/ domingo 19 de mayo de 2024

Lily Solorzano, la primer mujer trombonista en la Orquesta Sinfónica de Chiapas

Una joven tapachulteca enfrenta los estereotipos de género. Demuestra que con perseverancia y dedicación puedes llegar a cumplir tus sueños


A sus 25 años, Lily Alejandra Solorzano Méndez es mucho más que una joven músico. Con una década de experiencia en el mundo de la música y un amor profundo por el trombón, Lily ha desafiado los estereotipos de género en un campo dominado principalmente por hombres. Su último logro más reciente que la llena de felicidad, es el haberse unido a la prestigiosa Orquesta Sinfónica de Chiapas en el mes de abril.

Desde sus días de primaria en Tapachula, Chiapas, Lily estaba destinada a seguir una vida musical. "Siempre tenía el sueño de ser instrumentista en orquesta", comenta con una sonrisa. Su pasión la llevó a unirse a la Orquesta Sinfónica Esperanza Azteca (OSEA), donde comenzó en el coro y luego incursionó en el trombón, un giro inesperado pero emocionante en su viaje musical. "El trombón es un instrumento distinto... cada pequeña posición que hagas es un sonido muy diferente", explica Lily sobre su fascinación con este instrumento único.

Aunque la edad la llevó a salir de la OSEA, su determinación la llevó a continuar su formación en música. Actualmente, se encuentra en el octavo semestre de su licenciatura en música en la UNICACH en Tuxtla Gutiérrez. A pesar de ver a sus amigos avanzar en carreras convencionales, Lily no se siente presionada. "No me quita las experiencias y la madurez que he forjado en la música", asegura.


Lily tocando el trombón en su presentación / Foto: Cortesía / Alejandra Méndez


Como la única mujer en su licenciatura de trombón, Lily ha enfrentado desafíos. Aunque ha encontrado apoyo en algunas compañeras, ha tenido que lidiar con comentarios y actitudes machistas de algunos compañeros. Sin embargo, no se deja intimidar. "Estudiar calla bocas", afirma con determinación.

Su pasión por la pedagogía musical la ha llevado a buscar oportunidades de aprendizaje fuera del plan de estudios. Con su tesis centrada en mejorar la relación entre maestros y estudiantes a través de métodos pedagógicos musicales, Lily demuestra que cuando la carrera no ofrece lo que buscas, debes crear tus propias oportunidades.


Durante la pandemia, no se detuvo. Realizó una investigación sobre músicos en cuarentena, lo que la llevó a participar en el Primer Congreso 'Educación Musical y Musicología. Diálogo interdisciplinar'. Su curiosidad y amor por los retos la mantienen en constante búsqueda de conocimiento y crecimiento.

Recientemente, ha logrado un paso importante al unirse a la Orquesta Sinfónica de Chiapas, cumpliendo así su sueño de ser músico profesional. Aunque enfrenta críticas y encuentros negativos, su determinación sigue intacta. "Mis aspiraciones son mejorar como persona y como músico", declara.

Con un mensaje inspirador para las jóvenes que sueñan con seguir una carrera musical, Lily les insta a no dejarse intimidar y a buscar sus propias oportunidades. "No esperen el permiso de nadie", enfatiza. "Organícense y esfuércense por cumplir sus sueños".

Para finalizar, señala que tiene proyectos futuros que incluyen seguir mejorando en el trombón, participar en concursos dentro de la universidad y continuar con sus investigaciones para seguir dando ponencias a nivel nacional e internacional.

Lily Solorzano dando ponencia virtual en el Congreso de Música en Chile / Foto: Cortesía / Alejandra Méndez


A sus 25 años, Lily Alejandra Solorzano Méndez es mucho más que una joven músico. Con una década de experiencia en el mundo de la música y un amor profundo por el trombón, Lily ha desafiado los estereotipos de género en un campo dominado principalmente por hombres. Su último logro más reciente que la llena de felicidad, es el haberse unido a la prestigiosa Orquesta Sinfónica de Chiapas en el mes de abril.

Desde sus días de primaria en Tapachula, Chiapas, Lily estaba destinada a seguir una vida musical. "Siempre tenía el sueño de ser instrumentista en orquesta", comenta con una sonrisa. Su pasión la llevó a unirse a la Orquesta Sinfónica Esperanza Azteca (OSEA), donde comenzó en el coro y luego incursionó en el trombón, un giro inesperado pero emocionante en su viaje musical. "El trombón es un instrumento distinto... cada pequeña posición que hagas es un sonido muy diferente", explica Lily sobre su fascinación con este instrumento único.

Aunque la edad la llevó a salir de la OSEA, su determinación la llevó a continuar su formación en música. Actualmente, se encuentra en el octavo semestre de su licenciatura en música en la UNICACH en Tuxtla Gutiérrez. A pesar de ver a sus amigos avanzar en carreras convencionales, Lily no se siente presionada. "No me quita las experiencias y la madurez que he forjado en la música", asegura.


Lily tocando el trombón en su presentación / Foto: Cortesía / Alejandra Méndez


Como la única mujer en su licenciatura de trombón, Lily ha enfrentado desafíos. Aunque ha encontrado apoyo en algunas compañeras, ha tenido que lidiar con comentarios y actitudes machistas de algunos compañeros. Sin embargo, no se deja intimidar. "Estudiar calla bocas", afirma con determinación.

Su pasión por la pedagogía musical la ha llevado a buscar oportunidades de aprendizaje fuera del plan de estudios. Con su tesis centrada en mejorar la relación entre maestros y estudiantes a través de métodos pedagógicos musicales, Lily demuestra que cuando la carrera no ofrece lo que buscas, debes crear tus propias oportunidades.


Durante la pandemia, no se detuvo. Realizó una investigación sobre músicos en cuarentena, lo que la llevó a participar en el Primer Congreso 'Educación Musical y Musicología. Diálogo interdisciplinar'. Su curiosidad y amor por los retos la mantienen en constante búsqueda de conocimiento y crecimiento.

Recientemente, ha logrado un paso importante al unirse a la Orquesta Sinfónica de Chiapas, cumpliendo así su sueño de ser músico profesional. Aunque enfrenta críticas y encuentros negativos, su determinación sigue intacta. "Mis aspiraciones son mejorar como persona y como músico", declara.

Con un mensaje inspirador para las jóvenes que sueñan con seguir una carrera musical, Lily les insta a no dejarse intimidar y a buscar sus propias oportunidades. "No esperen el permiso de nadie", enfatiza. "Organícense y esfuércense por cumplir sus sueños".

Para finalizar, señala que tiene proyectos futuros que incluyen seguir mejorando en el trombón, participar en concursos dentro de la universidad y continuar con sus investigaciones para seguir dando ponencias a nivel nacional e internacional.

Lily Solorzano dando ponencia virtual en el Congreso de Música en Chile / Foto: Cortesía / Alejandra Méndez

Local

Congreso posterga designación de alcalde interino de Tapachula

Tapachula sigue sin una autoridad municipal titular, lo que está afectando la operatividad del ayuntamiento y la atención a las necesidades de la población

Salud

¿Cuánto tiempo tarda el cuerpo en recuperar la sangre donada?

Entrevistamos al químico Ángel Sandoval, quien nos proporcionó información clave sobre los efectos de la donación de sangre

Local

Afilador de cuchillos, una tradición en peligro de desaparecer

Juan Carlos recorre los municipios de Chiapas por lo que ha pasado por Arriaga, Tonalá y ahora Tapachula, en busca de clientes que necesiten sus servicios

Deportes

El ciclismo en Tapachula: un resurgimiento durante la pandemia

Por lo menos 20 equipos existen actualmente en Tapachula con 350 a 400 ciclistas activos  

Local

Haitianos varados en Tapachula luchan por sobrevivir con sueldos bajos

Haitianos piden más voluntad de contratarlos y menos racismo en la ciudad para que puedan ganar bien para ayudar a su familia

Local

Exigen a PC trabajos de desazolve del río Texcuyuapan

Lamentan que las autoridades están acostumbradas a actuar cuando el problema ya no tiene remedio