/ viernes 31 de mayo de 2024

7 consejos básicos para iniciar en el ciclismo

Las bicicletas, más allá de ser un medio de transporte eficiente y ecológico, ofrecen una amplia gama de beneficios tanto para la salud física y mental

El ciclismo es una actividad emocionante que ofrece una variedad de opciones para quienes desean iniciarse en este deporte. Sin embargo, la multitud de tipos de bicicletas, terrenos y equipos pueden resultar abrumadores para los principiantes. Para ayudarte a comenzar, aquí te ofrecemos una guía detallada paso a paso.

1. Decide el tipo de ciclismo a practicar:

Lo primero que debes hacer es determinar el propósito de usar la bicicleta. ¿Es para recreación, ejercicio o transporte diario? Además, considera en qué tipo de terrenos planeas montar, ya sea carreteras asfaltadas, senderos de montaña o caminos urbanos.

Para simplificar, puedes elegir entre tres grandes grupos de bicicletas: de carretera, de montaña o de ciudad. Si buscas versatilidad, una bicicleta híbrida puede ser la opción adecuada.

2. Ten en cuenta la talla:

La talla de la bicicleta es crucial para tu comodidad y rendimiento deportivo. Se mide en relación con tu altura y la longitud del tubo vertical del cuadro. Aunque existen tablas orientativas, es importante probar varias bicicletas para encontrar la talla adecuada.

3. Decide cuánto quieres gastar:

El presupuesto es otro factor importante a considerar al iniciar en el ciclismo. Las bicicletas varían ampliamente en precio, desde modelos básicos asequibles hasta bicicletas sofisticadas de alto rendimiento. Como principiante, se recomienda gastar menos de 400 euros para una bicicleta que satisfaga tus necesidades iniciales.

4. Presta atención a los detalles técnicos:

Aspectos como el material del cuadro, el tipo de suspensión, los frenos, las llantas y los cambios son importantes al elegir una bicicleta. Además, ten en cuenta tu estilo de conducción y tus preferencias personales al seleccionar estos detalles técnicos.

5. Prueba:

Es crucial probar varias bicicletas antes de tomar una decisión final. Si es posible, visita una tienda física para probar diferentes modelos. Si compras en línea, asegúrate de revisar las políticas de devolución.

Tener un pasatiempo en familia ayuda a crear conexiones / Foto: Archivo / Diario del Sur

Cómo empezar con la bici

Antes de comenzar, es importante elegir una disciplina que se adapte a tus intereses y necesidades. Ya sea ciclismo de carretera o de montaña, cada uno tiene sus propias características y requerimientos.

Además, es esencial tener una planificación mínima para tus salidas en bicicleta, incluyendo la duración, el pronóstico del tiempo, la alimentación y la ruta a seguir.

Entrenamiento de ciclismo:

El entrenamiento progresivo es clave para mejorar tu rendimiento en el ciclismo. Comienza con sesiones de baja intensidad y aumenta gradualmente la duración y la intensidad a lo largo del tiempo.

Para el ciclismo de carretera, es útil tener en cuenta la frecuencia cardíaca máxima y ajustar el entrenamiento en consecuencia. Para el ciclismo de montaña, es importante adaptar el entrenamiento al terreno y las condiciones específicas.

Recuperación:

No subestimes la importancia del descanso y la recuperación en tu entrenamiento. Dedica al menos tres días a la semana para descansar y permite que tu cuerpo se recupere adecuadamente después de cada sesión de entrenamiento.


  • No te obsesiones con la velocidad y avanza a tu propio ritmo.
  • Busca compañía y consejos de ciclistas más experimentados.
  • Sé autosuficiente y aprende a realizar pequeñas reparaciones en la bicicleta.
  • No te olvides de estirar antes y después de montar en bicicleta.
  • Incorpora ejercicios de fuerza en tu rutina de entrenamiento.
  • Presta atención a tu alimentación y mantente bien hidratado durante las salidas en bicicleta.
  • Respeta las normas de circulación y practica la seguridad vial en todo momento.

Beneficios de andar en bicicleta

1. El ciclismo es una excelente forma de ejercicio aeróbico que fortalece el corazón, mejora la circulación sanguínea y reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

2. Ayuda a quemar calorías y a mantener un peso saludable. Una hora de ciclismo puede quemar entre 400 y 1000 calorías, dependiendo de la intensidad del esfuerzo y del peso del ciclista.

3. Pedalear trabaja los músculos de las piernas, glúteos y, en menor medida, los de la parte superior del cuerpo, mejorando el tono muscular y la flexibilidad.

4. El ejercicio libera endorfinas, que son conocidas como las hormonas de la felicidad. El ciclismo puede reducir el estrés, la ansiedad y la depresión, promoviendo una sensación general de bienestar.

5. A diferencia de otros ejercicios de alto impacto como correr, el ciclismo es suave para las articulaciones, lo que lo convierte en una opción ideal para personas con problemas articulares o que buscan una forma de ejercicio de bajo impacto.

6. Las bicicletas no emiten gases contaminantes, lo que contribuye a mejorar la calidad del aire y a reducir la huella de carbono.

7. Las bicicletas son más baratas de adquirir y mantener que los automóviles. Además, no requieren combustible, lo que significa un ahorro significativo en costos de transporte.

8. El ciclismo puede ser una actividad social que une a las personas, ya sea a través de paseos en familia, grupo, clubes de ciclismo o eventos comunitarios.

El ciclismo es una actividad emocionante que ofrece una variedad de opciones para quienes desean iniciarse en este deporte. Sin embargo, la multitud de tipos de bicicletas, terrenos y equipos pueden resultar abrumadores para los principiantes. Para ayudarte a comenzar, aquí te ofrecemos una guía detallada paso a paso.

1. Decide el tipo de ciclismo a practicar:

Lo primero que debes hacer es determinar el propósito de usar la bicicleta. ¿Es para recreación, ejercicio o transporte diario? Además, considera en qué tipo de terrenos planeas montar, ya sea carreteras asfaltadas, senderos de montaña o caminos urbanos.

Para simplificar, puedes elegir entre tres grandes grupos de bicicletas: de carretera, de montaña o de ciudad. Si buscas versatilidad, una bicicleta híbrida puede ser la opción adecuada.

2. Ten en cuenta la talla:

La talla de la bicicleta es crucial para tu comodidad y rendimiento deportivo. Se mide en relación con tu altura y la longitud del tubo vertical del cuadro. Aunque existen tablas orientativas, es importante probar varias bicicletas para encontrar la talla adecuada.

3. Decide cuánto quieres gastar:

El presupuesto es otro factor importante a considerar al iniciar en el ciclismo. Las bicicletas varían ampliamente en precio, desde modelos básicos asequibles hasta bicicletas sofisticadas de alto rendimiento. Como principiante, se recomienda gastar menos de 400 euros para una bicicleta que satisfaga tus necesidades iniciales.

4. Presta atención a los detalles técnicos:

Aspectos como el material del cuadro, el tipo de suspensión, los frenos, las llantas y los cambios son importantes al elegir una bicicleta. Además, ten en cuenta tu estilo de conducción y tus preferencias personales al seleccionar estos detalles técnicos.

5. Prueba:

Es crucial probar varias bicicletas antes de tomar una decisión final. Si es posible, visita una tienda física para probar diferentes modelos. Si compras en línea, asegúrate de revisar las políticas de devolución.

Tener un pasatiempo en familia ayuda a crear conexiones / Foto: Archivo / Diario del Sur

Cómo empezar con la bici

Antes de comenzar, es importante elegir una disciplina que se adapte a tus intereses y necesidades. Ya sea ciclismo de carretera o de montaña, cada uno tiene sus propias características y requerimientos.

Además, es esencial tener una planificación mínima para tus salidas en bicicleta, incluyendo la duración, el pronóstico del tiempo, la alimentación y la ruta a seguir.

Entrenamiento de ciclismo:

El entrenamiento progresivo es clave para mejorar tu rendimiento en el ciclismo. Comienza con sesiones de baja intensidad y aumenta gradualmente la duración y la intensidad a lo largo del tiempo.

Para el ciclismo de carretera, es útil tener en cuenta la frecuencia cardíaca máxima y ajustar el entrenamiento en consecuencia. Para el ciclismo de montaña, es importante adaptar el entrenamiento al terreno y las condiciones específicas.

Recuperación:

No subestimes la importancia del descanso y la recuperación en tu entrenamiento. Dedica al menos tres días a la semana para descansar y permite que tu cuerpo se recupere adecuadamente después de cada sesión de entrenamiento.


  • No te obsesiones con la velocidad y avanza a tu propio ritmo.
  • Busca compañía y consejos de ciclistas más experimentados.
  • Sé autosuficiente y aprende a realizar pequeñas reparaciones en la bicicleta.
  • No te olvides de estirar antes y después de montar en bicicleta.
  • Incorpora ejercicios de fuerza en tu rutina de entrenamiento.
  • Presta atención a tu alimentación y mantente bien hidratado durante las salidas en bicicleta.
  • Respeta las normas de circulación y practica la seguridad vial en todo momento.

Beneficios de andar en bicicleta

1. El ciclismo es una excelente forma de ejercicio aeróbico que fortalece el corazón, mejora la circulación sanguínea y reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

2. Ayuda a quemar calorías y a mantener un peso saludable. Una hora de ciclismo puede quemar entre 400 y 1000 calorías, dependiendo de la intensidad del esfuerzo y del peso del ciclista.

3. Pedalear trabaja los músculos de las piernas, glúteos y, en menor medida, los de la parte superior del cuerpo, mejorando el tono muscular y la flexibilidad.

4. El ejercicio libera endorfinas, que son conocidas como las hormonas de la felicidad. El ciclismo puede reducir el estrés, la ansiedad y la depresión, promoviendo una sensación general de bienestar.

5. A diferencia de otros ejercicios de alto impacto como correr, el ciclismo es suave para las articulaciones, lo que lo convierte en una opción ideal para personas con problemas articulares o que buscan una forma de ejercicio de bajo impacto.

6. Las bicicletas no emiten gases contaminantes, lo que contribuye a mejorar la calidad del aire y a reducir la huella de carbono.

7. Las bicicletas son más baratas de adquirir y mantener que los automóviles. Además, no requieren combustible, lo que significa un ahorro significativo en costos de transporte.

8. El ciclismo puede ser una actividad social que une a las personas, ya sea a través de paseos en familia, grupo, clubes de ciclismo o eventos comunitarios.

Local

Habitantes de la Sierra viven bajo amenazas, bloqueos y enfrentamientos

En la zona hay cortes de energía eléctrica, de la red celular y de internet, además las tiendas han comenzado a sufrir desabasto de insumos básicos

Local

Cruza fronteras sociales: 40 muertes en el Soconusco por alcoholismo en 2024

Este fenómeno, ha llevado a muchos a perderlo todo y terminar en las calles, revelando una crisis profunda de salud pública que urge sea abordada

Local

¡Conmovedor! Novia ofrece regalar su vestido para mujer que lo necesite

Este gesto no solo aliviará la carga financiera de una pareja en su día especial, sino que también les proporcionará un hermoso espacio para celebrar su amor

Local

Caminaremos lo necesario para llegar a Estados Unidos: Migrantes

No es fácil caminar por la carretera por los fuertes calores que se sienten, pero migrantes no tienen otra opción

Local

Realizan limpia tradicional antigua Maya-Mam en parque Bicentenario

La ceremonia no solo celebra la tradición, sino que también llama a la acción para mejorar las condiciones de vida de las comunidades indígenas

Finanzas

5 beneficios de contar con un asesor hipotecario

Desde entender tus opciones hasta negociar mejores términos y prevenir errores costosos, un asesor hipotecario es un aliado invaluable