/ jueves 14 de diciembre de 2023

Violencia en la frontera sur vuelve a niveles de hace 25 años

Luego de 25 años, los crímenes a sangre fría se repiten ante la disputa territorial entre grupos de la delincuencia organizada desde Arriaga a Suchiate, en la Sierra de Mariscal y otras regiones del estado

Los niveles de violencia de este año en el estado de Chiapas han alcanzado los niveles de hace 25 años, cuando diversos municipios se encontraban inmersos en una disputa territorial entre grupos del crimen organizado.

En lo que va del 2023 se han incrementado los enfrentamientos por el control de la región, desde Suchiate hasta Arriaga y se han contabilizado poco más de 110 personas asesinadas en los municipios de la costa de Chiapas, de acuerdo con datos oficiales y un recuento de Diario del Sur. Sin embargo, está cifra crece a nivel estatal con 560 muertos.

Te puede interesar: Tapachula marcada por la violencia en 2023


Dichas cifras son similares a los 670 ejecutados, solo en los municipios de Tapachula, Cacahoatán, Tuxtla Chico, Suchiate, Frontera Hidalgo y Metapa de Domínguez, en 1998.

Violencia aterroriza a la sierra y altos de Chiapas


Jiquipilas, Tuxtla Gutiérrez, San Cristóbal de las Casas, Chamic, Reforma, La Mesilla, Frontera Comalapa, Motozintla, Benemérito de las Américas y Palenque han estado bajo fuego en gran parte del año.

La zona Sierra de Chiapas ha sido la más golpeada en el año, decenas de familias han abandonado sus viviendas ante el temor de ser asesinados o reclutados por parte de la delincuencia organizada.

El cobro de piso por dejarlos trabajar es una constante en Frontera Comalapa y Motozintla. A los pobladores los obligan a realizar actos vandálicos como quema de vehículos, bloqueos y otras acciones para infundir temor y mantener el control del lugar.

En el mes de mayo, familias de los ejidos Laderio, Nueva Libertad y 10 comunidades del municipio de Frontera Comalapa, abandonaron sus casas para evitar ser reclutados por los dos grupos delictivos que se disputan el control de esta zona limítrofe con Guatemala, clave para el tráfico de drogas, armas y migrantes, principalmente.

A finales de julio tres vehículos fueron incendiados en el tramo Motozintla-Mazapa de Madero; en el mes de agosto, un enfrentamiento en el municipio de Chicomuselo dejó al menos siete personas fallecidas; el 7 de septiembre un comando privó de la libertad a la docente Berni Flor cuando daba clases en el Cobach 216 de Amatenango de la Frontera, días después fue localizada sin vida; y el 21 de octubre, un maestro fue asesinado en su domicilio. Estos son solo algunos de los hechos violentos registrados en esa región.

En el mes de septiembre, ante los bloqueos de tramos carreteros y la inseguridad los comerciantes entraron en pánico y comenzaron a cerrar negocios.

En el municipio de Juárez, tres jóvenes encuestadores de Morena fueron sacados de su hotel y días después dos de ellos aparecieron muertos.

En Tapachula se han registrado balaceras frente a la zona de bares, mientras que en Suchiate aparecen cuerpos sin vida a las orillas del río, otros más desmembrados.


1998: Un año para olvidar en la frontera con Guatemala


Fue en 1998 cuando empezó una guerra sin cuartel entre grupos armados para mantener el control del paso de armas, droga, migrantes indocumentados y todo lo que ingresaba de manera ilegal de Guatemala.

El control que mantenía uno de los grupos delictivos ocasionó que no dejaran ingresar a otras bandas que intentaban apoderarse del territorio chiapaneco con extorsiones, secuestros de empresarios y ganaderos, entre otros.


Se han contabilizado poco más de 110 personas asesinadas en los municipios de la costa de Chiapas/Foto: Archivo | Diario del Sur


A diario, de lunes a domingo, se registraban de uno a dos muertos en diferentes partes de la región. Durante ese año se contabilizaron 670 personas ejecutadas, algunos eran de los estados de Durango, Chihuahua, Sinaloa, Coahuila y otros guatemaltecos, conocidos como kaibiles.

Al paso de los años, de 1999 al 2003, Tapachula, Cacahoatán, Tuxtla Chico, Suchiate, Frontera Hidalgo y Metapa de Domínguez quedaron libres de secuestros y asesinatos.



¡Da clic aquí para unirte al canal de WhatsApp del Diario del Sur! No te pierdas de la información más importante



En el 2004, ante la ampliación a cuatro carriles de la autopista Tapachula-Arriaga, volvieron los plagios a ganaderos en la Costa, desde Mapastepec hasta Arriaga, por lo que en la administración del gobernador Pablo Salazar Mendiguía se creó un grupo especial, quien combatió a secuestradores.

A partir del 2021 reiniciaron las ejecuciones en la región, terminó la paz y vinieron las traiciones entre los mismos grupos delincuenciales, debido a la lucha por el control de la venta de droga al narcomenudeo.

Los niveles de violencia de este año en el estado de Chiapas han alcanzado los niveles de hace 25 años, cuando diversos municipios se encontraban inmersos en una disputa territorial entre grupos del crimen organizado.

En lo que va del 2023 se han incrementado los enfrentamientos por el control de la región, desde Suchiate hasta Arriaga y se han contabilizado poco más de 110 personas asesinadas en los municipios de la costa de Chiapas, de acuerdo con datos oficiales y un recuento de Diario del Sur. Sin embargo, está cifra crece a nivel estatal con 560 muertos.

Te puede interesar: Tapachula marcada por la violencia en 2023


Dichas cifras son similares a los 670 ejecutados, solo en los municipios de Tapachula, Cacahoatán, Tuxtla Chico, Suchiate, Frontera Hidalgo y Metapa de Domínguez, en 1998.

Violencia aterroriza a la sierra y altos de Chiapas


Jiquipilas, Tuxtla Gutiérrez, San Cristóbal de las Casas, Chamic, Reforma, La Mesilla, Frontera Comalapa, Motozintla, Benemérito de las Américas y Palenque han estado bajo fuego en gran parte del año.

La zona Sierra de Chiapas ha sido la más golpeada en el año, decenas de familias han abandonado sus viviendas ante el temor de ser asesinados o reclutados por parte de la delincuencia organizada.

El cobro de piso por dejarlos trabajar es una constante en Frontera Comalapa y Motozintla. A los pobladores los obligan a realizar actos vandálicos como quema de vehículos, bloqueos y otras acciones para infundir temor y mantener el control del lugar.

En el mes de mayo, familias de los ejidos Laderio, Nueva Libertad y 10 comunidades del municipio de Frontera Comalapa, abandonaron sus casas para evitar ser reclutados por los dos grupos delictivos que se disputan el control de esta zona limítrofe con Guatemala, clave para el tráfico de drogas, armas y migrantes, principalmente.

A finales de julio tres vehículos fueron incendiados en el tramo Motozintla-Mazapa de Madero; en el mes de agosto, un enfrentamiento en el municipio de Chicomuselo dejó al menos siete personas fallecidas; el 7 de septiembre un comando privó de la libertad a la docente Berni Flor cuando daba clases en el Cobach 216 de Amatenango de la Frontera, días después fue localizada sin vida; y el 21 de octubre, un maestro fue asesinado en su domicilio. Estos son solo algunos de los hechos violentos registrados en esa región.

En el mes de septiembre, ante los bloqueos de tramos carreteros y la inseguridad los comerciantes entraron en pánico y comenzaron a cerrar negocios.

En el municipio de Juárez, tres jóvenes encuestadores de Morena fueron sacados de su hotel y días después dos de ellos aparecieron muertos.

En Tapachula se han registrado balaceras frente a la zona de bares, mientras que en Suchiate aparecen cuerpos sin vida a las orillas del río, otros más desmembrados.


1998: Un año para olvidar en la frontera con Guatemala


Fue en 1998 cuando empezó una guerra sin cuartel entre grupos armados para mantener el control del paso de armas, droga, migrantes indocumentados y todo lo que ingresaba de manera ilegal de Guatemala.

El control que mantenía uno de los grupos delictivos ocasionó que no dejaran ingresar a otras bandas que intentaban apoderarse del territorio chiapaneco con extorsiones, secuestros de empresarios y ganaderos, entre otros.


Se han contabilizado poco más de 110 personas asesinadas en los municipios de la costa de Chiapas/Foto: Archivo | Diario del Sur


A diario, de lunes a domingo, se registraban de uno a dos muertos en diferentes partes de la región. Durante ese año se contabilizaron 670 personas ejecutadas, algunos eran de los estados de Durango, Chihuahua, Sinaloa, Coahuila y otros guatemaltecos, conocidos como kaibiles.

Al paso de los años, de 1999 al 2003, Tapachula, Cacahoatán, Tuxtla Chico, Suchiate, Frontera Hidalgo y Metapa de Domínguez quedaron libres de secuestros y asesinatos.



¡Da clic aquí para unirte al canal de WhatsApp del Diario del Sur! No te pierdas de la información más importante



En el 2004, ante la ampliación a cuatro carriles de la autopista Tapachula-Arriaga, volvieron los plagios a ganaderos en la Costa, desde Mapastepec hasta Arriaga, por lo que en la administración del gobernador Pablo Salazar Mendiguía se creó un grupo especial, quien combatió a secuestradores.

A partir del 2021 reiniciaron las ejecuciones en la región, terminó la paz y vinieron las traiciones entre los mismos grupos delincuenciales, debido a la lucha por el control de la venta de droga al narcomenudeo.

Local

Bonanza, la majestuosa escultura de jaguar que pasea por Tapachula

Su creador, Martín Abadía asegura que es el resultado de una vida dedicada al arte y a la celebración de la belleza de su tierra natal

Local

¿Eres solicitante de asilo? Comar Tapachula cambia el proceso de firmas

Nuevo horario y lugar de atención para el registro de solicitantes de refugio

Turismo

Conoce la belleza de Chiapas con estos 5 parques ecoturísticos

En estos destinos, los viajeros pueden disfrutar de la naturaleza en su forma más pura

Local

Carretera a Mazatán se convierte en trampa mortal por rehabilitación lenta

La reparación de la vía Álvaro Obregón-Mazatán se encuentra paralizada. Los baches la convierten en una trampa mortal

Local

Se agrava problema de colapso del drenaje en fraccionamiento Guadalupe

Desde hace más de 5 meses las familias sufren por el colapso del drenaje

Cine

Drácula: celebrando al vampiro más famoso del mundo

Nacido de un mito de terror, el conde de Transilvania ha cautivado en el género de terror desde hace un siglo