/ martes 7 de mayo de 2024

Burócratas de la 4T disfrutan tarjetas American Express con créditos de hasta 3.5 mdp

Al menos 138 funcionarios de Hacienda y Sectur cuentan con un plástico para gastar, según reportes

En la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador hay por lo menos 138 funcionarios que tienen una tarjeta de crédito American Express, con una línea de financiamiento límite a los 3.51 millones de pesos. Esta tarjeta de crédito sirve para que los burócratas paguen sus gastos en comida, transporte u hospedaje, dentro y fuera del país.

Si se suma el total del crédito de las 138 tarjetas autorizadas (62 son de hombres, 29 de mujeres y 47 se reservó el nombre), el saldo es por 484 millones 490 mil pesos, un cobro que queda a cargo del erario, es decir, se liquida con los impuestos que pagan los mexicanos.

Los datos fueron obtenidos por El Sol de México a través de una solicitud de transparencia hecha a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), y que fue turnada a la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) por considerarla como un “asunto de seguridad”.

Precisamente, la mayoría de los funcionarios con una American Express pertenecen a la SHCP, la UIF y la Procuraduría Fiscal de la Federación (PFF). Las tarjetas se han entregado a petición de ellos o de las unidades administrativas a las que están a cargo.



En la lista de burócratas con una tarjeta de crédito de 3.51 millones de pesos figuran funcionarios de alto rango como Rogelio Ramírez de la O, titular de la SHCP; Gabriel Yorio González, subsecretario de Hacienda; y el encargado del área de comunicación de la dependencia, Wilhem F. Hagelsieb Garza.


También figuran titulares de área, directores generales o personal adscrito a la Unidad de Banca, Valores y Ahorro (UBVA), la coordinación de pensiones y seguridad social, la subdirección de vigilancia de recursos y valores, la dirección de investigaciones, entre otras áreas de la SHCP y sus órganos desconcentrados.

Te puede interesar: Secretarías olvidan la austeridad: incrementan más de 100% su gasto al inicio de 2024

Las tarjetas de American Express son de las más costosas que existen en el sistema bancario mexicano, pues el costo anual total que se debe pagar sólo por el uso de los plásticos va de 57 a 98 por ciento, sin IVA, frente a otras que cobran desde 24 a 80 por ciento, con IVA, según datos del Banco de México (Banxico).

La institución financiera también ofrece tarjetas de servicios, cuyo gasto mensual se debe cumplir en su totalidad y no tienen un límite de compras, a diferencia de las tarjetas de crédito, en donde se pueden diferir los gastos y hay una línea de financiamiento en específico. No obstante, tanto las tarjetas de servicio como de crédito ofrecen beneficios a sus titulares como bonificaciones por compras en el extranjero, descuentos en tiendas de autoservicio, acceso exclusivo a salas de espera en aeropuertos, por citar algunos ejemplos.

Estas tarjetas también fueron contratadas por la Secretaría de Turismo (Sectur), que encabeza Miguel Torruco, en donde se tiene registro de por lo menos seis plásticos a cargo de diversos funcionarios.

En solicitudes de información por separado, el resto de las dependencias gubernamentales respondió que no cuentan con tarjetas corporativas para comisiones en el país o el extranjero.

Solo la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) argumentó que cuando sus trabajadores tienen alguna actividad de este tipo, los viáticos son depositados en sus cuentas personales y posteriormente se realiza la comprobación de gastos, sin necesidad de una tarjeta de crédito.

Tener una tarjeta así va en contra de la austeridad, porque se quitan prestaciones o reducen sueldos y plazas, pero sí se mantienen estas prestaciones con una de las tarjetas más caras del mercado”, dijo Fernando Galindo, exsubsecretario de Egresos de la SHCP en el sexenio de Enrique Peña Nieto.

El exfuncionario dijo a este medio que para la contratación de estos servicios, y cualquier otro que solicite el gobierno, se debe realizar una licitación o invitación a diversas empresas. Sin embargo, no hay registro de algún concurso de este tipo en la base de datos de Compranet al cierre del año pasado.

“El gobierno no es una empresa corporativa, tener una tarjeta de crédito para alimentación en el día a día es innecesario, más en un ambiente de austeridad. Cualquier trabajador, público o privado, con viáticos puede comprobar sus gastos con tickets o facturas, no necesariamente con una tarjeta”, agregó Galindo Favela.

En la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador hay por lo menos 138 funcionarios que tienen una tarjeta de crédito American Express, con una línea de financiamiento límite a los 3.51 millones de pesos. Esta tarjeta de crédito sirve para que los burócratas paguen sus gastos en comida, transporte u hospedaje, dentro y fuera del país.

Si se suma el total del crédito de las 138 tarjetas autorizadas (62 son de hombres, 29 de mujeres y 47 se reservó el nombre), el saldo es por 484 millones 490 mil pesos, un cobro que queda a cargo del erario, es decir, se liquida con los impuestos que pagan los mexicanos.

Los datos fueron obtenidos por El Sol de México a través de una solicitud de transparencia hecha a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), y que fue turnada a la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) por considerarla como un “asunto de seguridad”.

Precisamente, la mayoría de los funcionarios con una American Express pertenecen a la SHCP, la UIF y la Procuraduría Fiscal de la Federación (PFF). Las tarjetas se han entregado a petición de ellos o de las unidades administrativas a las que están a cargo.



En la lista de burócratas con una tarjeta de crédito de 3.51 millones de pesos figuran funcionarios de alto rango como Rogelio Ramírez de la O, titular de la SHCP; Gabriel Yorio González, subsecretario de Hacienda; y el encargado del área de comunicación de la dependencia, Wilhem F. Hagelsieb Garza.


También figuran titulares de área, directores generales o personal adscrito a la Unidad de Banca, Valores y Ahorro (UBVA), la coordinación de pensiones y seguridad social, la subdirección de vigilancia de recursos y valores, la dirección de investigaciones, entre otras áreas de la SHCP y sus órganos desconcentrados.

Te puede interesar: Secretarías olvidan la austeridad: incrementan más de 100% su gasto al inicio de 2024

Las tarjetas de American Express son de las más costosas que existen en el sistema bancario mexicano, pues el costo anual total que se debe pagar sólo por el uso de los plásticos va de 57 a 98 por ciento, sin IVA, frente a otras que cobran desde 24 a 80 por ciento, con IVA, según datos del Banco de México (Banxico).

La institución financiera también ofrece tarjetas de servicios, cuyo gasto mensual se debe cumplir en su totalidad y no tienen un límite de compras, a diferencia de las tarjetas de crédito, en donde se pueden diferir los gastos y hay una línea de financiamiento en específico. No obstante, tanto las tarjetas de servicio como de crédito ofrecen beneficios a sus titulares como bonificaciones por compras en el extranjero, descuentos en tiendas de autoservicio, acceso exclusivo a salas de espera en aeropuertos, por citar algunos ejemplos.

Estas tarjetas también fueron contratadas por la Secretaría de Turismo (Sectur), que encabeza Miguel Torruco, en donde se tiene registro de por lo menos seis plásticos a cargo de diversos funcionarios.

En solicitudes de información por separado, el resto de las dependencias gubernamentales respondió que no cuentan con tarjetas corporativas para comisiones en el país o el extranjero.

Solo la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) argumentó que cuando sus trabajadores tienen alguna actividad de este tipo, los viáticos son depositados en sus cuentas personales y posteriormente se realiza la comprobación de gastos, sin necesidad de una tarjeta de crédito.

Tener una tarjeta así va en contra de la austeridad, porque se quitan prestaciones o reducen sueldos y plazas, pero sí se mantienen estas prestaciones con una de las tarjetas más caras del mercado”, dijo Fernando Galindo, exsubsecretario de Egresos de la SHCP en el sexenio de Enrique Peña Nieto.

El exfuncionario dijo a este medio que para la contratación de estos servicios, y cualquier otro que solicite el gobierno, se debe realizar una licitación o invitación a diversas empresas. Sin embargo, no hay registro de algún concurso de este tipo en la base de datos de Compranet al cierre del año pasado.

“El gobierno no es una empresa corporativa, tener una tarjeta de crédito para alimentación en el día a día es innecesario, más en un ambiente de austeridad. Cualquier trabajador, público o privado, con viáticos puede comprobar sus gastos con tickets o facturas, no necesariamente con una tarjeta”, agregó Galindo Favela.

Local

Fugas y desperfectos en el ISSSTE, trabajadores exigen dictamen de riesgos

Más de 300 trabajadores en riesgo laboral por la falta del dictamen que les dé certeza y miles los derechohabientes que llegan a recibir atención médica en la clínica del ISSSTE

Local

Reparan semáforos en Tapachula tras daños por fuertes lluvias

Ambos semáforos fueron reparados y puestos en funcionamiento, restableciendo así la normalidad en estas importantes vías de la ciudad

Policiaca

¡Entre la vida y la muerte! Campesino fue baleado en la cabeza en Suchiate

Paramédicos de Protección Civil le brindaron los primeros auxilios y lo trasladarían hacía el centro de salud en la cabecera municipal

Policiaca

Grupos criminales obligan a pobladores de Chiapas a bloquear caminos y carreteras

Los habitantes de Nueva Independencia también manifestaron que fueron obligados a bloquear un camino a la altura de San Nicolás

Local

Conoce rutas y fechas del programa de Descacharrización Emergente en Tapachula

Participa y saca tus cacharros para evitar la reproducción del mosquito transmisor del dengue

Policiaca

Bomberos capturan y liberan dos serpientes en Tapachula

Algunas serpientes pueden ser venenosas, pero las boas constrictoras, también conocidas como mazacuatas, solo muerden y no representan un peligro