/ lunes 1 de abril de 2024

Familias afectadas por el Stan retornan a zonas de riesgo

En zonas de alto riesgo, aproximadamente 200 familias viven de manera irregular y han estado rehabilitando lo que quedó de sus casas, las cuales fueron arrasadas por el huracán Stan

A casi 19 años de la catástrofe del huracán Stan, que arrasó con barrios y colonias enteras en Huixtla y zonas suburbanas, más de 200 familias han regresado a dicha zona, pese a ser declarada de alto riesgo por el gobierno federal, por lo que en la actualidad no cuenta con servicios públicos como agua potable, drenaje o energía eléctrica.

Colonos señalan que cuentan con documentos de propiedad y que han tenido que regresar por no tener dónde vivir, y otros más porque han comprado.

Señalan que las colonias que prácticamente desaparecieron después de que la furia del río Huixtla arrasara con todo el 4 y 5 de octubre de 2005, fueron El Paraíso, Chamizal, Fonhapo, Mi Granja, Playa Bonita, parte del barrio Santa Cruz, entre otras.
Familias enteras se quedaron fuera de los programas de viviendas y no fueron reubicadas a los fraccionamientos Vida Mejor, San Vicente y Carlos Montemayor.

Actualmente son más de 200 familias que con sus propios recursos han ido limpiando, reconstruyendo e incluso construyendo nuevas viviendas en estas zonas, y señalan que el punto principal por el que han regresado a habitarlas es porque hay grupos de personas que han buscado invadirlas.

Otros citaron que falsos líderes comenzaron a vender estos patios a gente ajena a los barrios, y hay otros que fueron beneficiarios de los programas de viviendas, que también han decidido venderlos, por lo que dicha zona de desastre se ha vuelto un desorden y cada uno busca su conveniencia.

Jorge Arévalo, una de las personas que regresó a esta llamada “zona cero”, señala que él fue afectado en el barrio Santa Cruz y lamentablemente no fue beneficiado con una vivienda, por ello después del desastre tuvo que rentar para vivir con su familia, pero cansado de ello y ante la falta de recursos, decidió regresar a la zona del desastre y es donde vive actualmente.



Algunos pobladores han comenzado a construir sus casas a pesar de no contar con servicios básicos/Foto: Amílcar García / Diario del Sur



“A la zona han vuelto más de 200 familias, algunas vendieron sus casas que les había dado el gobierno en su momento, otros la verdad compraron y de esa manera han venido construyendo pequeñas casas de material, lámina y madera, además que también hay familias que según solamente están cuidando los patios, con el objetivo que no sean invadidos”, declaró.

Dejó en claro que el gobierno ha permitido que estos lugares sean habitados, y han sido las mismas familias las que han buscado los mecanismos de cómo tener servicios básicos, pues algunos ya se han conectado a la red de energía eléctrica para tener fluido eléctrico, por lo que hay gente que pagan a CFE y otros no.


Te puede interesar: Residentes de Nueva Tenochtitlán exigen solución a problema de baches


“En lo que respecta al barrio Santa Cruz, con el tiempo ya hasta se han regularizado al menos diez establecimientos donde venden bebidas embriagantes, luego que ellos mismos restablecieron el servicio de drenaje y trabajan libremente. ¡Ni modo que las familias que buscan vivir sin pagar renta no podamos hacerlo!”, expresó.

Otra de las colonias que fueron devastadas en el 2005 fue Mi Granja, la cual ha sido invadida por familias que construeron pequeñas casas que revelan han adquirido hasta en 10 mil pesos, sin embargo han comenzado a reaparecer los verdaderos dueños y esto ahora les genera preocupación.

FONHAPO UNA DE LAS ZONAS MÁS AFECTADAS


Durante el recorrido por la zona devastada, en entrevista con el presidente de la que fuera la colonia Ciudad de las Flores, Ramón García Matuz, menciona que son un total de 250 socios los que la fundaron, comprando 17 hectáreas. En ese entonces habían solicitado un crédito al Fondo Nacional de Viviendas Populares en México (FONHAPO).

En 2005 el huracán Stan los afectó y tras perder todo, los 250 socios y sus familias salieron con vida, pero desde entonces han sido víctimas de críticas de personas e incluso de algunas autoridades, sin tener conocimiento de la causa.


Entrada a una de las colonias donde han regresado los que fueron afectados por el huracán Stan/Foto: Amílcar García / Diario del Sur


Menciona que fueron beneficiarios de programas de viviendas pero porque estaban sujetos a crédito y a pesar de que sus casas estaban sepultadas y tenían daños psicológicos el FONHAPO les cobraba los 32 millones de pesos del crédito que les habían autorizado.


Ante tal situación, entablaron una mesa de diálogo apoyados por el entonces alcalde de Huixtla, Porfirio Lugardo López y la delegación de gobierno, ya que el FONHAPO pensaba que sus viviendas no habían sido afectadas y finalmente el crédito quedó cancelado .

“Lamentablemente hay gente que quiso invadir los terrenos, como ha sucedido en otros aledaños, pero no lo vamos a permitir, porque son de nosotros ya que contamos con escrituras. Ciertamente, el gobierno nos otorgó viviendas pero no son propias para habitar por una familia. Teníamos un seguro que debieron aplicar favorable y asignarnos casas más dignas, pero todos los damnificados fuimos cortados con la misma tijera”, explicó García Matuz.


¡Da clic aquí! Únete al canal del Diario del Sur en WhatsApp para no perderte de la información más importante


Ante esto, ahora dicha asociación busca vender las 17 hectáreas y recuperar recursos, ya que consideran que ahí podrían realizarse las ferias o una unidad deportiva, por lo que indican que no permitirán que la zona sea invadida.

En este caso ningún socio tiene interés de regresar a esta zona de desastre, al tiempo de indicar que frente a la escuela Juan Sabines hay gente que ha invadido parte del predio y ya han aplicado sanciones.

A casi 19 años de la catástrofe del huracán Stan, que arrasó con barrios y colonias enteras en Huixtla y zonas suburbanas, más de 200 familias han regresado a dicha zona, pese a ser declarada de alto riesgo por el gobierno federal, por lo que en la actualidad no cuenta con servicios públicos como agua potable, drenaje o energía eléctrica.

Colonos señalan que cuentan con documentos de propiedad y que han tenido que regresar por no tener dónde vivir, y otros más porque han comprado.

Señalan que las colonias que prácticamente desaparecieron después de que la furia del río Huixtla arrasara con todo el 4 y 5 de octubre de 2005, fueron El Paraíso, Chamizal, Fonhapo, Mi Granja, Playa Bonita, parte del barrio Santa Cruz, entre otras.
Familias enteras se quedaron fuera de los programas de viviendas y no fueron reubicadas a los fraccionamientos Vida Mejor, San Vicente y Carlos Montemayor.

Actualmente son más de 200 familias que con sus propios recursos han ido limpiando, reconstruyendo e incluso construyendo nuevas viviendas en estas zonas, y señalan que el punto principal por el que han regresado a habitarlas es porque hay grupos de personas que han buscado invadirlas.

Otros citaron que falsos líderes comenzaron a vender estos patios a gente ajena a los barrios, y hay otros que fueron beneficiarios de los programas de viviendas, que también han decidido venderlos, por lo que dicha zona de desastre se ha vuelto un desorden y cada uno busca su conveniencia.

Jorge Arévalo, una de las personas que regresó a esta llamada “zona cero”, señala que él fue afectado en el barrio Santa Cruz y lamentablemente no fue beneficiado con una vivienda, por ello después del desastre tuvo que rentar para vivir con su familia, pero cansado de ello y ante la falta de recursos, decidió regresar a la zona del desastre y es donde vive actualmente.



Algunos pobladores han comenzado a construir sus casas a pesar de no contar con servicios básicos/Foto: Amílcar García / Diario del Sur



“A la zona han vuelto más de 200 familias, algunas vendieron sus casas que les había dado el gobierno en su momento, otros la verdad compraron y de esa manera han venido construyendo pequeñas casas de material, lámina y madera, además que también hay familias que según solamente están cuidando los patios, con el objetivo que no sean invadidos”, declaró.

Dejó en claro que el gobierno ha permitido que estos lugares sean habitados, y han sido las mismas familias las que han buscado los mecanismos de cómo tener servicios básicos, pues algunos ya se han conectado a la red de energía eléctrica para tener fluido eléctrico, por lo que hay gente que pagan a CFE y otros no.


Te puede interesar: Residentes de Nueva Tenochtitlán exigen solución a problema de baches


“En lo que respecta al barrio Santa Cruz, con el tiempo ya hasta se han regularizado al menos diez establecimientos donde venden bebidas embriagantes, luego que ellos mismos restablecieron el servicio de drenaje y trabajan libremente. ¡Ni modo que las familias que buscan vivir sin pagar renta no podamos hacerlo!”, expresó.

Otra de las colonias que fueron devastadas en el 2005 fue Mi Granja, la cual ha sido invadida por familias que construeron pequeñas casas que revelan han adquirido hasta en 10 mil pesos, sin embargo han comenzado a reaparecer los verdaderos dueños y esto ahora les genera preocupación.

FONHAPO UNA DE LAS ZONAS MÁS AFECTADAS


Durante el recorrido por la zona devastada, en entrevista con el presidente de la que fuera la colonia Ciudad de las Flores, Ramón García Matuz, menciona que son un total de 250 socios los que la fundaron, comprando 17 hectáreas. En ese entonces habían solicitado un crédito al Fondo Nacional de Viviendas Populares en México (FONHAPO).

En 2005 el huracán Stan los afectó y tras perder todo, los 250 socios y sus familias salieron con vida, pero desde entonces han sido víctimas de críticas de personas e incluso de algunas autoridades, sin tener conocimiento de la causa.


Entrada a una de las colonias donde han regresado los que fueron afectados por el huracán Stan/Foto: Amílcar García / Diario del Sur


Menciona que fueron beneficiarios de programas de viviendas pero porque estaban sujetos a crédito y a pesar de que sus casas estaban sepultadas y tenían daños psicológicos el FONHAPO les cobraba los 32 millones de pesos del crédito que les habían autorizado.


Ante tal situación, entablaron una mesa de diálogo apoyados por el entonces alcalde de Huixtla, Porfirio Lugardo López y la delegación de gobierno, ya que el FONHAPO pensaba que sus viviendas no habían sido afectadas y finalmente el crédito quedó cancelado .

“Lamentablemente hay gente que quiso invadir los terrenos, como ha sucedido en otros aledaños, pero no lo vamos a permitir, porque son de nosotros ya que contamos con escrituras. Ciertamente, el gobierno nos otorgó viviendas pero no son propias para habitar por una familia. Teníamos un seguro que debieron aplicar favorable y asignarnos casas más dignas, pero todos los damnificados fuimos cortados con la misma tijera”, explicó García Matuz.


¡Da clic aquí! Únete al canal del Diario del Sur en WhatsApp para no perderte de la información más importante


Ante esto, ahora dicha asociación busca vender las 17 hectáreas y recuperar recursos, ya que consideran que ahí podrían realizarse las ferias o una unidad deportiva, por lo que indican que no permitirán que la zona sea invadida.

En este caso ningún socio tiene interés de regresar a esta zona de desastre, al tiempo de indicar que frente a la escuela Juan Sabines hay gente que ha invadido parte del predio y ya han aplicado sanciones.

Policiaca

Balean y hieren de gravedad a conductor en Lomas del Soconusco

El lugar quedó acordonado, como refuerzos se encontraban policías estatales y fronterizos, que estarían a la espera de Servicios Periciales

Doble Vía

5 peinados fáciles y bonitos para sobrevivir al calor

Estos peinados no solo te ayudarán a mantener el cabello protegido y fresco durante el verano, sino que también te permitirán lucir un estilo único y lleno de personalidad

Local

Delitos sin ser detectados por falta de cámaras de vigilancia en Tuzantán

El Ayuntamiento de Tuzantán, durante dos trienios, se ha mantenido alejado del C-4, y por ello no tiene equipo de cámaras de videovigilancia

Local

Celebran 84 Aniversario de la Dotación de Tierras con partido amistoso

De esta forma, el Club Tapachula Soconusco FC se sumó a estos festejos de Santo Domingo, que es la comunidad más poblada de Unión Juárez

Policiaca

Padre e hija llevan 5 días desaparecidos en Acapetahua, familiares los buscan

Cualquier información que pueda ayudar a encontrar a estas dos personas, comunicarse al número: 771 676 2993.

Local

PC atiende a migrantes en la carretera Costera por golpe de calor

Los paramédicos tambien han atendido a personas enfermas que han demostrado temor a ser deportados a su país de origen