/ martes 22 de enero de 2019

Bomberos de Cacahoatán arriesgan la vida en precarias condiciones

TRAGA HUMO NO SE RAJAN

Pese a que, el alcalde Julio Calderón Sen tiene un cargo honorario en los bomberos de Cacahoatán, tristemente no ha querido apoyarlos, sin embargo, los traga humo siguen arriesgando la vida.

Los bomberos del municipio de Cacahoatán que en diciembre de 2018 cumplieron 3 años de haberse conformado enfrentan una difícil situación, carecen del equipamiento, vehículos, así como de una base de operaciones formal, sin embargo, esto no es impedimento para atender los llamados de auxilio como en el reciente incendio de tres viviendas en cabecera municipal a donde arriesgaron la vida sacando los cilindros de gas LP y con ello evitar una catástrofe.



No hemos podido tener acercamiento con nuestras autoridades municipales ni el apoyo necesario. Aún así el compromiso es estar atentos y participar a cualquier llamado de emergencia.

Juan Carlos Barrios González Presidente del Patronato de Bomberos Cacahoatán


(Foto: César Solís).



En entrevista el presidente del Patronato de Bomberos de Cacahoatán, Juan Carlos Barrios González señaló, que sin esperar nada a cambio y con las grandes deficiencias que enfrentan, los 22 elementos voluntarios siempre están dispuestos a atender las emergencias. “Es un orgullo representar a este grupo de hombres y mujeres que dan todo, dan la vida por otros y así se seguirá, esto aun con las carencias, sin las herramientas necesarias seguiremos con todas las ganas por Cacahoatán y los municipios cercanos que así lo requieran”, aseveró.



Aunque cuentan con un terreno propio que fue donado por la administración municipal pasada, misma que además otorgaba un apoyo mensual de 8 mil pesos para los gastos de operatividad, actualmente con la autoridad local no se ha podido tener ningún tipo de beneficio que contribuya a mejorar las condiciones de trabajo de los bomberos voluntarios que están capacitados y “no se rajan ante cualquier emergencia”.


Barrios González exhortó a la población sumarse a esta causa y contribuir con lo que este a el alcance pues los bomberos cacahoatecos no ganan un solo peso, pero es importante otorgarles las herramientas necesarias para que puedan continuar haciendo esta labor tan importante.

Pese a que, el alcalde Julio Calderón Sen tiene un cargo honorario en los bomberos de Cacahoatán, tristemente no ha querido apoyarlos, sin embargo, los traga humo siguen arriesgando la vida.

Los bomberos del municipio de Cacahoatán que en diciembre de 2018 cumplieron 3 años de haberse conformado enfrentan una difícil situación, carecen del equipamiento, vehículos, así como de una base de operaciones formal, sin embargo, esto no es impedimento para atender los llamados de auxilio como en el reciente incendio de tres viviendas en cabecera municipal a donde arriesgaron la vida sacando los cilindros de gas LP y con ello evitar una catástrofe.



No hemos podido tener acercamiento con nuestras autoridades municipales ni el apoyo necesario. Aún así el compromiso es estar atentos y participar a cualquier llamado de emergencia.

Juan Carlos Barrios González Presidente del Patronato de Bomberos Cacahoatán


(Foto: César Solís).



En entrevista el presidente del Patronato de Bomberos de Cacahoatán, Juan Carlos Barrios González señaló, que sin esperar nada a cambio y con las grandes deficiencias que enfrentan, los 22 elementos voluntarios siempre están dispuestos a atender las emergencias. “Es un orgullo representar a este grupo de hombres y mujeres que dan todo, dan la vida por otros y así se seguirá, esto aun con las carencias, sin las herramientas necesarias seguiremos con todas las ganas por Cacahoatán y los municipios cercanos que así lo requieran”, aseveró.



Aunque cuentan con un terreno propio que fue donado por la administración municipal pasada, misma que además otorgaba un apoyo mensual de 8 mil pesos para los gastos de operatividad, actualmente con la autoridad local no se ha podido tener ningún tipo de beneficio que contribuya a mejorar las condiciones de trabajo de los bomberos voluntarios que están capacitados y “no se rajan ante cualquier emergencia”.


Barrios González exhortó a la población sumarse a esta causa y contribuir con lo que este a el alcance pues los bomberos cacahoatecos no ganan un solo peso, pero es importante otorgarles las herramientas necesarias para que puedan continuar haciendo esta labor tan importante.

Policiaca

¡Encontronazo!

En el tramo carretero Tapachula-Puerto Madero