/ miércoles 13 de noviembre de 2019

Policías estatales cerraron albergue para migrantes

Sin autorización judicial, los policías estatales cerraron el albergue para migrantes “Todo por Ellos”, además, varios de los uniformados del estado han hostigado a migrantes que han denunciado acoso y extorsiones

Elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSP) fueron denunciados por el director del albergue para menores migrantes “Todo por Ellos”, Ramón Verdugo Sánchez, manifestó que los gendarmes cerraron la puerta del albergue, además, corrieran a los migrantes que ahí se encontraban

Verdugo Sánchez, precisó que las autoridades estatales “no están facultados para cerrar las instalaciones, cerraron con candados y este orden la da el jefe de sector Julio César Jiménez Hernández, quien instruye a la oficial Apolonia de los Santos que estaba a cargo para que se retirará del inmueble y cerraron sin tener ninguna autoridad”, dijo.

Lee también: Estancias migratorias son cárceles para migrantes

El activista manifestó que la excusa que les dieron para cerrar el albergue y expulsar a los migrantes, es que los uniformados participarían en un desalojo, sin embargo, reiteró que esa corporación no cuentan con la autoridad para cerrar el albergue, además, “las personas que expulsaron eran cuatro mujeres, cada una con un menor, además de un varón los dejaron en la calle”.

Agregó que a pesar de contar con el mecanismo de protección para activistas y defensores de derechos humanos, las autoridades de la SSP iniciaron acciones de intimidación al colocar “patrullas y elementos policiacos a 30 metros del albergue Todo por Ellos”.

Te puede interesar: Se ha instalado un muro humano: Obispo

Destacó que también las autoridades de SSP a través del jefe de sector Julio César Jiménez Hernández, solicitaron datos personales de las personas albergadas en ese lugar, así como sus edades y nacionalidades, cuando “esta información no hay ninguna razón que la requieran, así que nos preocupa el hecho que estamos acompañado a víctimas de delitos y abusos por parte de elementos de la SSP, y no sabemos si quieren ubicar a quienes denunciaron y estar en los albergues, o haya represalias contra las personas que denunciaron a algunos oficiales, entre ellos, el comandante conocido como “El Pichón” que ha hostigado a los migrantes que han denunciado irregularidades”, dijo.

Explicó que el policía estatal conocido como “El Pichón”, pertenecía al grupo antipandillas, quien “se dedica a conseguir soplones, para que le informe como trabajan los grupos criminales en las calles, pero que lejos de integrar carpetas de investigación contra estas personas que delinquen, los extorsiona y entrega a las personas que dieron información sobre estos pillos, tenemos información de él, de dos grupos que hemos acompañado, así que “El Pinchón” extrae información y lo vende a los criminales”.

Ante esta situación, el activista interpuso su queja ante la Comisión Nacional de Derechos Humano (CNDH), para que se investigue todo lo relacionado a esos incidentes delictivos, así como abuso de autoridad de parte de las corporaciones policíacas.

El activista interpuso su queja ante la Comisión Nacional de Derechos Humano. Foto: Rubén Zúñiga/Diario del Sur

G.G

Elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSP) fueron denunciados por el director del albergue para menores migrantes “Todo por Ellos”, Ramón Verdugo Sánchez, manifestó que los gendarmes cerraron la puerta del albergue, además, corrieran a los migrantes que ahí se encontraban

Verdugo Sánchez, precisó que las autoridades estatales “no están facultados para cerrar las instalaciones, cerraron con candados y este orden la da el jefe de sector Julio César Jiménez Hernández, quien instruye a la oficial Apolonia de los Santos que estaba a cargo para que se retirará del inmueble y cerraron sin tener ninguna autoridad”, dijo.

Lee también: Estancias migratorias son cárceles para migrantes

El activista manifestó que la excusa que les dieron para cerrar el albergue y expulsar a los migrantes, es que los uniformados participarían en un desalojo, sin embargo, reiteró que esa corporación no cuentan con la autoridad para cerrar el albergue, además, “las personas que expulsaron eran cuatro mujeres, cada una con un menor, además de un varón los dejaron en la calle”.

Agregó que a pesar de contar con el mecanismo de protección para activistas y defensores de derechos humanos, las autoridades de la SSP iniciaron acciones de intimidación al colocar “patrullas y elementos policiacos a 30 metros del albergue Todo por Ellos”.

Te puede interesar: Se ha instalado un muro humano: Obispo

Destacó que también las autoridades de SSP a través del jefe de sector Julio César Jiménez Hernández, solicitaron datos personales de las personas albergadas en ese lugar, así como sus edades y nacionalidades, cuando “esta información no hay ninguna razón que la requieran, así que nos preocupa el hecho que estamos acompañado a víctimas de delitos y abusos por parte de elementos de la SSP, y no sabemos si quieren ubicar a quienes denunciaron y estar en los albergues, o haya represalias contra las personas que denunciaron a algunos oficiales, entre ellos, el comandante conocido como “El Pichón” que ha hostigado a los migrantes que han denunciado irregularidades”, dijo.

Explicó que el policía estatal conocido como “El Pichón”, pertenecía al grupo antipandillas, quien “se dedica a conseguir soplones, para que le informe como trabajan los grupos criminales en las calles, pero que lejos de integrar carpetas de investigación contra estas personas que delinquen, los extorsiona y entrega a las personas que dieron información sobre estos pillos, tenemos información de él, de dos grupos que hemos acompañado, así que “El Pinchón” extrae información y lo vende a los criminales”.

Ante esta situación, el activista interpuso su queja ante la Comisión Nacional de Derechos Humano (CNDH), para que se investigue todo lo relacionado a esos incidentes delictivos, así como abuso de autoridad de parte de las corporaciones policíacas.

El activista interpuso su queja ante la Comisión Nacional de Derechos Humano. Foto: Rubén Zúñiga/Diario del Sur

G.G