/ domingo 14 de abril de 2024

Sin licenciatura, 40% de las candidaturas

En la legislación mexicana no se establece el requisito de grado mínimo de estudios para ser legislador

Sólo 61.62 por ciento de los candidatos a cargos federales —Presidencia, Senado y Cámara de Diputados— reportan tener un grado académico equivalente a licenciatura o superior en su registro ante el Instituto Nacional Electoral (INE).

De acuerdo con la plataforma digital Conóceles, sólo 115 de los cuatro mil 568 aspirantes inscritos para ocupar una curul en el Congreso de la Unión o la Presidencia tienen doctorado, aunque casi la mitad de estos refiere que todavía cursan el grado o aún no cuentan con un título.

Puede interesarte: INE ordena a AMLO eliminar presentación de su paquete de reformas a la Constitución

Las mujeres son las que tienen los grados de estudio más altos. La Alianza Fuerza y Corazón por México (PAN-PRI-PRD) tiene más candidatas con nivel de maestría y doctorado, mientras que Sigamos Haciendo Historia (Morena-PVEM-PT) cuenta con más aspirantes de nivel de licenciatura.

Del lado de los varones, la alianza oficialista tiene más candidatos con licenciatura que sus contrincantes políticos del PAN-PRI-PRD y de Movimiento Ciudadano (MC).

En promedio, uno de cada dos candidatas y candidatos que proporcionó información al INE, asegura haber cursado una carrera universitaria, aunque más de un centenar la reporta como trunca o todavía en curso. Uno de estos casos es el de la legisladora del Partido Acción Nacional (PAN), Lilly Téllez, quien refiere al instituto electoral, licenciatura trunca como último grado académico. El nivel de estudios de la senadora sonorense ha sido un misterio desde hace tiempo, pues se desconoce qué licenciatura estudió y en cuál universidad, aunque durante años ejerció como periodista.

En México no es obligatorio contar con un grado académico para competir por un puesto de elección popular, a diferencia de otros países que sí exigen un nivel específico de educación para ocupar cargos legislativos. En el país o los estados no se establecen requisitos educativos formales para ocupar un puesto político.

Uno de estos casos es el de Cuauhtémoc Blanco, candidato de Morena a diputado por el principio de representación proporcional y gobernador con licencia de Morelos, que en la plataforma del INE reporta tener sólo la secundaria terminada.

En el continente Americano, Chile es el único país que establece un grado académico mínimo como requisito para aspirar a ser legislador, aunque el nivel de éste es básico.

De acuerdo con la Constitución de la nación sudamericana, para ser diputado los ciudadanos deben ser mayores a 21 años, haber vivido mínimo dos años antes de la elección en la región a la que pertenezca su distrito y contar con enseñanza media, lo que equivale a secundaria en nuestro país. En el caso de los senadores, los requisitos son los mismos, sumando el de tener cumplidos 40 años el día de la elección.

Ni Estados Unidos, con uno de los Congresos más amplios y reconocidos en el mundo, establece un nivel de escolaridad mínimo para aspirar a uno de los asientos en el Capitolio ,ya sea como representante (diputado) o senador. Sin embargo, 68 por ciento de los legisladores estadounidenses cuenta con grados de escolaridad por encima del nivel de licenciatura.

Suiza es otro ejemplo. De acuerdo con una investigación elaborada por la Universidad de Lausana sobre el perfil socioprofesional de las personas que conforman el Parlamento, el cual fue publicado en diciembre pasado, 72 por ciento de sus parlamentarios tiene un grado académico equivalente en México a maestría, 20 por ciento al de doctorado y sólo ocho por ciento de licenciatura.

Alberto Escamilla, politólogo de la UAM, señala que las quejas de los sectores de opinión sobre la calidad de los políticos giran en torno al nivel educativo de los mismos e incluso, establecen una relación directa entre el grado de educación formal de los diputados o senadores y las características de la democracia debido a que “en condiciones de inequidad social y económica, el nivel educativo de las personas es un indicador distorsionado que más bien puede revelar un mayor grado de elitismo de la clase política”.

La información con corte al 11 de abril muestra que 4.95 por ciento de los aspirantes al Congreso sólo tienen la preparatoria terminada, 1.28 la secundaria y 0.13 por ciento la primaria.

Del total de aspirantes al Congreso federal 30.33 por ciento no registró su nivel académico.

Los partidos políticos que presentan candidatos con menor grado de escolaridad son el Verde Ecologista de México (PVEM) y el Partido del Trabajo (PT).

Laura Valencia Escamilla, profesora investigadora de la UAM, considera que los partidos políticos en México han tomado en cuenta cada vez más la formación personal de los candidatos que se postulan al Congreso. En ese sentido, califica como un mito la idea de que la mayoría de quienes se convierten en legisladores son personas poco preparadas.

➡️Únete al canal de El Sol de México en WhatsApp para no perderte la información más importante

“En cuanto a los niveles educativos, los legisladores mexicanos poseen una formación universitaria sólida: entre el 50 por ciento y el 90 por ciento de los representantes tienen estudios a nivel licenciatura y postgrado, lo que refleja que los partidos en México han aprovechado la formación personal de sus candidatos, sobre todo si tomamos en cuenta que el gremio profesional al que pertenece la mayoría se encuentra en las carreras de abogado, médico, ingeniero y maestro de educación básica”, explicó.

En cuanto a las candidaturas presidenciales, Claudia Sheinbaum Pardo tiene el mayor grado académico al contar con título de doctorado, Jorge Álvarez Máynez le sigue al reportar al INE que cuenta con título de maestría y Xóchitl Gálvez cuenta con estudios de nivel licenciatura con dos especialidades.

Sólo 61.62 por ciento de los candidatos a cargos federales —Presidencia, Senado y Cámara de Diputados— reportan tener un grado académico equivalente a licenciatura o superior en su registro ante el Instituto Nacional Electoral (INE).

De acuerdo con la plataforma digital Conóceles, sólo 115 de los cuatro mil 568 aspirantes inscritos para ocupar una curul en el Congreso de la Unión o la Presidencia tienen doctorado, aunque casi la mitad de estos refiere que todavía cursan el grado o aún no cuentan con un título.

Puede interesarte: INE ordena a AMLO eliminar presentación de su paquete de reformas a la Constitución

Las mujeres son las que tienen los grados de estudio más altos. La Alianza Fuerza y Corazón por México (PAN-PRI-PRD) tiene más candidatas con nivel de maestría y doctorado, mientras que Sigamos Haciendo Historia (Morena-PVEM-PT) cuenta con más aspirantes de nivel de licenciatura.

Del lado de los varones, la alianza oficialista tiene más candidatos con licenciatura que sus contrincantes políticos del PAN-PRI-PRD y de Movimiento Ciudadano (MC).

En promedio, uno de cada dos candidatas y candidatos que proporcionó información al INE, asegura haber cursado una carrera universitaria, aunque más de un centenar la reporta como trunca o todavía en curso. Uno de estos casos es el de la legisladora del Partido Acción Nacional (PAN), Lilly Téllez, quien refiere al instituto electoral, licenciatura trunca como último grado académico. El nivel de estudios de la senadora sonorense ha sido un misterio desde hace tiempo, pues se desconoce qué licenciatura estudió y en cuál universidad, aunque durante años ejerció como periodista.

En México no es obligatorio contar con un grado académico para competir por un puesto de elección popular, a diferencia de otros países que sí exigen un nivel específico de educación para ocupar cargos legislativos. En el país o los estados no se establecen requisitos educativos formales para ocupar un puesto político.

Uno de estos casos es el de Cuauhtémoc Blanco, candidato de Morena a diputado por el principio de representación proporcional y gobernador con licencia de Morelos, que en la plataforma del INE reporta tener sólo la secundaria terminada.

En el continente Americano, Chile es el único país que establece un grado académico mínimo como requisito para aspirar a ser legislador, aunque el nivel de éste es básico.

De acuerdo con la Constitución de la nación sudamericana, para ser diputado los ciudadanos deben ser mayores a 21 años, haber vivido mínimo dos años antes de la elección en la región a la que pertenezca su distrito y contar con enseñanza media, lo que equivale a secundaria en nuestro país. En el caso de los senadores, los requisitos son los mismos, sumando el de tener cumplidos 40 años el día de la elección.

Ni Estados Unidos, con uno de los Congresos más amplios y reconocidos en el mundo, establece un nivel de escolaridad mínimo para aspirar a uno de los asientos en el Capitolio ,ya sea como representante (diputado) o senador. Sin embargo, 68 por ciento de los legisladores estadounidenses cuenta con grados de escolaridad por encima del nivel de licenciatura.

Suiza es otro ejemplo. De acuerdo con una investigación elaborada por la Universidad de Lausana sobre el perfil socioprofesional de las personas que conforman el Parlamento, el cual fue publicado en diciembre pasado, 72 por ciento de sus parlamentarios tiene un grado académico equivalente en México a maestría, 20 por ciento al de doctorado y sólo ocho por ciento de licenciatura.

Alberto Escamilla, politólogo de la UAM, señala que las quejas de los sectores de opinión sobre la calidad de los políticos giran en torno al nivel educativo de los mismos e incluso, establecen una relación directa entre el grado de educación formal de los diputados o senadores y las características de la democracia debido a que “en condiciones de inequidad social y económica, el nivel educativo de las personas es un indicador distorsionado que más bien puede revelar un mayor grado de elitismo de la clase política”.

La información con corte al 11 de abril muestra que 4.95 por ciento de los aspirantes al Congreso sólo tienen la preparatoria terminada, 1.28 la secundaria y 0.13 por ciento la primaria.

Del total de aspirantes al Congreso federal 30.33 por ciento no registró su nivel académico.

Los partidos políticos que presentan candidatos con menor grado de escolaridad son el Verde Ecologista de México (PVEM) y el Partido del Trabajo (PT).

Laura Valencia Escamilla, profesora investigadora de la UAM, considera que los partidos políticos en México han tomado en cuenta cada vez más la formación personal de los candidatos que se postulan al Congreso. En ese sentido, califica como un mito la idea de que la mayoría de quienes se convierten en legisladores son personas poco preparadas.

➡️Únete al canal de El Sol de México en WhatsApp para no perderte la información más importante

“En cuanto a los niveles educativos, los legisladores mexicanos poseen una formación universitaria sólida: entre el 50 por ciento y el 90 por ciento de los representantes tienen estudios a nivel licenciatura y postgrado, lo que refleja que los partidos en México han aprovechado la formación personal de sus candidatos, sobre todo si tomamos en cuenta que el gremio profesional al que pertenece la mayoría se encuentra en las carreras de abogado, médico, ingeniero y maestro de educación básica”, explicó.

En cuanto a las candidaturas presidenciales, Claudia Sheinbaum Pardo tiene el mayor grado académico al contar con título de doctorado, Jorge Álvarez Máynez le sigue al reportar al INE que cuenta con título de maestría y Xóchitl Gálvez cuenta con estudios de nivel licenciatura con dos especialidades.

Local

Importante contar con sistema de tierra física, la mitad de los hogares no tienen

Un sistema de tierra física protege de cualquier carga o sobre carga de energía

Policiaca

Automovilista lesionado al caer al río en el puente Los Toros

Los ejidatarios de Los Toros por tercera ocasión piden a las autoridades de la SCT coloque más boyas reductoras de velocidad

Local

Se contaminan reservas de agua por el mal manejo de los desechos

300 toneladas de basura se generan al día en Tapachula, por lo que urgen a la autoridad implementar un programa de desechos efectivo

Local

Padres de familia denuncian aumento de bares y cantinas en Acapetahua 

En lo que va del año el gobierno municipal ha autorizado negocios de estos giros, denuncian padres de familia

Local

Lily Solorzano, la primer mujer trombonista en la Orquesta Sinfónica de Chiapas

Desde pequeña la música clásica ha sido su pasión, hoy lo demuestra al unirse a la prestigiosa orquesta en la que lucha por demostrar que las mujeres también pueden

Elecciones 2024

¿Eres testigo o víctima de un delito electoral? Esto es lo que puedes hacer

De acuerdo con la información de la FGR, los delitos electorales son acciones u omisiones que lesionan el correcto desarrollo de la función electoral