/ martes 6 de febrero de 2024

Proyectos millonarios convertidos en "elefantes blancos" en el Soconusco

Proyectos millonarios que traerían mejora económica al establecerse en Huehuetán, Tuzantán, Huixtla, Mazatán y Unión Juárez, hoy lucen desmantelados, entre fierros viejos y maleza

Importantes proyectos millonarios que vendrían a generar fuentes de empleo y a mejorar la economía en la Costa de Chiapas, han quedado en el olvido y convertidos en elegantes elefantes blancos.

Diario del Sur enlistó las principales obras que se han convertido en elefantes blancos, repletos de corrupción y anomalías.

La fábrica de biodiésel en Huehuetán, la chocolatera en Tuzantán y el rastro frigorífico y la textilera en Huixtla, se encuentran deteriorados y convertidos en fierros viejos y entre la maleza. Sumándose a estos la esticulizadora y la torrefactora en Mazatán y Unión Juárez, respectivamente y que surgieron desde los sexenios de Ernesto Zedillo Ponce de León y Vicente Fox Quesada.

Dos de estos proyectos se encuentran en el municipio de Huixtla. En 2003, el entonces presidente Vicente Fox y el gobernador de Chiapas, Pablo Salazar Mendiguchía, inauguraron las instalaciones de la fábrica de Industrias Papadopulos, dedicada a la fabricación de ropa de niños. La fábrica generaría cerca de 3 mil 500 empleos, con una inversión de 100 millones de pesos.

Textilera en Huixtla

La textilera, de la empresa proveniente de Torreón Coahuila, fue albergada en las bodegas de la desaparecida empresa de Tabamex, donde construyeron las naves de costura, bodega, lavado, tienda, comedores, área administrativa y además se instalaron 700 máquinas de coser.

Extrabajadoras de esta empresa comentaron que el problema de la quiebra se fue generando en el personal obrero y administrativo, quienes eran explotadas con horas de trabajo no estipuladas y sin goce de sueldo extras, por lo que comenzaron a exigir respeto a sus derechos y garantías de trabajo. Ante una amenaza de huelga de los trabajadores fue en el 2011 que la empresa se declaró en quiebra y en seguida cerró sus operaciones.

Rastro frigorífico de Chiapas

El rastro frigorífico de Chiapas es otro caso similar. Se dijo que generaría 700 empleos directos e indirectos, con tecnología de punta mediante una sala de corte y envasado al alto vacío.

Concentraría la actividad de 16 municipios que en esa época tenían un consumo potencial de 80 mil reses al año e impactaría a la ganadería regional porque le proporcionaría un valor agregado al ganado bovino, fomentaría la producción de carne de buena calidad, reactivaría campos de engorda con plantas de alimentos y garantizaría el sacrificio de animales sanos con el consecuente mejoramiento de la salud de la población.

Se ubica en la carretera a Villa Comaltitlán y actualmente su estructura se está deteriorando después de su abandono por más de 20 años.



Fábrica de Biodiesel en Huehuetán

El olvido de estas importantes obras de la industria en diversos ramos, también ha influido la fábrica del Biodiesel, en Huehuetán, que comenzó entre los años 2005-2007, con el proyecto que iniciaron empresarios de Monterrey, Nuevo León, así como pequeños productores de caña de azúcar de los municipios de Mapastepec, Acapetahua, Villa Comaltitlán, Huixtla, Tuzantán, Huehuetán, Mazatán y Tapachula. Caficultores entregarían su producto a esta fábrica para el proceso de combustible biodiesel.

Genaro Cruz Salas, exalcalde de este municipio, dio a conocer que esta fábrica fue instalada en la carretera a Nueva Victoria y fue una millonaria inversión entre empresarios y el gobierno federal, pero únicamente fueron colocados los gigantescos cilindros, posteriormente como alcalde fue desconectado de este proyecto, que hasta la fecha está en el completo abandono e incluso los tanques se han convertido en fierro viejo.

“Tristemente puedo comentar la pérdida de esta fábrica que en su momento pudo haber generado más de 100 empleos, pero en realidad desconozco el por qué la iniciativa privada no siguió con el proyecto, puesto que además los productores de caña ya habían aceptado que aquí entregarían sus cosechas para el procedimiento del biodiesel, y que también ningún nivel de gobierno se ha interesado por dar seguimiento o rescatar este proyecto”, apuntó.

Bodega de Cacao abandonada en Tuzantán

En Tuzantán, Oliverio Calvo Gómez, de la Asociación Agrícola Local de Productores de Cacao, señaló que la bodega donde sería instalada la maquinaria procesadora de chocolate está en total abandono y que los motores y revolvedoras nunca llegaron a la localidad, por lo que lamentaron que no entrará en funciones.

En este proyecto tendrían cabida todos los productores del municipio de Tuxtla Chico, Suchiate y hasta Mapastepec, donde se venía cosechando el cacao, además de buscar tener exportación del chocolate tuzanteco y de esa manera crear fuentes de empleo.

Mencionaron, que hace seis años, durante el gobierno municipal que encabezó Rodolfo Navarrete Meza, buscaron la manera de rescatar este importante proyecto, pero lamentablemente fue imposible y nuevamente han quedado de amparados.


La bodega para la maquinaria procesadora de chocolate quedó a medias y ahora se encuentra en el olvido /Foto: Amílcar García | Diario del Sur

Asimismo, el directivo de esta asociación, Oliverio Calvo Gómez recordó que desde el 2005 la producción del cacao ha venido a la baja, luego de la afectación por la plaga de la monilia, y con ello muchos productores cambiaron de cultivos, ya que el cacao ha sido severamente afectado, sin olvidar que la chocolatera es una más de las obras fantasmas que existen en la costa de Chiapas.

Planta de ajonjolí en Mazatán

Otras de las obras abandonadas en la región son la planta de ajonjolí o Esticulizadora, ubicada en el cantón El Corralito, en el municipio de Mazatán cuyo costo de más de 8 mdp se perdió

Esta planta sólo funcionó un año y ese tiempo bastó para que sus directivos hicieran dinero a costillas de más de mil productores de ajonjolí, que adquirieron acciones de 1000 pesos cada una y que solo fueron engañados.

La empresa se creó para beneficiar a un promedio de mil productores y fue abierta en 2003, durante el sexenio de Pablo Salazar Mendiguchía y alcalde Orlando Cigarroa González.

Sólo la construcción de la bodega y el terreno tuvo un costo de 3.5 mdp, la maquinaria costó 4 mdp y solo se usó un año ya que, a partir del 2004, la empresa gubernamental dejó en el olvido la maquinaria que por falta de uso hoy no sirven.


La Torrefactora en Unión Juárez

La construcción de lo que fue la llamada torrefactora en Unión Juárez en 2009, hoy está convertida en un basurero, está cerrada y en su interior no hay máquinas de alta tecnología para procesar café, como ofreció en su momento el ex gobernador Juan Sabines Guerrero a más a 750 caficultores

Este sería un proyecto integral, pues serviría para el total procesamiento del café, desde secadoras, centros de acopio, torrefactora, área de etiquetado y envasado, camiones para su distribución, entre otros.

Además, se dijo contaría con certificación, razón social y respaldo jurídico. Se implementaría un plan de mercadotecnia para la apertura en mercados nacionales e internacionales, sin embargo, hoy se comprueba una farsa más de ese sexenio.


En la administración del alcalde panista Jaime Antonio Valiente Chun, se le pidió que destinara 200 mil pesos para comprar el terreno ejidal de una hectárea para la torrefactora de café. La condición que puso en el exgobernador fue que su gobierno destinaria 25 mdp y al municipal le correspondería la aportación para la certificación legal ante Hacienda y la compra del terreno

En ese entonces la Comisión Para el Desarrollo y Fomento del Café en Chiapas (COMCAFE) avaló y autorizó la millonaria inversión donde sólo se construyó un cajón y un cuarto anexo que serviría de oficina administrativa.


Importantes proyectos millonarios que vendrían a generar fuentes de empleo y a mejorar la economía en la Costa de Chiapas, han quedado en el olvido y convertidos en elegantes elefantes blancos.

Diario del Sur enlistó las principales obras que se han convertido en elefantes blancos, repletos de corrupción y anomalías.

La fábrica de biodiésel en Huehuetán, la chocolatera en Tuzantán y el rastro frigorífico y la textilera en Huixtla, se encuentran deteriorados y convertidos en fierros viejos y entre la maleza. Sumándose a estos la esticulizadora y la torrefactora en Mazatán y Unión Juárez, respectivamente y que surgieron desde los sexenios de Ernesto Zedillo Ponce de León y Vicente Fox Quesada.

Dos de estos proyectos se encuentran en el municipio de Huixtla. En 2003, el entonces presidente Vicente Fox y el gobernador de Chiapas, Pablo Salazar Mendiguchía, inauguraron las instalaciones de la fábrica de Industrias Papadopulos, dedicada a la fabricación de ropa de niños. La fábrica generaría cerca de 3 mil 500 empleos, con una inversión de 100 millones de pesos.

Textilera en Huixtla

La textilera, de la empresa proveniente de Torreón Coahuila, fue albergada en las bodegas de la desaparecida empresa de Tabamex, donde construyeron las naves de costura, bodega, lavado, tienda, comedores, área administrativa y además se instalaron 700 máquinas de coser.

Extrabajadoras de esta empresa comentaron que el problema de la quiebra se fue generando en el personal obrero y administrativo, quienes eran explotadas con horas de trabajo no estipuladas y sin goce de sueldo extras, por lo que comenzaron a exigir respeto a sus derechos y garantías de trabajo. Ante una amenaza de huelga de los trabajadores fue en el 2011 que la empresa se declaró en quiebra y en seguida cerró sus operaciones.

Rastro frigorífico de Chiapas

El rastro frigorífico de Chiapas es otro caso similar. Se dijo que generaría 700 empleos directos e indirectos, con tecnología de punta mediante una sala de corte y envasado al alto vacío.

Concentraría la actividad de 16 municipios que en esa época tenían un consumo potencial de 80 mil reses al año e impactaría a la ganadería regional porque le proporcionaría un valor agregado al ganado bovino, fomentaría la producción de carne de buena calidad, reactivaría campos de engorda con plantas de alimentos y garantizaría el sacrificio de animales sanos con el consecuente mejoramiento de la salud de la población.

Se ubica en la carretera a Villa Comaltitlán y actualmente su estructura se está deteriorando después de su abandono por más de 20 años.



Fábrica de Biodiesel en Huehuetán

El olvido de estas importantes obras de la industria en diversos ramos, también ha influido la fábrica del Biodiesel, en Huehuetán, que comenzó entre los años 2005-2007, con el proyecto que iniciaron empresarios de Monterrey, Nuevo León, así como pequeños productores de caña de azúcar de los municipios de Mapastepec, Acapetahua, Villa Comaltitlán, Huixtla, Tuzantán, Huehuetán, Mazatán y Tapachula. Caficultores entregarían su producto a esta fábrica para el proceso de combustible biodiesel.

Genaro Cruz Salas, exalcalde de este municipio, dio a conocer que esta fábrica fue instalada en la carretera a Nueva Victoria y fue una millonaria inversión entre empresarios y el gobierno federal, pero únicamente fueron colocados los gigantescos cilindros, posteriormente como alcalde fue desconectado de este proyecto, que hasta la fecha está en el completo abandono e incluso los tanques se han convertido en fierro viejo.

“Tristemente puedo comentar la pérdida de esta fábrica que en su momento pudo haber generado más de 100 empleos, pero en realidad desconozco el por qué la iniciativa privada no siguió con el proyecto, puesto que además los productores de caña ya habían aceptado que aquí entregarían sus cosechas para el procedimiento del biodiesel, y que también ningún nivel de gobierno se ha interesado por dar seguimiento o rescatar este proyecto”, apuntó.

Bodega de Cacao abandonada en Tuzantán

En Tuzantán, Oliverio Calvo Gómez, de la Asociación Agrícola Local de Productores de Cacao, señaló que la bodega donde sería instalada la maquinaria procesadora de chocolate está en total abandono y que los motores y revolvedoras nunca llegaron a la localidad, por lo que lamentaron que no entrará en funciones.

En este proyecto tendrían cabida todos los productores del municipio de Tuxtla Chico, Suchiate y hasta Mapastepec, donde se venía cosechando el cacao, además de buscar tener exportación del chocolate tuzanteco y de esa manera crear fuentes de empleo.

Mencionaron, que hace seis años, durante el gobierno municipal que encabezó Rodolfo Navarrete Meza, buscaron la manera de rescatar este importante proyecto, pero lamentablemente fue imposible y nuevamente han quedado de amparados.


La bodega para la maquinaria procesadora de chocolate quedó a medias y ahora se encuentra en el olvido /Foto: Amílcar García | Diario del Sur

Asimismo, el directivo de esta asociación, Oliverio Calvo Gómez recordó que desde el 2005 la producción del cacao ha venido a la baja, luego de la afectación por la plaga de la monilia, y con ello muchos productores cambiaron de cultivos, ya que el cacao ha sido severamente afectado, sin olvidar que la chocolatera es una más de las obras fantasmas que existen en la costa de Chiapas.

Planta de ajonjolí en Mazatán

Otras de las obras abandonadas en la región son la planta de ajonjolí o Esticulizadora, ubicada en el cantón El Corralito, en el municipio de Mazatán cuyo costo de más de 8 mdp se perdió

Esta planta sólo funcionó un año y ese tiempo bastó para que sus directivos hicieran dinero a costillas de más de mil productores de ajonjolí, que adquirieron acciones de 1000 pesos cada una y que solo fueron engañados.

La empresa se creó para beneficiar a un promedio de mil productores y fue abierta en 2003, durante el sexenio de Pablo Salazar Mendiguchía y alcalde Orlando Cigarroa González.

Sólo la construcción de la bodega y el terreno tuvo un costo de 3.5 mdp, la maquinaria costó 4 mdp y solo se usó un año ya que, a partir del 2004, la empresa gubernamental dejó en el olvido la maquinaria que por falta de uso hoy no sirven.


La Torrefactora en Unión Juárez

La construcción de lo que fue la llamada torrefactora en Unión Juárez en 2009, hoy está convertida en un basurero, está cerrada y en su interior no hay máquinas de alta tecnología para procesar café, como ofreció en su momento el ex gobernador Juan Sabines Guerrero a más a 750 caficultores

Este sería un proyecto integral, pues serviría para el total procesamiento del café, desde secadoras, centros de acopio, torrefactora, área de etiquetado y envasado, camiones para su distribución, entre otros.

Además, se dijo contaría con certificación, razón social y respaldo jurídico. Se implementaría un plan de mercadotecnia para la apertura en mercados nacionales e internacionales, sin embargo, hoy se comprueba una farsa más de ese sexenio.


En la administración del alcalde panista Jaime Antonio Valiente Chun, se le pidió que destinara 200 mil pesos para comprar el terreno ejidal de una hectárea para la torrefactora de café. La condición que puso en el exgobernador fue que su gobierno destinaria 25 mdp y al municipal le correspondería la aportación para la certificación legal ante Hacienda y la compra del terreno

En ese entonces la Comisión Para el Desarrollo y Fomento del Café en Chiapas (COMCAFE) avaló y autorizó la millonaria inversión donde sólo se construyó un cajón y un cuarto anexo que serviría de oficina administrativa.


Local

Fugas y desperfectos en el ISSSTE, trabajadores exigen dictamen de riesgos

Más de 300 trabajadores en riesgo laboral por la falta del dictamen que les dé certeza y miles los derechohabientes que llegan a recibir atención médica en la clínica del ISSSTE

Local

Reparan semáforos en Tapachula tras daños por fuertes lluvias

Ambos semáforos fueron reparados y puestos en funcionamiento, restableciendo así la normalidad en estas importantes vías de la ciudad

Policiaca

¡Entre la vida y la muerte! Campesino fue baleado en la cabeza en Suchiate

Paramédicos de Protección Civil le brindaron los primeros auxilios y lo trasladarían hacía el centro de salud en la cabecera municipal

Policiaca

Grupos criminales obligan a pobladores de Chiapas a bloquear caminos y carreteras

Los habitantes de Nueva Independencia también manifestaron que fueron obligados a bloquear un camino a la altura de San Nicolás

Local

Conoce rutas y fechas del programa de Descacharrización Emergente en Tapachula

Participa y saca tus cacharros para evitar la reproducción del mosquito transmisor del dengue

Policiaca

Bomberos capturan y liberan dos serpientes en Tapachula

Algunas serpientes pueden ser venenosas, pero las boas constrictoras, también conocidas como mazacuatas, solo muerden y no representan un peligro