya saborean una posible venganza deportiva. Y es que aún sigue fresco el recuerdo de cuando los jugadores azules levantaron el trofeo de la Copa MX en su propia casa. El Gigante de Acero lloró y fue testigo de una derrota dolorosa, mas de la cual aún no se reponen del todo.

Los regiomontanos tienen el ánimo por los cielos y quieren arruinar la fiesta capitalina. Le quitaron el sueño a Santos de ser el tercer bicampeón en la historia de los torneos cortos y ahora van por los anhelos de los cementeros que buscan romper con tantos años sin título de Liga. Hoy tienen la posibilidad de borrar ese estigma y mejor escenario no puede existir para ellos.

La Máquina no se queda atrás y con su regreso a semifinales, después de cinco años, no quieren desaprovecharlo. Con tres victorias consecutivas fuera del estadio Azteca, buscarán que Rayados sea una nueva víctima en su inmejorable momento de máximo candidato para ser campeón.

En enfrentamientos de fase final, los norteños llevan la ventaja. Será la cuarta serie que disputan entre ambos y el saldo es de dos llaves ganadas por La Pandilla y solo una por los celestes. Cabe recalcar que los de La Noria no han podido ganar ni un solo encuentro de los seis posibles.

La primera vez fue precisamente en la época dorada de Cruz Azul. En la temporada 1975-76, llegaban como favoritos y fueron vencidos por el poderío del norte con un marcador holgado de 7-2. El delantero uruguayo Rubén Corbo fue el verdugo en el duelo de ida al despacharse con tres anotaciones. Así dejó un 5-1 lapidario. Para el de vuelta, el cruzazulino Eladio Vera anotó en los primeros minutos y dio ligera esperanza, pero un autogol del histórico “Nacho” Flores y otro tanto de Luis Montoya dejó la eliminatoria con sabor a machaca. La siguiente fue en el Clausura 2005. Los pupilos de Rubén Omar Romano se impusieron por mejor posición en la tabla a pesar del empate global (3-3). Fue una igualada sin goles en el antiguo Tec. En el segundo encuentro, Miguel Zepeda, “Kikin” Fonseca y Chelito Delgado fueron los héroes en el estadio Azul La más reciente ocasión ninguno la deja de lado. Fue en la final del Apertura 2009 y nuevamente fueron los norteños quienes salieron avante. Monterrey se llevó la ventaja 4-3 con Humberto Suazo como máxima figura con doblete incluido. Los celestes quieren acabar con los fantasmas.


Política

AMLO firma iniciativa para derogar Reforma Educativa

"Ingresa hoy a la Cámara de Diputados, compromiso cumplido maestras y maestros", dijo el presidente de la República

Justicia

Plantean usar armas contra linchamientos en Hidalgo

El documento lo elabora la Secretaría de Seguridad Pública, lo revisa la Comisión de Derechos Humanos y el objetivo es evitar la justicia por propia mano

Futbol

Inter de Milán y PSV Eindhoven empatan en la Champions League

En esta ocasión, con un gol del delantero mexicano Hirving Lozano, el PSV Eindhoven saco el empate

Deportes

Ana Laura González comparte su experiencia en el Exatlón

La surfista reconoció que fue un gran reto, el cual le costó mucho adaptarse porque su disciplina es muy diferente a la de los demás integrantes del equipo rojo

Deportes

Diego Silveti visita a la virgen en su día

La fe que profesa la dinastía taurina que representa Diego, se hace patente el pie de la virgen