/ jueves 2 de noviembre de 2023

¡Sin espacio! Panteones de Tapachula están al límite de su capacidad

Autoridades alertan a la población, a no comprar perpetuidades en redes sociales, ya que la mayoría tiene adeudos

El secretario de Servicios Públicos del gobierno de Tapachula, José Arturo Rojas Cárdenas, dio a conocer que tanto el Panteón Jardín como el Municipal se encuentran al 90 por ciento de su capacidad total, por lo que a corto plazo ya no habrá espacio para el entierro de las personas.

De los panteones públicos del municipio, solo el Panteón Jardín es el que aún cuenta con un aproximado de mil espacios disponibles, y aunque hace dos años que el Ayuntamiento instaló un crematorio en este camposanto, los tapachultecos aún no tienen tan arraigada la cultura de cremar a sus seres queridos, lo que hace que los cementerios estén llegando a su máxima capacidad.

Te puede interesar: Familias huixtlecas visitan el panteón municipal desde temprano

Dijo que la pandemia del Covid-19 aceleró la saturación de los panteones, ya que en pleno pico de la enfermedad se llegaron a realizar hasta 100 entierros a la semana en ambos cementerios (Jardín y Municipal), cuando generalmente se realizan entre 20 y 30 inhumaciones en ese mismo período.

“Algunas personas que tienen adeudos de derechos de perpetuidad por varios años, con tal de evadir el pago del mismo, de manera irresponsable van y solicitan un espacio nuevo, cuya situación ha provocado que los panteones operen al límite de su capacidad”, agregó.

Rojas Cárdenas señaló que ante la saturación que presentan para inhumaciones, autoridades municipales pusieron en marcha el Servicio de Cremación, cuya opción comenzó a tener demanda tras la pandemia del COVID-19, aunque aún no hay una tradición o costumbre de los tapachultecos por esta alternativa para disponer del cuerpo de sus seres amados.

Y es que todos los días en los panteones mencionados, se hacen entre 3 a 4 inhumaciones, esto representa en cada año la demanda de cerca de mil espacios en los cementerios de Tapachula, por lo que en poco tiempo los camposantos rebasaron su capacidad.

El funcionario municipal agregó que el costo de cremación es de 3 mil pesos, que es apenas una tercera parte de lo que cobran las funerarias privadas; sin embargo, el cuerpo tiene que ser trasladado hasta este recinto funerario, ya que aún no cuentan con carrozas fúnebres para dar ese servicio.

En este servicio de cremación que ofrece el Ayuntamiento de Tapachula, los deudos tienen el espacio de un nicho para el descanso de las cenizas de su ser querido, con solo pagar una anualidad de 260 pesos. Además, hay espacios de nichos familiares que se ofrecen a las personas interesadas.

Alertan por perpetuidades que se ofrecen en redes

El secretario de Servicios Públicos Municipales alertó a la población a no comprar perpetuidades que actualmente se están ofreciendo por redes sociales. Dijo que además de no ser permitido, quienes ofrecen estos espacios en los panteones tienen adeudos con el Ayuntamiento.

Foto: Manuel Núñez | Diario del Sur

“Es un problema que se está detectando, personas que venden espacios de panteones en redes sociales. No es válida la venta, ya que a veces los ofertantes tienen adeudos y el otro es que por reglamento no se puede vender, solo se pueden traspasar a familiares cercanos, pero a otra persona ajena no es permitido, y quien lo haga puede ser sancionada con una multa”, explicó el servidor público.

Lee también: Se esperan más de 30 mil visitantes en panteones de Tapachula

Familiares que llegan a visitar a sus difuntos manifiestan que ocupan una parte que ellos compraron y poco a poco han ido edificando hasta en pasillos, donde antes se podía pasar, ahora tiene que ir brincando o esquivando los sepulcros.

“Uno de los peligros es que cuando se tienen que brincar o pasar encima de las tumbas se corre el riesgo de lastimarse o resbalarse con las cruces de fierro que están en los pasillos donde antes transitaba uno”, señala don Ismael, quien acudió a hacer limpieza a la tumba de un familiar.

Otro de los problemas son los terrenos que son donados, los cuales no cumplen con los reglamentos, ya que en tiempo de lluvia se inundan por que se encuentra en la zona baja, por el tramo de Jaritas, por eso el Ayuntamiento no lo ha ocupado.

La afluencia en los panteones ayer 1 de noviembre fue nutrida, ya que también las familias acudieron a limpiar las tumbas de sus seres amados y poder regresar el día de hoy a celebrar a sus seres amados.

En la entrada de los camposantos las autoridades han desplegado un operativo de seguridad para garantizar que esta festividad transcurra en orden y que las personas disfruten de un ambiente seguro en los camposantos.

El secretario de Servicios Públicos del gobierno de Tapachula, José Arturo Rojas Cárdenas, dio a conocer que tanto el Panteón Jardín como el Municipal se encuentran al 90 por ciento de su capacidad total, por lo que a corto plazo ya no habrá espacio para el entierro de las personas.

De los panteones públicos del municipio, solo el Panteón Jardín es el que aún cuenta con un aproximado de mil espacios disponibles, y aunque hace dos años que el Ayuntamiento instaló un crematorio en este camposanto, los tapachultecos aún no tienen tan arraigada la cultura de cremar a sus seres queridos, lo que hace que los cementerios estén llegando a su máxima capacidad.

Te puede interesar: Familias huixtlecas visitan el panteón municipal desde temprano

Dijo que la pandemia del Covid-19 aceleró la saturación de los panteones, ya que en pleno pico de la enfermedad se llegaron a realizar hasta 100 entierros a la semana en ambos cementerios (Jardín y Municipal), cuando generalmente se realizan entre 20 y 30 inhumaciones en ese mismo período.

“Algunas personas que tienen adeudos de derechos de perpetuidad por varios años, con tal de evadir el pago del mismo, de manera irresponsable van y solicitan un espacio nuevo, cuya situación ha provocado que los panteones operen al límite de su capacidad”, agregó.

Rojas Cárdenas señaló que ante la saturación que presentan para inhumaciones, autoridades municipales pusieron en marcha el Servicio de Cremación, cuya opción comenzó a tener demanda tras la pandemia del COVID-19, aunque aún no hay una tradición o costumbre de los tapachultecos por esta alternativa para disponer del cuerpo de sus seres amados.

Y es que todos los días en los panteones mencionados, se hacen entre 3 a 4 inhumaciones, esto representa en cada año la demanda de cerca de mil espacios en los cementerios de Tapachula, por lo que en poco tiempo los camposantos rebasaron su capacidad.

El funcionario municipal agregó que el costo de cremación es de 3 mil pesos, que es apenas una tercera parte de lo que cobran las funerarias privadas; sin embargo, el cuerpo tiene que ser trasladado hasta este recinto funerario, ya que aún no cuentan con carrozas fúnebres para dar ese servicio.

En este servicio de cremación que ofrece el Ayuntamiento de Tapachula, los deudos tienen el espacio de un nicho para el descanso de las cenizas de su ser querido, con solo pagar una anualidad de 260 pesos. Además, hay espacios de nichos familiares que se ofrecen a las personas interesadas.

Alertan por perpetuidades que se ofrecen en redes

El secretario de Servicios Públicos Municipales alertó a la población a no comprar perpetuidades que actualmente se están ofreciendo por redes sociales. Dijo que además de no ser permitido, quienes ofrecen estos espacios en los panteones tienen adeudos con el Ayuntamiento.

Foto: Manuel Núñez | Diario del Sur

“Es un problema que se está detectando, personas que venden espacios de panteones en redes sociales. No es válida la venta, ya que a veces los ofertantes tienen adeudos y el otro es que por reglamento no se puede vender, solo se pueden traspasar a familiares cercanos, pero a otra persona ajena no es permitido, y quien lo haga puede ser sancionada con una multa”, explicó el servidor público.

Lee también: Se esperan más de 30 mil visitantes en panteones de Tapachula

Familiares que llegan a visitar a sus difuntos manifiestan que ocupan una parte que ellos compraron y poco a poco han ido edificando hasta en pasillos, donde antes se podía pasar, ahora tiene que ir brincando o esquivando los sepulcros.

“Uno de los peligros es que cuando se tienen que brincar o pasar encima de las tumbas se corre el riesgo de lastimarse o resbalarse con las cruces de fierro que están en los pasillos donde antes transitaba uno”, señala don Ismael, quien acudió a hacer limpieza a la tumba de un familiar.

Otro de los problemas son los terrenos que son donados, los cuales no cumplen con los reglamentos, ya que en tiempo de lluvia se inundan por que se encuentra en la zona baja, por el tramo de Jaritas, por eso el Ayuntamiento no lo ha ocupado.

La afluencia en los panteones ayer 1 de noviembre fue nutrida, ya que también las familias acudieron a limpiar las tumbas de sus seres amados y poder regresar el día de hoy a celebrar a sus seres amados.

En la entrada de los camposantos las autoridades han desplegado un operativo de seguridad para garantizar que esta festividad transcurra en orden y que las personas disfruten de un ambiente seguro en los camposantos.

Policiaca

Ataque armado en colonia Patria Nueva, Tuxtla Gutiérrez

Testigos afirman que individuos armados se aproximaron a un grupo de personas en la mencionada dirección y abrió fuego indiscriminadamente.

Local

Conductor que atropelló a niño no sería juzgado por homicidio imprudencial

Las autoridades seguirán investigando para determinar la responsabilidad de la madre y del conductor

Local

Laurene Powell Jobs investiga fenómeno migratorio en la frontera sur

La gira de trabajo se centró en explorar oportunidades de colaboración para promover la movilidad laboral

Policiaca

Joven fallece en accidente carretero al impactarse contra barda

El fatal accidente tuvo lugar a la altura de la parada "La Hierba buena"

Policiaca

Taquero ejecutado a balazos en Tapachula; su ayudante resultó lesionada

Los hechos se registraron al nor oriente de la ciudad, nuevamente en el Bulevar de la 17a. calle Oriente

Local

Invaden más de 20 hectáreas en área protegida de Cabildo Amatal

A denuncias previas les dieron carpetazo, ahora son más de veinte hectáreas que se encuentran en peligro