/ lunes 22 de enero de 2024

Libramiento Sur se convierte en periférico, quedó encapsulado por la ciudad

Especialistas aseguran que el Libramiento Sur ya quedó obsoleto en su función debido a que la ciudad ha ido creciendo hacia el sur y ahora funciona como un periférico

El Libramiento Sur, que inicia desde el ejido Viva México en Tapachula y termina hasta el fraccionamiento los Encinos, del municipio de Tuxtla Chico, se encuentra actualmente ahorcado por la ciudad y el flujo de vehículos se ha tornado cada vez más lento, pues la mancha urbana ha dado paso a la colocación de semáforos, topes y reductores viales.

Lo que en al inicio de su construcción serviría para poder desfogar el congestionamiento vial de la ciudad de Tapachula, ahora ha sido absorbido por más de 20 colonias y fraccionamientos como Buenos Aires, Cafetales, Antiguo Aeropuerto, Residencial Trópico, Valle Dorado, Los Palacios, Terranova, Solidaridad 2000, Jaime Sabines, Unidad y Fuerza, Pobres Unidos, Terranova, Llano La Lima, Cebadilla, Arbolada, Andares, 28 de Octubre, El Palmar, La joya, entre otros.

De acuerdo con el artículo 49 de la Ley de Movilidad, el límite de velocidad en libramientos, que es de jurisdicción federal, es de entre 80 y 110 kilómetros por hora, pero actualmente en el de Tapachula hay señalizaciones de reducción de velocidad de hasta 60 kilómetros por hora, debido a la densidad poblacional que existe.

“Sabemos que la ciudad va creciendo considerablemente, que la mayoría de negocios establecidos o hasta las mismas plazas comerciales buscan el lado sur, pero el Libramiento Sur Poniente ya no funge su función principal, que es la de desfogar el tráfico, pareciera como si se tratase del mismo periférico, pero que a la vez es una trampa mortal tanto para los automovilistas como los peatones” expresó don Jerónimo Páez, quien circula a diario por esa vialidad.

El Coordinador de la Comisión de Urbanismo, el doctor Arquitecto Miguel Ángel Juárez Pichardo confirmó que el libramiento ya quedó obsoleto en su función y fue absorbido por la mancha de la ciudad, operando como un periférico. “Debieron hacer una pirámide de movilidad pensando primero en el peatón, el transporte público, el origen del destino. Hicieron todo lo contrario, sólo se enfocaron en la vialidad de los vehículos”, señaló.

El flujo vial en el Libramiento Sur es lento debido a que hay semáforos, boyas reductoras de velocidad y topes peatonales / Foto: Manuel Núñez | Diario del Sur

Recientemente se anunció su ampliación a cuatro carriles por parte de las autoridades municipales y estatales, a lo que los expertos advirtieron que habrá más accidentes.

"Al tratar de habilitar otros dos carriles en el libramiento lo único que va a ocasionar son más accidentes tras la mala planificación, no hay comunicación con los tres órdenes de gobierno para hacer una planeación efectiva, se debió planificar a un futuro de 30 a 40 años para que diera buenos resultados, pensando siempre en los peatones, ciclistas y el transporte público, como en las ciudades del primer mundo”, agregó

Mencionó que lo único que podría hacerse es buscar vías alternas que pudieran atravesar la ciudad de oriente al poniente con rutas alternas para dar movilidad. “Era bueno cómo se había tenido la ideología que si el peatón estaba más seguro al recorrer el libramiento podría generar ventas y salud. La ciudad crece enormemente hacía el sur pero debe existir una buena planificación”, dijo.

Por su parte, el presidente del colegio de Arquitectos de Tapachula Bernabe Constantino indicó que con lo que pasa con la carretera federal hacía Puerto Madero, que tiene bastante accidentes casi a diario, lo que se podría hacer es otra vía alterna que tuviera tres puntos importantes como son Ciudad Salud, Hospital General de Tapachula y directo al Puerto.

Aseveró que otra arteria vial alterna que podría garantizar la seguridad de la gente, ahora mismo el libramiento de Tapachula, es otra vialidad más de la ciudad, ya que hay semáforos, boyas reductoras de velocidad y hasta topes peatonales.

Tramos peligrosos en el Libramiento Sur

Otros de los problemas que enfrenta el Libramiento son los tramos peligrosos a lo largo y ancho de su arteria. José Julián, habitante de una de las colonias alrededor del Libramiento, señala que es demasiado pesado el tráfico, “se tarda uno más de 15 minutos poder cruzar de extremo a extremo la calle. Aquellos que venimos a Bodega Aurrera exponemos la vida con tal de ir por la despensa, pero es una actividad diaria y urge buscar soluciones para que las autoridades correspondientes tomen cartas en el asunto”.

“Donde hay baches ahí sí van a vuelta de rueda los vehículos. Se ocupan topes peatonales y más boyas reductoras de velocidad. Según el libramiento daría agilidad para evitar este tipo de cuestiones, pero ahora solo es considerada como una arteria vial más, ya fue sobrepasada” puntualizó de León Barrera.

El Libramiento está iluminado por tramos y en otros se encuentra abandonado, con problemas de rehabilitación y de inseguridad. Los accidentes que se suscitaron en el pasado 2023 fueron alrededor de 20, de los cuales cuatro personas perdieron la vida, entre ellos peatones y motociclistas.

Autoridades se deslindan del tema, diciendo que no hay presupuesto para las mejoras y que por ser un tramo no municipal le corresponde al estado.

Colonos demandan botones de pánico y a la vez de emergencia, patrullas que aperciban y sancionen a aquellos que infrinjan las leyes viales.

La lente del Diario del Sur captó un tramo, cerca del parque industrial Tamarindos, en donde trabajadores intentaban cruzar para poder llegar a una parada del transporte público, la cual se encuentra en pésimas condiciones y entre maleza. Al cruzar hacia el otro extremo de la carretera, no lo pudieron hacer de manera inmediata, a pesar de que existen señalamientos de disco que son de 60 kilómetros por hora. Vehículos pesados, especialmente los tráileres, circulan a más de 100 kilómetros por hora.

Otro punto problemático es la entrada al camino a La Pita, en donde los habitantes de la Cebadilla, pese a que colocaron dos líneas con boyas reductoras de velocidad, les es difícil poder acceder al otro extremo, hasta temen por su integridad ya que también los motociclistas exceden los límites de velocidad permitidos por la autoridad.

La circulación es lenta en el libramiento sur de Tapachula / Foto: Manuel Núñez | Diario del Sur

A la altura de Bodega Aurrera también padecen del mismo mal por el exceso de velocidad y el gran congestionamiento que se genera en horarios de la tarde-noche. Muchos vehículos pesados acuden con mercancías de diferentes partes de la República y terminan en Ciudad Hidalgo.


El Libramiento Sur, que inicia desde el ejido Viva México en Tapachula y termina hasta el fraccionamiento los Encinos, del municipio de Tuxtla Chico, se encuentra actualmente ahorcado por la ciudad y el flujo de vehículos se ha tornado cada vez más lento, pues la mancha urbana ha dado paso a la colocación de semáforos, topes y reductores viales.

Lo que en al inicio de su construcción serviría para poder desfogar el congestionamiento vial de la ciudad de Tapachula, ahora ha sido absorbido por más de 20 colonias y fraccionamientos como Buenos Aires, Cafetales, Antiguo Aeropuerto, Residencial Trópico, Valle Dorado, Los Palacios, Terranova, Solidaridad 2000, Jaime Sabines, Unidad y Fuerza, Pobres Unidos, Terranova, Llano La Lima, Cebadilla, Arbolada, Andares, 28 de Octubre, El Palmar, La joya, entre otros.

De acuerdo con el artículo 49 de la Ley de Movilidad, el límite de velocidad en libramientos, que es de jurisdicción federal, es de entre 80 y 110 kilómetros por hora, pero actualmente en el de Tapachula hay señalizaciones de reducción de velocidad de hasta 60 kilómetros por hora, debido a la densidad poblacional que existe.

“Sabemos que la ciudad va creciendo considerablemente, que la mayoría de negocios establecidos o hasta las mismas plazas comerciales buscan el lado sur, pero el Libramiento Sur Poniente ya no funge su función principal, que es la de desfogar el tráfico, pareciera como si se tratase del mismo periférico, pero que a la vez es una trampa mortal tanto para los automovilistas como los peatones” expresó don Jerónimo Páez, quien circula a diario por esa vialidad.

El Coordinador de la Comisión de Urbanismo, el doctor Arquitecto Miguel Ángel Juárez Pichardo confirmó que el libramiento ya quedó obsoleto en su función y fue absorbido por la mancha de la ciudad, operando como un periférico. “Debieron hacer una pirámide de movilidad pensando primero en el peatón, el transporte público, el origen del destino. Hicieron todo lo contrario, sólo se enfocaron en la vialidad de los vehículos”, señaló.

El flujo vial en el Libramiento Sur es lento debido a que hay semáforos, boyas reductoras de velocidad y topes peatonales / Foto: Manuel Núñez | Diario del Sur

Recientemente se anunció su ampliación a cuatro carriles por parte de las autoridades municipales y estatales, a lo que los expertos advirtieron que habrá más accidentes.

"Al tratar de habilitar otros dos carriles en el libramiento lo único que va a ocasionar son más accidentes tras la mala planificación, no hay comunicación con los tres órdenes de gobierno para hacer una planeación efectiva, se debió planificar a un futuro de 30 a 40 años para que diera buenos resultados, pensando siempre en los peatones, ciclistas y el transporte público, como en las ciudades del primer mundo”, agregó

Mencionó que lo único que podría hacerse es buscar vías alternas que pudieran atravesar la ciudad de oriente al poniente con rutas alternas para dar movilidad. “Era bueno cómo se había tenido la ideología que si el peatón estaba más seguro al recorrer el libramiento podría generar ventas y salud. La ciudad crece enormemente hacía el sur pero debe existir una buena planificación”, dijo.

Por su parte, el presidente del colegio de Arquitectos de Tapachula Bernabe Constantino indicó que con lo que pasa con la carretera federal hacía Puerto Madero, que tiene bastante accidentes casi a diario, lo que se podría hacer es otra vía alterna que tuviera tres puntos importantes como son Ciudad Salud, Hospital General de Tapachula y directo al Puerto.

Aseveró que otra arteria vial alterna que podría garantizar la seguridad de la gente, ahora mismo el libramiento de Tapachula, es otra vialidad más de la ciudad, ya que hay semáforos, boyas reductoras de velocidad y hasta topes peatonales.

Tramos peligrosos en el Libramiento Sur

Otros de los problemas que enfrenta el Libramiento son los tramos peligrosos a lo largo y ancho de su arteria. José Julián, habitante de una de las colonias alrededor del Libramiento, señala que es demasiado pesado el tráfico, “se tarda uno más de 15 minutos poder cruzar de extremo a extremo la calle. Aquellos que venimos a Bodega Aurrera exponemos la vida con tal de ir por la despensa, pero es una actividad diaria y urge buscar soluciones para que las autoridades correspondientes tomen cartas en el asunto”.

“Donde hay baches ahí sí van a vuelta de rueda los vehículos. Se ocupan topes peatonales y más boyas reductoras de velocidad. Según el libramiento daría agilidad para evitar este tipo de cuestiones, pero ahora solo es considerada como una arteria vial más, ya fue sobrepasada” puntualizó de León Barrera.

El Libramiento está iluminado por tramos y en otros se encuentra abandonado, con problemas de rehabilitación y de inseguridad. Los accidentes que se suscitaron en el pasado 2023 fueron alrededor de 20, de los cuales cuatro personas perdieron la vida, entre ellos peatones y motociclistas.

Autoridades se deslindan del tema, diciendo que no hay presupuesto para las mejoras y que por ser un tramo no municipal le corresponde al estado.

Colonos demandan botones de pánico y a la vez de emergencia, patrullas que aperciban y sancionen a aquellos que infrinjan las leyes viales.

La lente del Diario del Sur captó un tramo, cerca del parque industrial Tamarindos, en donde trabajadores intentaban cruzar para poder llegar a una parada del transporte público, la cual se encuentra en pésimas condiciones y entre maleza. Al cruzar hacia el otro extremo de la carretera, no lo pudieron hacer de manera inmediata, a pesar de que existen señalamientos de disco que son de 60 kilómetros por hora. Vehículos pesados, especialmente los tráileres, circulan a más de 100 kilómetros por hora.

Otro punto problemático es la entrada al camino a La Pita, en donde los habitantes de la Cebadilla, pese a que colocaron dos líneas con boyas reductoras de velocidad, les es difícil poder acceder al otro extremo, hasta temen por su integridad ya que también los motociclistas exceden los límites de velocidad permitidos por la autoridad.

La circulación es lenta en el libramiento sur de Tapachula / Foto: Manuel Núñez | Diario del Sur

A la altura de Bodega Aurrera también padecen del mismo mal por el exceso de velocidad y el gran congestionamiento que se genera en horarios de la tarde-noche. Muchos vehículos pesados acuden con mercancías de diferentes partes de la República y terminan en Ciudad Hidalgo.


Policiaca

Encuentran a joven asesinado a balazos en Huixtla

La Fiscalía de Distrito ha iniciado una carpeta de investigación por el delito de homicidio calificado en contra de quien o quienes resulten responsables

Doble Vía

5 series educativas para niños en estas vacaciones de verano

Estas series son una excelente manera de aprovechar el tiempo frente a la pantalla durante las vacaciones de verano

Local

Calles del centro de Tapachula se encuentran plagadas de baches

El mal estado de las calles provoca accidentes en temporada de lluvias y descompostura de las unidades, además de ponchadura de llantas

Turismo

Vacaciones de verano: 3 parques de atracciones en Guatemala

Descubre tres emocionantes parques en Guatemala para visitar estas vacaciones de verano

Deportes

Béisbol en Tapachula: De la gloria a la lucha por permanecer vivo

En los años 70´s, la Liga de Beisbol de Tapachula era fuerte y competitiva, ahora solo cuenta con cinco equipos   

Local

¡Ayuda para Christian! Familia pide apoyo para operaciones de joven motociclista

La familia pide apoyo ciudadano, requieren casi 90 mil pesos para salvarle la pierna, indicó su progenitora