/ viernes 28 de diciembre de 2018

Lluvia negra en Huixtla

COMIENZA LA CONTAMINACIÓN DEL INGENIO

Desde temprana hora las calles y hogares se llenan de ceniza negra.

Huixtla.- El Ingenio de Huixtla, ciertamente ha sido una de las empresas de mayor fuerza económica que derrama en un total de siete municipios de la región costa, mayormente dentro de los seis meses de zafra, generando empleo, en los que hay trabajo sin descansar para conductores de tractores agrícolas, camiones de alto tonelaje, con los que se acarrea la vara dulce después de ser cortada desde cualquier parcela hasta el interior la maquinaria, sumando los tres turnos de obreros que cumplen ocho horas durante el proceso de la molienda.

El ingenio de Huixtla es una bendición y una maldición pues da trabajo pero les mata lentamente. (Fotos: Amílcar García).


Sin embargo, el problema por la grave contaminación en Huixtla y municipios aledaños no cesa, pues miles de ciudadanos sufren desde 1981 en que la empresa de la gramínea comenzó sus operaciones, quemando la caña posiblemente sin el menor temor de ser sancionada por ningún nivel de gobierno dedicado a cuidar el medio ambiente.


A casi a cuatro décadas de intoxicar a la ciudadanía, incluyendo a los mismos productores, tal pareciera que no hay autoridad que pueda o quiera frenar el grave problema que sigue ocasionando en la región costa de Chiapas.


Durante el desarrollo de la vara dulce, el problema es con la fumigación, dentro de la zafra es la quema de caña cruda, total la empresa del grupo “Porres”, siempre vive contaminando el medio ambiente, envenenando gente, y matando aves de corral y esto ha dejado en claro que la ofensa no acaba. Más de un mes, ya comienza el repudio como todos los años de la ciudadanía, pues la quema de caña genera las lluvias de ceniza negra, misma que cae en toda la geografía del municipios y los aledaños, observándose en las calles, patios y en interior de los hogares, provoca que la ropa se manche, contaminan tanques con agua y ese desarrolla comezón en el cuerpo.

La ceniza inunda calles, hogares y los pulmones de la población. (Fotos: Amílcar García).


Caminar en Huixtla, es pisar basura ocasionada por la quema de caña, y todo indica que esta empresa no ha sido sancionada, pues el argumento es que genera derrama económica mayormente en los municipios donde se cosecha la vara dulce, incluyendo, Tapachula, Mazatán, Huehuetán, Tuzantán, Villa Comaltitlán, Acapetahua, y la sede que es Huixtla.

Por su parte, comerciantes de esta ciudad de la piedra, mencionaron que es un grave problema que los gobiernos no hagan nada, ni tan siquiera sancionar a esta empresa, pues las dependencias de cuidar el medio ambiente, mientras el pueblo sufre las consecuencias.

Desde temprana hora las calles y hogares se llenan de ceniza negra.

Huixtla.- El Ingenio de Huixtla, ciertamente ha sido una de las empresas de mayor fuerza económica que derrama en un total de siete municipios de la región costa, mayormente dentro de los seis meses de zafra, generando empleo, en los que hay trabajo sin descansar para conductores de tractores agrícolas, camiones de alto tonelaje, con los que se acarrea la vara dulce después de ser cortada desde cualquier parcela hasta el interior la maquinaria, sumando los tres turnos de obreros que cumplen ocho horas durante el proceso de la molienda.

El ingenio de Huixtla es una bendición y una maldición pues da trabajo pero les mata lentamente. (Fotos: Amílcar García).


Sin embargo, el problema por la grave contaminación en Huixtla y municipios aledaños no cesa, pues miles de ciudadanos sufren desde 1981 en que la empresa de la gramínea comenzó sus operaciones, quemando la caña posiblemente sin el menor temor de ser sancionada por ningún nivel de gobierno dedicado a cuidar el medio ambiente.


A casi a cuatro décadas de intoxicar a la ciudadanía, incluyendo a los mismos productores, tal pareciera que no hay autoridad que pueda o quiera frenar el grave problema que sigue ocasionando en la región costa de Chiapas.


Durante el desarrollo de la vara dulce, el problema es con la fumigación, dentro de la zafra es la quema de caña cruda, total la empresa del grupo “Porres”, siempre vive contaminando el medio ambiente, envenenando gente, y matando aves de corral y esto ha dejado en claro que la ofensa no acaba. Más de un mes, ya comienza el repudio como todos los años de la ciudadanía, pues la quema de caña genera las lluvias de ceniza negra, misma que cae en toda la geografía del municipios y los aledaños, observándose en las calles, patios y en interior de los hogares, provoca que la ropa se manche, contaminan tanques con agua y ese desarrolla comezón en el cuerpo.

La ceniza inunda calles, hogares y los pulmones de la población. (Fotos: Amílcar García).


Caminar en Huixtla, es pisar basura ocasionada por la quema de caña, y todo indica que esta empresa no ha sido sancionada, pues el argumento es que genera derrama económica mayormente en los municipios donde se cosecha la vara dulce, incluyendo, Tapachula, Mazatán, Huehuetán, Tuzantán, Villa Comaltitlán, Acapetahua, y la sede que es Huixtla.

Por su parte, comerciantes de esta ciudad de la piedra, mencionaron que es un grave problema que los gobiernos no hagan nada, ni tan siquiera sancionar a esta empresa, pues las dependencias de cuidar el medio ambiente, mientras el pueblo sufre las consecuencias.

Policiaca

¡Semaforazo!

Afortunadamente sólo hubo daños materiales

Mundo

Violentas protestas en Barcelona deja 182 heridos

La intensidad de los disturbios hizo que por vez primera en la ciudad se desplegara una tanqueta de agua de la policía

Sociedad

Operativo fallido en Culiacán, admite Gobierno federal

El titular del Ejecutivo federal dijo que liberar a Ovidio Guzmán “fue la mejor decisión” y por ahora descarta remover a algún miembro de su gabinete de seguridad

Policiaca

¡Semaforazo!

Afortunadamente sólo hubo daños materiales